photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Otro proyecto para Glorieta El Pípila; incluye semáforos

Diseño por Sara Hernández

2 Diseño por Sara Hernández

Por Jesús Aguado

No es un secreto que entre Glorieta El Pípila y Libramiento Manuel Zavala—tramo Caracol—ocurren los accidentes automovilísticos más aparatosos. No son muy frecuentes, pero cuando ocurren paralizan la ciudad.

Es también ese espacio en el que converge un camino estatal, carretera a Celaya; federal, libramiento Manuel Zavala; y un camino municipal, salida a Celaya. Por eso los planes para evitar estos problemas se tornan hasta “complicados”. Sin embargo, ya existe un proyecto ejecutivo aprobado para el municipio por los dos niveles de gobierno, éste incluye un paso deprimido que cruzaría el libramiento.

Ya dijo el presidente Luis Alberto Villarreal que este proyecto debe estar acompañado por vías alternas—libramientos—que lleven el tránsito pesado hacia otras áreas de San Miguel. Entre esas vías se encuentra un libramiento que conecte carretera a Los Rodríguez-Querétaro con Dolores; y uno más para desviar de carretera a Querétaro-Celaya y que los tráileres no pasen por la zona urbana—más de los accidentes han sido causados por tráileres sin frenos. Sin embargo integrantes del Observatorio Ciudadano, presentaron un para su análisis un proyecto alterno que incluiría pasos peatonales subterráneos y semáforos.

Proyecto Observatorio

Ivar Shacke retirado en San Miguel y especialista en materia de Tráfico, es miembro del grupo Observatorio Ciudadano, y junto a éste y a la arquitecta Sara Hernández ha presentado a la administración—un proyecto en que se sigue la Ley de Movilidad del Estado de Guanajuato y pone a los peatones primero. Eso sí, considera que el puente que va sobre el libramiento es una excelente idea.

En un documento acompañado por el diseño arquitectónico, el Observatorio indica: “cualquier solución posible debe respetar las políticas viales del estado, que establecen las prioridades de movilidad y seguridad de la siguiente manera: peatones, ciclistas, transporte público, vehículos privados”.

El documento también observa lo visible, que no hay puentes peatonales en el espacio, y cada día los peatones sortean su vida cruzando de un lado a otro. Por eso sugiere que “una buena solución es establecer una plataforma subterránea para un seguro cruce peatonal de cualquiera de las esquinas hacia las otras. Este subnivel peatonal debe conectarse a la calle a través de rampas en lugar de escalones. De esta manera, los discapacitados en sillas de ruedas podrán cruzar de una esquina a otra.

El pasaje subterráneo puede ser a la vez una plaza, no sólo con pequeños comercios, sino con una estación policial capaz de prevenir la violencia, la venta de drogas y otros delitos. Naturalmente, el pasaje debe encontrarse bien iluminado. Además, pueden establecerse estacionamientos ciclistas para las personas que vienen de las áreas rurales y buscan ingresar, a partir de ese punto, hacia el centro o periferia de la ciudad utilizando el transporte urbano”.

San Miguel es caracterizada por no contar con semáforos, de hecho, los únicos que existieron se colocaron en el área que ahora ocupa el Puente Bicentenario y fuertemente fueron criticados por organizaciones civiles. Ahora el Observatorio propone semáforos en el nuevo proyecto en Glorieta, y paulatinamente en otros puntos del Libramiento Manuel Zavala. De hecho, el alcalde Villarreal apoya fuertemente esa propuesta, asestó Shacke.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove