photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Kínder sin nombre continúa entre robos y falta de infraestructura

Área del Jardín de Niños

Interior del aula

Por Jesús Aguado

La quinta generación de estudiantes en preescolar concluirá en julio 2020 en el jardín de niños ubicado—irónicamente—en la colonia Magisterio del Ejido de Tirado en donde hay unas diez colonias, aunque en la zona urbana, algunas de ellas están sin agua potable y con calles sin pavimento o empedrado, es el otro San Miguel.

Ahí, hace siete años surgió la necesidad de tener un preescolar, de hecho, al inicio los papás pagaban la renta de una casa, ya luego la Secretaría de Educación proporcionó aulas móviles, que hacen honor al calificativo pues según declaraciones previas de maestras; se balanceaban con el viento, además son muy frías durante el invierno y muy calientes durante el verano. Afortunadamente no tienen goteras.

Las aulas venían acompañadas con mobiliario—sillas y mesas. Han pasado cuatro años desde que Atención visitó el lugar en el que incluso en una ocasión alguien robó los tambos para el agua. Ahora hay una malla perimetral, hay baños (unos construidos y financiados por los padres de familia, y otros por la Secretaría de Educación.

Ahora hay agua potable, hay un espacio con juegos infantiles (antes los niños jugaban solo con unas llantas clavadas en la tierra), ahora hay también un corto camino de concreto que va de la puerta hacia la puerta de las aulas (fue financiado por los papás), y también uno de los “salones” fue decorado con apoyo del Centro para los Adolescentes de San Miguel de Allende, pero el lodo persiste en temporada de lluvia.

Atención visitó el preescolar, y es que el consejo de la escuela José Vasconcelos decidió donar mobiliario para el kínder sin nombre—mesas y sillas—hace tres semanas, sin embargo, la semana siguiente no únicamente las sillas, sino también mesas, una bocina (no duró ni dos días en el salón) junto a otro material de trabajo de los estudiantes fue robado de las aulas “es que son muy frágiles” dijo una madre de familia, “con un golpe se abre la puerta”.

¿Sí o no?

Previamente, la Secretaría de Educación Pública de Guanajuato dijo para este medio que en el lugar no existía infraestructura por la falta de escrituras, y es que no se podía construir salones en tierra irregular—es decir sin documentos donde la SEG sea el propietario. En 2015—porque el municipio donaría el terreno—Atención cuestionó a los funcionarios la razón por la que no se contaba con esos documentos dijeron que en seis meses tendrían las escrituras. Lo mismo se dijo en la administración 2015-2018.

Actualmente en entrevista con el Secretario de Gobierno en San Miguel cuestionamos el status del trámite de escrituración. El secretario Gonzalo González dijo que ya la Secretaría de Educación SEG tiene las escrituras del terreno desde 2018, sin embargo, los funcionarios estatales solicitaron un espacio mayor al que ya se tenía escriturado, y por eso a los 2,936 metros cuadrados se le agregó un espacio con igual extensión. Aseguró el secretario González que en 15 días la notaría 14 tendrá las escrituras, y entonces serán entregadas a la SEG que, junto al Instituto de Infraestructura del Estado tendrá la tarea de construir lo necesario.

Del despacho de la delegada de educación (Monserrat Bataller Sala) en la región Norte dijeron para Atención que la Secretaría de Educación no tiene escritura alguna. Ahora que no cuenta esa delegación con un departamento de relaciones públicas, tratamos de conseguir la información en Guanajuato, sin embargo, será posterior que tengamos una entrevista con la delegada pues la burocracia detuvo la información que requerimos.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove