photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Después de la explosión, vienen las sonrisas

Adulta encontró unas piernas

Bomberos listos para cualqueir emergencia

Explosión de un mono

Por Jesús Aguado

Cada año, en Domingo de Resurrección, el mal es exterminado y éste es representado con muñecos de cartón cargados con pólvora, que giran y giran hasta que explotan y los miembros y confeti salen volando ante la mirada, risas y gritos de emoción de los asistentes.

Los Judas, son muñecos de cartón que cada año son patrocinados por comerciantes—y algunos por el gobierno local, para no perder la tradición. El origen es desconocido, lo que sí es que explotarlos frente al edificio de la antigua presidencia municipal es un evento centenario.

Este año desde antes de las 11am, 20 muñecos fueron atados a varias cuerdas que iban del edificio de presidencia hacia el Jardín. Allí se pudieron ver las creaciones con cara de rana, pato, demonio, bailarina, entre otros.

Desde las 12pm se encendió el primer muñeco, luego de media hora de confetis, piernas, manos y cabezas en el viento, se terminaron las figuras, sin embargo, había tres guardadas en la oficina de turismo de donde extrajeron una que causó conmoción y es que representaba a Trump.

Curiosamente, este año no se quemaron a políticos locales, estatales o nacionales como se ha hecho otros años; o a figuras de la vida pública.

Lo que sí es que al terminar la quema, y las líneas de “Zona Restringida” fueron retiradas, el gentío se acercó para recoger algunas piezas (piernas, manos, brazos, cuellos) y divertirse. Otros para comprar las cabezas que los creadores de los monos vendieron entre 200 y 300 pesos.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove