photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Entrevista con Susan Kirby, sometida a la primera cirugía a corazón abierto

Susan Kirby and Doctor Lim Baga before the surgery

Dr. Lim Baga, Susan Kirby y Dr. Meléndez Alhambra after the surgey

Por Jesús Aguado

Susan Kirby tuvo una falla cardiaca, su válvula mitral debía ser respuesta. La cirugía fue realizada por el Dr. Francisco Meléndez Alhambra y un equipo multidisciplinario en el hospital Mac San Miguel.

Es cierto que posterior a la cirugía hay riesgos, y cada caso es particular como lo explicó la médico Grace Joanne Lim Baga—que se encargó de los cuidados pre y postoperatorios en terapia intensiva—Susan Kirby tuvo un aturdimiento cardiaco y además neumonía, sin embargo pronto se recuperó y se fue a casa solo tres días después de lo programado.

El Dr. Meléndez Alhambra, con cientos de cirugías a corazón abierto (pero apenas la primera en San Miguel) dijo que la paciente poco a poco reducirá las molestias: falta de aire, y dolor. Ahora sigue que el hueso y la herida cicatricen. También se debe revisar constantemente a la paciente para evitar trombos en la válvula mecánica.

Atención tuvo una entrevista postoperatoria con Kirby.

Jesús Aguado: ¿Cómo te sientes posterior a la cirugía?

Susan Kirby: Muy bien, me estoy recuperando día a día, es un proceso lento pero estoy avanzando.

JA: Estuviste “desconectada” del mundo por varios días ¿Qué nos puedes comentar?

SK: Tuve un choque cardiogénico, luego neumonía. Fue complicado. Pensé que moriría, mis órganos fallaron. Mi familia voló desde Estados Unidos. Mi cuñado hizo algo, tomó una de mis pinturas y estuvo platicando conmigo, y desperté. Todos estaban junto a mí, dándome energías positivas.

JA: Antes hablamos sobre sueños en el tiempo que estuviste inconsciente, ¿Cómo fueron tus sueños?

SK: Fueron espantosos y oscuros. No querría volver a ése lugar, no era agradable. En uno de mis sueños había un templo maya por Fábrica La Aurora, todo estaba pintado a mano—era hermoso—entré. Había duendes y monstruos; yo trataba de llegar a las raíces de los árboles, pero no podía moverme. Había gentes con máscaras observándome, tuve miedo. Después estaba volando y algo jalaba mi cabello. Fue extraño.

JA: Uno de los riesgos de cualquier cirugía es perder la vida, ¿qué te motivó a entrar al quirófano?

SK: Estaba en manos de un buen cirujano y creí que él podía hacer la cirugía y darme una nueva válvula para tener una vida normal, y claro que pensé que sobreviviría, me di la oportunidad. Ahora tengo un marcapasos así que puedo tener una buena vida por 20 años más, tal vez menos pero de manera saludable.

JA: Legalmente, espiritualmente ¿Cómo te preparaste para la cirugía?

SK: Fue complicado tener una cirugía tan anticipada. Tengo seguro médico en los Estados Unidos, pero si iba podía morir en el camino. Decidí quedarme aquí, conocí a los doctores, me gustó el hospital y decidí tener aquí la cirugía. Mi familia me brindó todo el apoyo necesario.

JA: ¿Cuál es tu objetivo para los siguientes 20 años?

SK: Quiero volver a pintar, a bailar tango, a tener una vida activa como antes—con lo que me hacía feliz. Soy una persona sencilla.

JA: ¿Qué le dirías a personas con problemas de corazón?

SK: Que se revisen más seguido, que busquen un doctor confiable, y que digan sí a una cirugía, vale la pena.

JA: La pintura que entregas al hospital tiene querubines, la parroquia y a la guadalupana ¿Por qué donar esa obra?

SK: Soy una persona muy espiritual, budista, pero creo que mucha gente se relacionará con ella.

BOX

El miércoles 19 de junio, el hospital Mac llamó Susan Kirby una de las salas de terapia intensiva, se develó una placa, y en la sala se instaló una pintura donada por la artista Kirby.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove