photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Hay nuevo director en Bellas Artes

Gerardo Rábago Palafox pretende que Bellas Artes vuelva a ser “el corazón” del centro de San Miguel.

Por Karla Ortiz

El Centro Cultural El Nigromante, es uno de los edificios que alberga mayor historia y cultura de la ciudad, constantemente cambian de exposiciones de arte, ofrecen talleres, aloja murales históricos y se ha convertido en un centro para la cultura de la comunidad. A este edificio conocido como Bellas Artes, han llegado a ser la cabeza principal grandes personalidades en el ámbito cultural. Y para empezar este año, el Centro Cultural da la bienvenida a su nuevo director, Gerardo Rábago Palafox.

Gerardo Rábago es un músico mexicano reconocido como maestro coral. Comenzó a cantar a los 8 años y a los 17 años ingresó al Conservatorio Nacional de Música en donde estudió y cantó al lado de la soprano mexicana Irma González y Rosa Rimoch, quienes fueron sus principales maestras. Al terminar sus estudios se dedicó al canto, lo que lo llevo a los coros y ahí conoció la dirección coral. “Cuando vi lo que era ese fenómeno, me enamoré muchísimo y me metí de fondo, y ahora esa es la principal actividad en mi vida”, expresó el maestro Gerardo Rábago.

Gracias a una beca del FONCA, Gerardo Rábago cuenta con una antología coral mexicana que tiene alrededor de 100 obras, 40 de ellas son coloniales, otras obras son una antología de música mexicana arreglada para coro y otra parte es música original de autor, de autores grandes mexicanos. También ha llegado a dar talleres de dirección coral y diplomados de un año en 20 capitales del país.

Llegó a San Miguel por un viaje romántico con su pareja hace un año y medio aproximadamente; “pasamos un fin de semana aquí y entonces tanto ella que se dedica a la física y yo que soy artista, vimos en nuestra vida una ventana como para mudarnos de la ciudad, porque mi ciudad adorada cada vez es más difícil. Allá hay mucha tensión, muchos pleitos, edificios, coches, y aquí bueno, ¿qué te cuento?, todo es maravilloso, el aire, las verduras, la gente, la sonrisa, el peatón pasa antes y eso me encanta. Digamos que a los dos nos hacia falta sentir ese amor por nuestro precioso país y encontramos ese amor aquí en San Miguel de Allende”, expresó el maestro Rábago.

Su acercamiento con Bellas Artes, fue por que desde su llegada estaba interesado en dejar algo de sí al pueblo, así que se acercó a ofrecer abrir un coro en Bellas Artes, y se enteró de que la institución pronto se quedaría sin un director, así que creo una propuesta y mandó su cv para que se le considerara como director del Centro Cultural, y fue elegido por la doctora Lucina Jiménez, director general de Bellas Artes.

“Es un compromiso tan grande como bonito. Los talleres me encantan, y los que se pueden abrir…”, dijo. Comentó que tiene la idea de abrir un taller de ciencia para niños donde vean astronomía y puedan asistir en las noches con sus papás a ver las constelaciones, otra de sus ideas, es abrir un taller de lauderia, donde los alumnos construyan instrumentos mexicanos  para después construir un ensamble de instrumentos mexicanos con guitarras, jaranas o tololoches.

De igual forma le encantaría llevar las Bellas Artes a las comunidades, acercarles la cultura y la literatura; “He pensado en muchos talleres y todos funcionarían porque hay una gran necesidad de cultura, mi meta es acercarme a las personas, especialmente de las comunidades. ¿Cómo le vamos a acercar a la gente la literatura si no saben leer?, pues les enseñaremos a leer, como El Nigromante lo hizo. También la gente de las comunidades puede venir, eso se desea, que vengan y que habiten este lugar. Queremos que la gente se desarrolle desde el fondo de su corazón a través de las artes”, comentó.

El taller que ya está en pie, es un coro juvenil, que estará bajo su batuta. “La gente que quiera unirse al coro, estamos haciendo registro para decirles cuando los citamos para una audición muy sencilla, nada más para saber que tipo de voz tienen y saber como sentarlos correctamente en el coro, y ya poder empezar de una vez”, comentó.

Para entrar al coro no hay ningún requisito, únicamente tener entre 18 a 35 años, aunque si hay alguien de 37 que tenga muchas ganas de entrar, también será bienvenido, siempre y cuando estén al margen de la edad. También mencionó que después se irán formando ensambles para niños y para personas de las tercera edad, pues el maestro Rábago ya tuvo el honor de dirigir un coro de la tercera edad.

“A mi me dijo un amigo muy querido que también fue director aquí, se llama Ernesto de la Peña, cuando me felicitó por mi nombramiento me dijo ‘oye, Bellas Artes fue el corazón del centro de San Miguel’, y le dije que eso iba a ser mi propósito, que San Miguel tenga un corazón que palpite en este edificio, que la gente entre a su casa por que este edificio es de todos. A 200 años del nacimiento de El Nigromante para mi es una coincidencia de oro poder estar aquí con estas circunstancias y poder apoyarme en tan alto personaje a nivel mundial, yo quisiera regresar a El Nigromante a su San Miguel”, concluyó.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove