photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

San Miguel Inspiró para estas magníficas fotografías

Los ojos de la Catrina

Niña Catrina

Por Jesús Aguado

El Corazón de México es San Miguel, y el corazón de esta ciudad es La Biblioteca, el punto de encuentro para todos, y el magneto de gente buena. Esta organización atrajo la atención del fotógrafo internacional Harry John Kerker, quien con su lente capturó la vida cotidiana de San Miguel, y donó un portafolio de 120 fotografías que serán exhibidas en el café Santa Ana. Los fondos irán para el programa cultural y educativo para la niñez de la Biblioteca.

Hace un par de años, la Biblioteca atrajo a Debra Broussard quien estaba interesada en buscar, y encontrar la historia de una casa que recientemente había adquirido. Y no solo encontró la información que buscaba, sino que encontró a gente que conocía a los dueños anteriores de la casa, y pinturas de éstos, algunas de ellas estaban en este edificio de Biblioteca. Broussard vino tan frecuente que comenzó a catalogar el arte de la organización “andaba de arriba debajo de la escalera, con un plumero, desempolvando las imágenes” comentó. Ya luego fue invitada a unirse al consejo directivo.

Harry John Kerker es un artista y fotógrafo estadounidense con base en Los Ángeles. Ha recibido más de 100 premios internacionales por sus creaciones, además de una nominación al Emmy por televisión. El trabajo de Kerker es principalmente exhibido en los Estados Unidos y México. Constantemente apoya programas que benefician a niños en condiciones de vulnerabilidad.

En 2018, después de su última exhibición en San Miguel, aún tenía gran cantidad de trabajos. Dijo para Atención que decidió—en lugar de ponerlos en una bodega—darles un mejor uso. Así se acercó a Broussard y donó un portafolio con 120 de sus piezas fotográficas. “Mucho de mi éxito se lo debo a la gente de San Miguel de Allende, decidí que no había mejor manera de agradecer que donar mi colección para apoyar a la Biblioteca y sus programas comunitarios” dijo para este semanario.

La colección que donó incluye Día de los Muertos, paisajes de la ciudad, una amplia colección de mariachis, artesanos, actores callejeros, y más. La mejor descripción de sus trabajos encajaría en histórico-contemporáneo. En las fotografías se pueden apreciar colores discretos así como sepias que dan un toque sin tiempo.

Después de esa donación, Debra Broussard colocó 30 piezas en el Primer Evento para Recaudación de Fondos de la Biblioteca, en marzo. Al final de la fiesta, todas las piezas habían sido compradas en la subasta silenciosa.

Ahora, para celebrar Día de Muertos la segunda selección se ha hecho, y ésta se podrá ver en los muros del Café Santa Ana a partir del 1 de octubre y hasta el 15 de noviembre. Aquí se podrán ver calaveras, catrinas, “un poquito de todo” dijo Broussard, pero más enfocado a la temporada.

Los valores de las piezas serán razonables, mencionó Debra, y es muy fácil conseguir la imagen. Éstas tendrán una etiqueta con número, título y valor. Los interesados en comprarlas, deben ir a la tienda Tesoros, decir al responsable de la tienda el número de pieza que gusta comprar, y cubrir el valor. La tienda entregará el recibo y con éste el cliente feliz podrá tener ayuda del staff del café para retirar la pieza, y envolverla.

Los fondos irán 100 por ciento a los programas educativos para la niñez.

Si desea contactar a la vicepresidente Debra Broussard, envíe un correo a vicepresidente@labibliotecapublica.org

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove