photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

El mejor refugio para un animal doméstico, es la casa

Armando Valle, Jefe de Control Canino

Arno Naumann

Por Jesús Aguado

Un gallo fue confiscado por seguridad pública cuando su dueño estaba ebrio. Un perro cayó de un tercer piso; otro fue encontrado jugueteando con globos en el Jardín Principal. Pareciera no ser un problema visible, pero los perros callejeros igual se encuentran en la zona rural que en la urbana, de hecho, en los últimos 15 años, el Resguardo Canino—ahora dependiente de la Dirección de Servicios Públicos—ha eliminado más de 10 mil canes. El número podría ser exorbitante, y podría incluso a llevar a pensar que la Dirección es cruel, pero es la realidad.

Atención San Miguel visitó el resguardo canino del gobierno local. A éste llegan perros de todos los tamaños, colores, y temperamentos. Unos amigables, otros agresivos, pero ahí deben estar. Las razones son variadas; ya sea porque fueron abandonados, o maltratados; y confiscados por los inspectores caninos. Otros no recibieron el trato adecuado, y escaparon de casa. Hay el caso en que uno de ellos cayó de un tercer piso en la colonia Olimpo—luego los dueños decidieron que no podían cuidarlo, que lo hiciera el Resguardo Municipal.

“Muchos pensamos que es cruel decir que dormimos a los animales, pero el resguardo canino no puede albergar a tantas mascotas, ni encontrarles hogar a todos. Muchos dicen que es cruel, pero no vienen a adoptarlos, o a hacerse responsable de ellos” mencionó Armando Valle, responsable del departamento.

De hecho, Valle también comentó que alimentar a los animales sin hogar no es una opción ni tampoco una solución, porque en cualquier momento la población canina callejera crecerá, y está probado que es entonces cuando vienen los problemas de ataques a personas, y ahora sí, es cuando llaman a control animal.

Actualmente, el Resguardo Canino alberga 25 canes, de los cuales tres cachorros y dos adultos están disponibles para adopción. Los interesados deben acudir a la Dirección de Servicios Públicos, o llamar al 152-9600 extensión 215 y 217. Deberán llenar una carta de responsabilidad, y si se le entrega un animal, deben hacer una donación en especie. No hay mínimo ni máximo.

Un solo dueño, 65 perros, y 17 burros

Sobre la carretera a Jalpa se encuentra una casa verde, habitada por Arno Naumann, quien decidió entregar su vida, su espacio, y sus recurso financieros para rescatar perros y burros. Para Atención contó que llegó a tener hasta 17 burros—que luego donó al Santuario de Burros—los vendían por unos 100-200 pesos, y eran para alimentar a los animales del circo. Él se siente orgulloso de haberles dado una segunda oportunidad.

Actualmente, Naumann tiene 85 años—por lo menos es lo que recuerda—lo visitamos en su casa en que hay perros de todos los tamaños, colores y razas, y cada uno tiene un nombre. Ahí nos contó que nació en Alemania—de padre estadounidense y madre alemana. Luego vivió en Chile, ahí trabajó para una compañía chilena, que más tarde lo transfirió para representarla en Nueva York. Ya luego se retiró, vivió en Los Frailes, ya después consiguió cinco hectáreas sobre la carretera a Jalpa.

¿Pero cómo consiguió tantos animales? Amigos de los Animales A.C—ahora extinta— se fundó hace 19 años, con el objetivo de solucionar el problema de maltrato, descuido y desamparo de perros y gatos en San Miguel. Cuando la asociación inició, comentó Arno el gobierno envenenaba a los animales callejeros, otra opción era capturarlos para llevarlos a León y electrocutarlos en grupo.

Naumann entonces aclaró que su asociación nunca estuvo a favor de la eliminación de los animales, pero si era necesaria, ésta debía hacerse humanamente,” por eso, comenzaron a trabajar con el gobierno local proveyéndoles de anestesia y pentobarbital.

Más tarde la asociación comenzó a aceptar animales para adopción e inició un programa de esterilización, que llevó a las comunidades, logrando esterilizar hasta 20 mil mascotas.

El refugio de esta asociación estaba localizado en Calzada de la Estación, en el lugar que luego fue requerido por el gobierno para la construcción del Centro Comunitario Cuevitas. Ahí los animales se mantenían vivos hasta dos meses, hasta que se adoptaban, de lo contrario eran sacrificados. Sin embargo muchos perros lo eligieron a él (a Arno) y por eso los adoptó—llegó a tener hasta 90—y otros fueron abandonados en las puertas de su casa, él les dio refugio.

Ahora la Asociación está disuelta, sin embargo ha dispuesto que sus recursos financieros y materiales, se usen para que a los animales que tiene en casa nunca les falte nada.

La ley protege a los animales

El Reglamento Para la Protección de los Animales de San Miguel de Allende, prohíbe en su artículo 35 el uso de solventes, venenos corrosivos, materiales y armas punzo cortantes, entre otras para producir daño a los animales con fines de exterminio o agresión. Además, en su artículo 73 señala que las sanciones van desde apercibimiento hasta una multa equivalente a uno o doscientos salarios mínimos, incluso si son abandonados.

El maltrato contra los animales es también un delito, y así están tipificadas en el capítulo IV, artículo 297 y 298 del Código Penal para el Estado de Guanajuato. Sin embargo, el código no incluye una pena privativa de la libertad contra quien cometa esos actos, sin embargo, las sanciones van desde una multa de 10 a 100 salarios mínimos, a quien dolosamente cause la muerte a un animal vertebrado o hasta noventa jornadas de trabajo comunitario.

Por otro lado, el reglamento municipal indica que cuando un animal ataca a un humano, la responsabilidad es del propietario (artículo 39). El mismo documento indica que cuando un ataque ocurra “el dueño o poseedor del canino o felino, pagará los daños derivados del ataque”.

Hospital animal

El cabildo aprobó en 2016 que de Fondo Verde se usaran tres millones de pesos para construir en un espacio de 8,500 metros cuadrados el primer hospital animal del estado (el quinto del país). Éste, que se proyectaba desde 2007 contará con dos quirófanos, dos consultorios, área de recepción, recuperación, farmacia y hasta un área de socialización. También contará el edificio con un área de campañas de concientización para evitar proliferación o maltrato animal.

El hospital será manejado por un patronato que también busque los recursos económicos para el espacio. Por lo menos eso se dijo entonces. Ya luego, se buscaría el equipamiento con costo de cinco a seis millones.

Actualmente, la obra se encuentra en gris: sin luz, agua, drenaje, equipamiento, sin nada. Hace falta, de acuerdo con el jefe de Control Canino, un millón 900 mil pesos para terminar el edificio que dijo, se buscará equiparlo pronto.

BOX

Anualmente, entre 60 y 70 personas son atacas por perros ya sea callejeros o domesticados. Quien ha sido mordido por un perro, por más leve que sea la herida, conoce que el tiempo de sanación será entre uno y dos meses.

Quien ha sido atacado también sabe que Ecología—que ha confiscado 1300 canes en dos años—confiscará al animal; luego la víctima deberá ir al Ministerio Público.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove