photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

La primavera llegó al Parque Juárez

P Candelaria2

P Feria de la Candelaria

P Feria de la Candelaria1

P Feria de la Candelaria2

P Virgen de la Candelaria

Por Jesús Aguado

Cada año, la primavera se adelanta al ciclo en el Parque Juárez, y trae con ella miles de plantas endémicas que llenan los corredores con sus tallos, hojas, colores y esencias; la primavera llega acompañada por música que abunda en el ambiente, y colores que permanecen en el espacio.

La Feria de la Candelaria—30 de enero al 10 de febrero—marcará el último evento que se realizará en parque Juárez previo a su cierre para restauración, dijo el director de Infraestructura y Obra Pública Antonio Soria.

La verdad es que… historia para preservar

En febrero se bendice la semilla (ya sea con un ritual prehispánico o católico); es el mes en que se siembran las dalias, begonias y las gladiolas que con sus flores darán la bienvenida a la primavera. También se esparcen las semillas de tubérculos como el rábano y la zanahoria, incluyendo las hortalizas.

La verdad es que la Feria que se apertura el último fin de semana de enero, es una tradición decenaria que ha perdurado como muchas, es la época en que Sanmiguelenses y locales adornan sus balcones con las flores de temporada, y cuando se compra no sólo la semilla, sino la maceta, la tierra, las herramientas para jardinería, o la planta en flor. Y no porque en en la ciudad haya escasez de viveros o ferreterías para conseguir los aditamentos, es simplemente una tradición que se ha arrastrado de una generación a otra.

La realidad, también es que, en San Miguel de Allende la Feria de la Candelaria

fue iniciada por el productor y comerciante de plantas; Bruno Galicia, proveniente de Cuautla, Morelos; así como los Morales, de Puebla. Ambas familias participaban en ferias itinerantes de flores y en enero de cada año estaban en León. Arturo Morales dijo para este semanario que él conoció bien a la familia de Galicia, agregó que después de enero, Bruno y los Morales decidieron venir a San Miguel y pedir permiso para vender sus plantas en el jardín principal, y éste les fue concedido. La ubicación era en uno de los portales.

Coincidió que cuando los comerciantes de plantas vinieron a la ciudad, era dos de febrero y a medida que vinieron más expositores decidieron iniciar la Feria de la Candelaria.

A medida que la venta de plantas fue creciendo, los expositores requerían mayor espacio y así pasaron del portal a la explanada del Jardín Principal y más tarde al Parque Juárez. En el pasado, los vendedores donaban plantas de ornato para mejorar los jardines públicos; ahora deben pagar un impuesto para poder participar.

Rituales que enriquecen

La feria fue inaugurada el jueves 31 de enero, y estará abierta de lunes a domingo de 8am-10pm. Revise el programa cultural en Festivales y Eventos de Qué Pasa. Hay celerbaciones que no deben dejarse pasar de largo, porque representan lo que fue San Miguel, da vida a sus comunidades y personas naturales; a quienes debe la ciudad lo que fue, lo que es y lo que puede llegar a ser. Uno de ellos es la velación.

El viernes 1 de febrero, los Concheros del Valle del Maíz, cada año desde 2006 se reúnen a las 10pm junto a la Cruz del Parque, para rendir tributo a la Virgen de las Candelas, pero también al madero que representa a sus ancestros. Durante la noche se cantan alabanzas, se toca música prehispánica, y se tejen los bastones con que se adornará el espacio.

Mayordomías de 10 comunidades indígenas llegan a acompañar a sus hermanos Concheros de Valle del Maíz—representados por Gerardo Estrada—y vienen acompañados por sus ánimas, éstas son pequeñas cruces de madera en que se guardan las almas de sus ancestros y a quienes se invoca para pedir que la fiesta se desarrolle sin problemas mayores.

Gerardo Estrada, explicó para este medio que a la Santa Cruz se le pide que el evento se desarrolle sin incidentes que puedan dañar a los expositores, compradores y todos los que participan. La velación comienza con la solicitud de permiso para llevarla a cabo, para ello se coloca un adorno de cucharilla en el piso, con una vela. Posteriormente se encienden velas de cebo colocadas una en cada punto cardinal, a esas candelas se les da el nombre de un ancestro, y éstos serán los encargados de llevar a Dios la petición. Cuando las velas se consumen (ya casi por la mañana del 2 de febrero) es señal de que el mensaje fue entregado. Así comienzan a elaborarse adornos con cucharilla y al mismo tiempo se cantan alabanzas acompañadas con música de mandolina. Al final se colocan los adornos cruzados en la Santa Cruz y se sigue cantando.

La bendición de la semilla, explica Arturo Morales Tirado para este medio, se realiza porque los antiguos nativos se guiaban por el calendario solar, y sabían que en esta fecha, la semilla que se había cultivado el año anterior debía ser “bendecida” para generar más vida. Más tarde, se mezcló con la religión católica y coincidieron en fechas con la virgen de la Luz o Candelaria (de las Candelas).

Hace ya casi 30 años, Gerardo Estrada heredó de su padre la costumbre precolombina para bendecir la semilla, y explicó que ésta consiste “en pedir a Dios porque la semilla que se presenta (la gente puede llevar sus semillas) produzca nueva vida y frutos. Se canta una alabanza especial hacia los cuatro vientos y a través del incienso, el mensaje es llevado a Dios”.

La bendición se realiza el viernes 2 de febrero a las 11am, precedida por la bendición de plantas y locales (a las 10am) por el cura de la parroquia de San Antonio De Padua”.

Un viaje al pasado

El dos de febrero, de acuerdo a la religión católica, se cumplen 41 días del nacimiento del Niño Dios. En esa época, las mujeres debían reposar cuarenta días en su casa con el objetivo de purificarse y al siguiente día era debido presentar al niño al templo para bautizarlo. Cuando la Virgen María llevó su hijo a la iglesia de Simeón, se dice que éste le dijo “él será la luz que iluminará a los gentiles y será la gloria de Israel”. Por lo tanto, la Virgen de la Candelaria (del latín candela, vela) es una advocación Mariana más; se identifica por cargar a un infante, pero sobre todo por cargar una vela en su brazo izquierdo.

El Niño Dios y los tamales

El día de la Candelaria en México es la fecha en que se retira el nacimiento, colocado el 24 de diciembre. Al niño Dios se le compra ropa nueva: los fieles suelen vestirle de doctor, enfermero, abogado, y los más atrevidos lo visten de luchador. La escultura del Niño Dios  es llevado a la iglesia en canastas acompañadas con flores, fruta o dulces.

Esta fecha también cierra con la promesa de los tamales y el atole; y es que el seis de enero de cada año, se corta la rosca de reyes, en la que están ocultos pequeñas imágenes de porcelana. Las figurillas del niño están ocultas para recordar la persecución y matanza de infantes por Herodes. A la persona que le “sale” el niño, debe pagar los tamales y el atole el día de la Candelaria. Los tamales y el atole están hechos con maíz: semilla que de acuerdo al calendario solar, se bendecía con rituales cada dos de febrero por los antiguos mesoamericanos.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove