photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Transporte Suburbano queda igual, el urbano sube tarifa

5802502801170890752_n

Autobús

Camión a comunidad La Huerta

Camión a comunidad La Huerta

Por Jesús Aguado

Cuando aumentó la tarifa del transporte urbano (en 2017) de cinco a siete pesos—para llegar gradualmente a ocho—se justificó el alza indicando que; por la falta de incremento los transportistas brindaban un servicio de mala calidad, y al aprobar el incremento se esperaban cambios como: pasar la revista mecánica, desechar las unidades que no la pasaran. Ofrecer internet inalámbrico gratuito (en las unidades que se vayan sustituyendo) para los usuarios. Los estéreos tendrían que estar controlados para evitar que los conductores eligieran la música (se bloquearían los narcocorridos) habría música definida. Además, los autobuses tendrían una cámara de videovigilancia para seguridad de los usuarios.

No fue una buena noticia, pero no se pudo ir en contra de la economía, dijeron los funcionarios en turno. La realidad—después de dos años—es la misma. Los autobuses están en malas condiciones, hay música a todo volumen, hay narcocorridos, no hay cámaras de vigilancia, y menos servicio de wifi gratuito, sin contar los recorridos extensos y que los autobuses están a destiempo. Lo que sí, es que cambiaron de color azul al morado.

A pesar de que unos 60 autobuses (de 160) no ha cumplido con las características planteadas en 2017, los transportistas sostuvieron una reunión con miembros de la administración pública para hacer cumplir el acuerdo de 2017, en el que decía que la tarifa debía llegar a ocho pesos—preferencial 4 pesos—la autoridad cedió.

Durante la tercera semana de mayo, varios autobuses—como se hizo en 2017—comenzaron a colocar tarjetas en que indicaban la tarifa subiría a ocho pesos a partir de junio, aunque aún la autoridad local no se pronunciaba. Y fue hasta el 27 de mayo cuando en un comunicado el gobierno dijo que después de una reunión con los permisionarios del transporte se llegó al acuerdo de que el 15 de junio subiera la tarifa “con fundamento en el acuerdo de ayuntamiento del 9 de marzo de 2017” rezaba el documento.

Sí cambiarán 100

Atención entrevistó al Secretario de Gobierno y Ayuntamiento (Gonzalo González), aseguró que en 2017 cuando los concesionarios querían aumentar la tarifa, la autoridad fue enérgica y acordaron dejarlo en siete pesos—para llegar a ocho en 2018 después de cumplir las características, al inicio listadas. Luego en 2018 sin cumplir quisieron los permisionarios subir otra vez y no se le permitió. Ahora se acordó cumplir el documento de 2017.

Y es que dijo González,  ya 100 camiones (de unos 160) están listos para que la tecnología de wifi, cámaras, y música le sea instalada. El proveedor realizará el trabajo y se espera que estén listos en 15 días. En caso que no cumplan los permisionarios en instalar la tecnología, gradualmente, dijo González que se harán las multas correspondientes y que incluso podría el ayuntamiento cancelar concesiones. “Por actos arbitrarios hemos hecho cerca de 600 multas, que van de 70 a 120 UMAS (cinco mil a diez mil pesos) y las seguiremos teniendo si no cumplen con las disposiciones” remarcó. Por ahora el transporte suburbano, es decir el que va a comunidades rurales no aumentará.

Autobuses para donación

Finalmente, sobre la ruta de camiones Shuttle que van de los estacionamientos periféricos al Centro y viceversa, Gonzalo González mencionó que el ayuntamiento está trabajando para que el concesionario entregue en donación los autobuses al municipio y entonces sea este (a través del Consejo de Movilidad) que los opere.

Por ahora, circulan en fines de semana largo y temporada vacacional alta, pronto contarán con placas estatales, ya que corresponde al municipio entregar las concesiones de transporte.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove