photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

¿A Dónde van los Ficus?

4838

4859

Por Jesús Aguado

Las razones que dieron activistas para que no se reubiquen 31 árboles (de ornato) de Avenida Guadalupe, fueron varias; y la postura del gobierno municipal siempre fue “los árboles se van”. Primero dijeron que se plantarían en escuelas, luego mencionaron el Parque Bicentenario, y ahora han dicho que irán a diversos puntos de la ciudad como: escuelas, plazas públicas, y hasta iglesias.

Los interesados en que los árboles se quedaran sobre la avenida—que será repavimentada, e incluirá una arquería para el Mercado Guadalupe—argumentaron que las raíces están interconectadas, y que al remover un árbol la base de los demás sería dañada, también hablaron sobre la temporada no adecuada para removerlos, y las pocas probabilidades de supervivencia. A pesar de los activistas, el secretario de Gobierno y Ayuntamiento aseguró que se está respetando la legalidad, y que ésta será reforzada al momento de la remoción.

El Director de Obra Pública Antonio Soria aseguró que los árboles son maltratados en el espacio, y la experta en medio ambiente Lorena Patiño, aseguró que éstos buscan la humedad y comenzaron a dañar la infraestructura. También explicó el proceso de remoción, y argumentó que el 80 por ciento de éstos sobrevivirían.

En un comunicado, el gobierno municipal indicó que los árboles se reubicarán en áreas como: capilla de comunidad Los González, Parque Integral Puente del Carmen, Parque Insurgentes, Parque San Antonio del Varal y Parque Kiosko Sosnabar.

En el área urbana, entre la lista para la recepción están: área pública en colonia Bellavista y parque de La Luciérnaga y fraccionamiento Los Santos. “El destino final de los árboles se determinará de acuerdo a las propias características naturales de las zonas, con el objetivo de lograr la permanencia de estos ejemplares en los terrenos más adecuados para su recepción” decía el comunicado, incluyendo planos de ubicación.

Caos

La paz fue rota en la Avenida Guadalupe la madrugada (1am) del 14 de octubre, cuando el diálogo se rompió entre la autoridad y los manifestantes. Cuando la maquinaria pesada llegó para retirar los árboles, los manifestantes se opusieron y por eso 10 mexicanos mayores de edad fueron llevados a los separos municipales; y dos extranjeros—alemán y colombiana—fueron también arrestados. El gobierno local indicó que Raik N, no acreditó estadía legal en el país, entonces fue dispuesto a la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Sobre los extranjeros, un comunicado de la administración indicó que se inmiscuyeron en asuntos políticos del país, y por ello violaron el artículo 33 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

A la 1pm el mismo día, un centenar de activistas se reunieron en el Jardín Principal para protestar contra la remoción de árboles, pero también para solicitar la liberación de las personas arrestadas 12 horas antes. Una hora después se desplazaron hacia Avenida Guadalupe, se colocaron en un extremo mientras que al otro llegó la fuerza pública y colocó un cerco.

Maquinaria llegó, y removió dos ficus. La agresión hacia la fuerza policial, en un inicio fue verbal, y más tarde hubo contacto físico y la manifestación se tornó ríspida cuando los ciudadanos intentaban cruzar el cerco para abrazarse a los árboles. Más tarde los trabajos se detuvieron, y una representante proambiental habló con los activistas diciéndoles que el gobierno estuvo cerrado al diálogo y que los árboles se removerían, pidió que siguieran luchando de forma pacífica.

Por su parte, el secretario de Gobierno y Ayuntamiento en San Miguel—Gonzalo González—dijo que la administración municipal plantará mil árboles más en los días por venir y la Secretaría de la Defensa Nacional donará 10 mil más que serán plantados en San Miguel.

González sí aclaró que la obra continuaría, y que se usará la ley hasta donde fuese necesario porque incluso, el Ministerio Público podría iniciar investigaciones contra quienes estuvieran obstruyendo la obra.

Al ir a prensa, XX árboles habían sido removidos.

El Proyecto

Antonio Soria mencionó que el proyecto para repavimentar la avenida Guadalupe ha estado desde hace varios años, y cuando los gremios comerciales de la plaza Guadalupe solicitaron una mejora en el mercado, entonces se le presentó otro proyecto que también estaba en los archivos de la administración, una arquería que va de calle San Rafael hasta Insurgentes.

Como se iba a repavimentar—concreto estampado—la avenida, se expuso el proyecto de arquería a los gremios comerciales y éstos aceptaron no sólo la remodelación, sino la aportación por más de siete mil pesos para que la arquería fuese una realidad.

Las columnas (de concreto) de la arquería estarían forradas con cantera en su base, y el arco también incluiría ése material, además de la cornisa, y un techado simple de concreto. Con esta construcción, también se regularía el comercio para que no ocupen el espacio peatonal para exhibir su mercancía, sino que sea para uso para los clientes, “como los portales de las plazas principales”, mencionó Soria. La obra tendrá un costo de 7.5 millones de pesos. La aportación municipal será de 70 por ciento, y el resto será fondeado con aportaciones de los comerciantes.

Se espera que las obras con inversión de 21.5 millones de pesos concluyan entre enero y marzo de 2020.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove