photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

La coalición Agua Vida reporta sus avances

Coalición Agua Vida

Por Paco Guajardo

Desde hace años el agua en la región de San Miguel de Allende se ha venido deteriorando tanto en cantidad, como en calidad. Ante esta situación, 14 asociaciones civiles con sede en San Miguel, conocidas colectivamente como la coalición Agua Vida, se han organizado para trabajar con el municipio para buscar respuesta a temas regionales de agua. El 21 de marzo de 2019, los miembros de la coalición y los representantes del gobierno municipal firmaron un acuerdo para crear un plan de trabajo sobre el futuro del agua en San Miguel de Allende y se acordó informar sobre los avances de esta labor al público el día 5 de junio del presente.

Los miembros de la coalición se han reunido semanalmente desde que se firmó el acuerdo original en marzo. Recientemente se reunieron en las oficinas de SAPASMA para trabajar en una iniciativa que crear un “fondo de agua.” El fondo iniciará con contribuciones voluntarias con el fin de canalizar los recursos a proyectos enfocados en la calidad del agua y los problemas de escasez que hay en todo el municipio. SAPASMA, dada su gran infraestructura administrativa, se ha ofrecido para administrar el Fondo de Agua y estuvo de acuerdo que una de las prioridades es implementar soluciones para satisfacer las necesidades de agua del 10% de la población en el municipio que actualmente no está servida por la red. Además, SAPASMA fue invitada a visitar varios proyectos de miembros de la coalición, que incluye a las organizaciones Caminos de Agua, El Maíz Más Pequeño y Casita Linda entre otras.

 

La coalición ha presentado las siguientes dos recomendaciones para el nuevo código de construcción municipal que se redacta actualmente:

 

1. Todos los nuevos proyectos de desarrollo en el municipio, ya sean de naturaleza comercial o residencial, deberán presentar un plan detallado de captación de agua de lluvia. Este plan debe ser autorizado por la instancia correspondiente y sólo se permitirán construcciones nuevas que cuenten con un plan aprobado para captar agua de lluvia. Dichos planes deben incluir las mejores prácticas (que serán definidas próximamente) para los sistemas de recolección de agua de lluvia (activos y pasivos), e incluirán: captación, distribución, almacenamiento, infiltración y tratamiento del agua de lluvia;

2. Por cada metro cuadrado de superficie de techo en nuevos desarrollos residenciales y comerciales deberá haber un mínimo de 0,4 metros cúbicos de captación activa de agua de lluvia, es decir, el agua de lluvia que se almacenará en cisternas sobre el suelo o subterráneas.

Estas recomendaciones fueron entregadas y recibidas por la Presidencia Municipal y otras dependencias, entre ellas el Instituto Municipal de Planificación, Innovación y Supervisión del Plan 2040 (IMPLAN).

De ser aprobado, éste será el primer código de construcción municipal en el país que contempla la captación de lluvia. La coalición espera con expectativa ver la respuesta del gobierno municipal a esta propuesta.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove