photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

El costo de “embellecer” Avenida Guadalupe

Rénder con arquería y pavimento

Por Jesús Aguado

La Avenida Guadalupe es popular, por su tránsito, comercio, y también porque divide la zona centro de la colonia San Rafael y la zona donde más de los homicidios dolosos han ocurrido en San Miguel.

En la división—un camellón—hay 30 ficus, una palmera, una casuarina, una jacaranda, y un árbol muerto. Para poder ampliar la avenida Guadalupe hay un proyecto que iniciará este mes, además se cambiará la fachada del desorden comercial en la zona con una arquería. Un grupo de personas se oponen a la remoción de los árboles (que serán trasplantados en el Parque Bicentenario) mientras que el gobierno y gremios comerciales están a favor del cambio.

El Proyecto

Antonio Soria, director de Infraestructura y Obra Pública en la ciudad, dijo para este medio que el proyecto para repavimentar la avenida Guadalupe ha estado desde hace varios años, y cuando los gremios comerciales de la plaza Guadalupe solicitaron una mejora en el mercado, entonces se le presentó otro proyecto que también estaba en los archivos de la administración, una arquería que va de calle San Rafael hasta Insurgentes.

Como se iba a repavimentar—concreto estampado—la avenida, se expuso el proyecto de arquería a los gremios comerciales y éstos aceptaron no sólo la remodelación, sino la aportación por más de siete mil pesos para que la arquería fuese una realidad.

Las columnas (de concreto) de la arquería estarían forradas con cantera en su base, y el arco también incluiría ése material, además de la cornisa, y un techado simple de concreto. Con esta construcción, también se regularía el comercio para que no ocupen el espacio peatonal para exhibir su mercancía, sino que sea para uso para los clientes, “como los portales de las plazas principales”, mencionó Soria. La obra tendrá un costo de 7.5 millones de pesos. La aportación municipal será de 70 por ciento, y el resto será fondeado con aportaciones de los comerciantes.

Se espera que la obra inicie en octubre, con una pausa en diciembre por las actividades comerciales, se retoma en enero y se espera concluya en marzo de 2020.

Se espera que las obras para la repavimentación inicien el 20 de septiembre. La obra tendrá una inversión municipal por 21.5 millones de pesos. La terminación sería en diciembre.

Salvemos 41 árboles

Nadie sabe quién plantó los árboles que actualmente se encuentran en la división de carriles en la avenida Guadalupe. Los comerciantes dicen que fue el gobierno—hace más de 20 años—y el gobierno dice que fueron los vecinos. Lo que sí, mencionó Soria, es que no fue la mejor decisión en las especies; y ahora de acuerdo con Lorena Patiño, asesora externa en temas ecológicos de la Dirección de Sustentabilidad y Medio Ambiente, las especies deben ser removidas. Serán sustituidas por árbol palo verde que, estarán plantados sobre la banqueta en el lado opuesto de la arquería.

“Que los funcionarios públicos sean líderes conscientes. El gobierno está al servicio del pueblo y no viceversa. Que den argumentos sólidos para la remoción de los árboles, que aboguen por el medio ambiente” mencionó Victoria Delgado, una joven residente en San Miguel, y su compañera de lucha para que los árboles se queden en el espacio.

Para Atención, las activistas mencionaron que tuvieron asesorías por especialistas ambientales, y éstos les indicaron que por la distancia que hay entre los árboles, las raíces están interconectadas, y que al extraerlos se rompería el corazón, es decir las raíces, y aunque sean trasplantados, su posibilidad de supervivencia es casi nula.

Delgado y su compañera, también mencionó que la época para remover los árboles no es la correcta, pues por lo general—y de acuerdo con los especialistas—debe ser entre el otoño y el invierno. Aclararon también que el árbol requiere una poda, y luego al ser arrancado del lugar, merece un tiempo de reposo antes de ser plantado, pues el estrés que sufre una planta es suficiente. “Para que sobrevivan deben extraer los 33 al mismo tiempo” dijeron.

Las luchadoras ambientalistas denunciaron también las contradicciones por personal de Medio Ambiente, pues primero dijeron que los árboles serían plantados en escuelas para que el personal fuera “guardián” de éstos, y más tarde les dijeron que sería en Parque Bicentenario.

Sobre cómo la gente puede unirse a su movimiento, indicaron “si los ciudadanos se quedan callados, las autoridades seguirán talando árboles. Queremos que se acoplen a la naturaleza, si no decimos nada, seguirán quitando los árboles en la ciudad” cada persona, fuera de su casa puede volverse guardián de un árbol. Ahora de hecho, en Avenida Guadalupe ya tienen personas que le avisarán si se toca un árbol, y tal vez formar una valla humana.

Dañan la Infraestructura Urbana

La asesora ambientalista Patiño, dijo en entrevista que los 30 ficus no son nativos del área “a alguien se le ocurrió que sería la mejor opción para plantar, pero ahora los árboles están ahorcados y están empezando a levantar el concreto. Este tipo de árboles buscan el agua de las tuberías y al seguirla, las raíces dañan las infraestructuras”.

Sobre los árboles, Patiño fue clara, la casuarina será sacrificada, la palmera no tiene posibilidades de trasplante pues sus condiciones de salud no son las óptimas. Los ficus y jacaranda serán plantados en el parque Bicentenario.

Sobre el trasplante, dijo que no influye que las raíces estén interconectadas, pues el 80 por ciento de las especies sobrevivirá. Primero podarán los árboles, luego harán zanjas para hidratar la planta. Más tarde serán removidos—uno a uno— con maquinaria ligera y plantados inmediatamente en la nueva zona.

Para dudas y aclaraciones sobre el tema, Antonio Soria sugirió que la gente se acerque a la Dirección de Obra Pública e Infraestructura donde se le brindará la información que requieran.

¿En Dónde Estaban?

Atención se acercó a tres representantes (de cinco) de los gremios comerciales en la Plaza Guadalupe, para cuestionarles si conocían el proyecto, sí ya les fue presentado, y están de acuerdo.

Irinea Ramírez, su gremio agrupa a 150 comerciantes y aseguró que solo dos o tres no están a favor por el dinero que deben aportar. “Vamos bien, está en planes, comenzamos en la próxima semana. De mi unión 130, dos o tres no están de acuerdo en el cobro—7,456 pesos por comerciante. Todo avance requiere cambios y aunque estos generan incomodidades, es un cambio para mejorar en la ciudad. La mayoría manda.

Esperamos que sea el inicio para un segundo proyecto de mercado, que haya techo.

Rubén Martínez, Unión Allende, “no nos gustaría que se removieran los árboles, pero si es necesario, adelante. Es para el bien de todos” sus agremiados aprueban ambos proyectos, repavimentación y arquería.

Luisa González, Unión Manuel Martínez Maldonado. “Los proyectos son un beneficio para nosotros. Somos 50 personas en mi gremio—la mayoría está de acuerdo, los que no son por la aportación que deben dar. Todo lo queremos gratis, nunca queremos pagar algo. Tenemos que echarle a los negocios para que se vean bonitos, diferentes, que haya beneficio para nosotros y la gente que viene a comprar.

Sobre los árboles, con el tiempo estará bonito, los árboles van a tener un espacio mejor. Aquí son maltratados, porque amarran cuerdas, no se riegan, los carros los empujan. Es un beneficio para nosotros. Y quienes se quejan ahora, ¿en dónde han estado? Nunca han venido a regarlos, a podarlos, a procurarlos”.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove