photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Charco del Ingenio, Patrimonio de México

Bendición

Mariposa monarca

Por Jesús Aguado

El área natural protegida es más que una tienda y cafetería; es un centro de interpretación ambiental. Es un laboratorio del ecosistema del semidesierto. El Jardín Botánico es: historia, cultura, tradición popular, agua, flora, fauna y preservación Ecológica.

A punto de cumplir 30 años, El Charco celebra su fundación y además prepara su Centro de Atención a Visitantes, un lugar interactivo para entender la importancia de cuidar lo que nos queda en San Miguel, ante el descontrolado desarrollo inmobiliario.

Homenaje al Dios Sol

El Charco del Ingenio abraza a una de las siete cañadas—la única sin desarrollar—que tiene San Miguel. En su cañón de unos 20 metros de profundidad se puede observar, pero también aprender sobre los movimientos geológicos que la tierra ha sufrido durante cientos, tal vez miles de años. Incluso, la cañada es escenario y auditorio natural para conciertos de equinoccio cada año, en marzo.

En 1971 un eclipse parcial de sol pudo observarse en la región norte de Guerrero. Algunos naturales entonces, con esposas embarazadas, las escondieron en partes oscuras, ataron hilos rojos, alfileres, tijeras, y hasta planchas al vientre, ello para evitar que los niños por nacer llegaran con malformaciones.

Más tarde, el 12 de julio de 1971, cuando llegó el eclipse total de sol, por varios minutos el país se paralizó—todos querían ver, como pudieran, el fenómeno natural—incluso la fauna respondió a la naturaleza y buscó espacio para dormir, o refugio, como es costumbre.

Ése día, mientras algunos disfrutaban del fenómeno natural, lo veían por la televisión—después de la insistente campaña “No mires al sol”—otros, sobre todo naturales en San Miguel de Allende, decidieron rendir tributo al sol, pero también agradecer a los ancestros, porque un espacio le era devuelto.

Hace casi 30 años, el actual territorio de El Charco del Ingenio era un área devastada por el sobrepastoreo, pero hubo aquellos que tuvieron la visión no únicamente de adquirir el espacio y privatizarlo para una asociación civil, sin fines de negocio, para restaurarlo y preservarlo, y también para devolverlo a quienes le fue arrebatado con la conquista española.

Así aquél 12 de julio, El Charco abrió sus puertas y en la Plaza de los Cuatro Vientos, se fundó una Cruz de Conquista que ahora es celebrada cada año cuando llega el cumpleaños del sitio de preservación ecológica.

Cruz de conquista

Aunque las puertas abrieron en 1991, César Arias (presidente del Charco del Ingenio AC) aseguró que ellos comenzaron a trabajar desde antes, y por eso, aunque es celebrado el cumpleaños 28, realmente está cerca del 30.

Desde el inicio, el Área Natural Protegida fue reclamada por los ancestros y sus herederos, así se reunieron mayordomos de 20 comunidades, quienes cada año tienen como responsabilidad y compromiso organizar los rituales y la fiesta que celebra al madero.

En 2018 la fiesta—que este año será el viernes 13, sábado 14, y domingo 15 de julio—estuvo a cargo de la mayordomía de Nuevo Pantoja, que pasó el bastón de mando a Landeta; y éste año lo entregará a la mayordomía del barrio más auténtico y tradicional de la ciudad, El Valle del Maíz.

 

César Arias aseguró que la mayordomía encargada, durante el año con la Santa Cruz de Mandita (una Santa Cruz que va en vitrina) visitan a los mayordomos de las 19 comunidades involucradas para establecer las relaciones de fraternidad necesarias entre las comunidades para preservar las tradiciones y rendir tributo a los ancestros, también para finalmente organizar la fiesta anual.

“La fiesta es del pueblo, para el pueblo” mencionó Arias. Como cada año, la velación del súchil comienza a las 8pm (el viernes 12) en la explanada del Valle del Maíz. Durante la noche se prepara la ofrenda que al día siguiente se recibe a las 5pm en la Plaza de los Cuatro Vientos para erigirse como tributo a la Santa Cruz.

El 13 de julio, se lleva a cabo la velación a la Santa Cruz en el Charco del Ingenio. Se recibe a los mayordomos de la fraternidad de 20 comunidades y a sus ánimas que representan a los ancestros. Durante la noche se reza, cantan alabanzas y se tejen los bastones que el domingo son colocados al madero como ofrenda. Con la llegada del alba del domingo 14, se anuncia la fiesta popular con alborada.

Sobre los cohetes que últimamente abundan en la ciudad y que a varios hasta han molestado, Arias aseguró que en el Charco del Ingenio por ser Área de Preservación Ecológica, son muy modestos en la pirotecnia, y se cuida la zona desde donde se lanza. También remarcó que los cohetes son una tradición arraigada, pero que las personas se quejan porque últimamente se utiliza la pirotecnia de manera desmedida en fiestas privadas, en que no hay razones de tradición para lanzarlas.

La fiesta para todos, se desarrolla el domingo 14 desde las 2pm en Parque Landeta—entrada por El Charco del Ingenio—allí hay carrera pedestre, danza de apaches, danza de rayados, danza de conquista, mojigangas y música en vivo con banda de viento. Hay entrada de parandes y huapango con los Leones de la Sierra.

Centro de Atención a Visitantes

En el Área Natural Protegida hay algo muy claro, quiere estar lejos de la masificación turística, y quien vaya debe llevar mente abierta para aprender sobre la flora, la fauna, la historia, agua, tierra y preservación de San Miguel de Allende.

Allí, justamente por ello se instalará un pabellón—ahora en construcción y que se inaugurará el próximo año—que será “como un museo”, pero también interactivo en que se comprenda cómo funciona la microcuenca Támbula Picachos y su importancia para la ciudad. Se comprenderá el valor de las plantas del semidesierto, la importancia de los insectos… Mencionó Arias.

Fuera del pabellón se incluirá una maqueta que representará la cuenca alta de San Miguel, ésta contará con tecnología de punta, con información clara. Con ésta se podrá entender por qué es importante la preservación del suelo, y es que mientras más concreto—en los desarrollos habitacionales o industriales—se use, el agua menos será absorbida y entonces las corrientes serán más grandes y bajarán por el arroyo Landeta, Charco del Ingenio, Presa del Obraje, Arroyo Cachinches y en éste último podrían causar desastres “ya hemos visto la violencia del agua” acotó Arias.

El Charco del Ingenio “es más que una tienda y cafetería, es un centro de interpretación ambiental” comentó el presidente del Charco. También remarcó que las visitas escolares—sobre todo de secundaria—han aumentado en los últimos cuatro años y ello es bueno, porque en secundaria es donde hay mayor deserción escolar, pero también la etapa en que los estudiantes deciden qué quieren estudiar, así la riqueza natural de El Charco puede apoyar para que se den cuenta que San Miguel es más que turismo y gastronomía. “Después de esa visita, puede que les interese estudiar biología, ecología, o manejo de agua. Queremos abrir las opciones para que se den cuenta que no todo es turismo y gastronomía. Para que en el futuro junto al Charco puedan construir una cultura, de respeto y amor a la naturaleza; entre los más jóvenes. El charco es educación no escolarizada, sirve de laboratorio escolar tanto de San Miguel como de otras ciudades” finalizó.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove