photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Exigen justicia para el sanmiguelense Leonardo Reyes

Madre de Leonardo, Remedios Cayente durante protesta en el MP

Leonardo Reyes, photo from Facebook

Leonardo's profile photo on Facebook

Ornelas and Padierna Attorneys

Por Jesús Aguado

Cada año, a finales de noviembre, miles de migrantes regresan a sus pueblos de origen a pasar las fiestas navideñas con sus familiares. Ese fue el caso del sanmiguelense Leonardo Reyes Cayente, de 23 años, originario de la comunidad de Corralejo de Abajo, quien llegó a su rancho el nueve de diciembre, solo para encontrar la muerte a manos de policías estatales, cuatro días después.

El caso, que ha llamado ya la atención de los medios nacionales, ha sido llevado a la Secretaría de los Derechos Humanos y Migrantes de la Gubernatura Indígena en Guanajuato, pues la respuesta inmediata de las autoridades, asegurando que la muerte del migrante Reyes fue en defensa propia, no ha sido satisfactoria para los familiares de Reyes, debido a ciertas incongruencias en el caso, mientras tanto los policías continuan trabajando.

Debido a esto, Mauricio Mata Soria—Líder Indígena en Guanajuato—se sumó a pedir justicia en el caso de este joven, al que también se adhirió Jorge Navarrete Olalde, Secretario de los Derechos Humanos y Migrantes de la Gubernatura Indígena en Guanajuato.

La versión de familia Reyes Cayente

La madrugada del 13 de diciembre, se reportaba que sobre el camino a la comunidad de San Damián, cercana a Corralejo de Abajo, policías estatales habían dado muerte a un hombre. Más tarde se supo que el hombre, que se encontraba dentro de un vehículo Expedition con placas texanas, era Reyes Cayente, quien emigró a Estados Unidos—Dallas, Texas—en donde trabajaba en la construcción, y que había venido a pasar las fiestas decembrinas junto a sus padres.

La noche del 12 de diciembre, Reyes salió solo de su casa para conseguir recepción celular y poder llamar a su novia en Dallas. Sin embargo, declaró su madre, Remedios Reyes, que “ya no volvió” pues los policías lo asesinaron.

Familiares de Leonardo, comentaron que al escuchar los disparos corrieron al lugar en donde escondidos entre la maleza pudieron percatarse que su familiar aún estaba con vida, mientras que los oficiales estatales manipulaban el área para hacerlo parecer culpable. La escena del crimen presuntamente fue alterada pues la camioneta fue acomodada y además se colocaron armas, una escuadra 9mm y un revólver .38 especial. Los policías, según declaraciones de los familiares le dispararon a su propia patrulla, y además dijeron “dispárale otra vez para que le quede pólvora”, y procedieron a “sembrar” las armas.

“Fue en defensa propia,” dice la autoridad

El 13 de diciembre la Secretaría de Gobierno del Estado, en un comunicado de prensa dijo que “después de un enfrentamiento y persecución de tres hombres armados, elementos de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado abaten al conductor, aseguran dos armas de fuego y un vehículo”.

De acuerdo al comunicado, sobre el tramo carretero de San Miguel de Allende a Guanajuato, estaba un vehículo negro con placas de Texas, en que se encontraban tres masculinos. Cuando los oficiales se acercaron, fueron agredidos y éstos repelieron la agresión. El comunicado justifica la muerte indicando que “los oficiales de seguridad “actuaron en cumplimiento de los protocolos nacionales e internacionales del uso de la fuerza ante un peligro inminente de muerte en su contra”. Las otras dos personas huyeron al monte.

Se busca justicia

En una reunión con medios de comunicación, el líder indígena, Mata Soria, mencionó que se pedirá a la autoridad federal que atraiga el caso, que se investigue para que haya justicia para la familia de Leonardo Reyes Cayente, y para que se limpie el nombre del migrante.

“Queremos justicia, que la investigación sea objetiva, que el estado no sea juez y parte. Se pedirá a la federación para que haya intervención, que se le llame a declarar a los asesinos y que respondan sobre cómo ocurrieron las cosas en verdad. Él llegó el 9 de diciembre, no pudo convertirse en delincuente en cuatro días. Más bien lo confundieron y le sembraron evidencias. Él sólo estaba buscando señal de internet. No es posible que no se haga justicia, y que se le llame agresor. Fue un homicidio calificado con todas las agravantes. Le sembraron evidencias. Él no usaba armas, era gente de bien” mencionó Mata Soria y asestó ¿Cuál es la seguridad que se le brinda a la gente? vienen a visitar y los matan los policías.

Por otro lado, en la misma reunión, Jorge Navarrete Olalde, Secretario de Derechos Humanos y Migrantes de la Gubernatura Indígena del Estado de Guanajuato, en Texas, aseguró que la familia le solicitó apoyo, y como Leonardo era ciudadano estadounidense, pedirán que intervenga la embajada de ese país para que el crimen no quede sin castigo. “No está bien que nos busquen sólo cuando el gobierno quiere trabajar en equipo para obras, también tenemos derechos, con nuestros impuestos se paga la seguridad y no pagamos para que nos maten. Necesitamos justicia” remarcó.

Familiares amenazados

La cuñada de Leonardo Reyes, quien ha acudido varias veces al Ministerio Público como testigo, aseguró a Atención, que los oficiales de la Subprocuraduría de Justicia en la Región D, le han amedrentado, le han dicho que no los vea a los ojos, y además le aseguraron que si mentía, también a ella la llevarían presa. “Ya te dije que el que miente va a la cárcel” le dijo el oficial que la interrogaba, “no me gusta como ves, te voy a meter a la cárcel y a tu cuñado, si estuviera vivo también lo metería”, mencionó la cuñada de Reyes, finalmente ella replicó “¿Y a los que lo mataron?”—pues eso ya después—replicó el agente del MP.

Una protesta para pedir transparencia

La firma de abogados Ornelas-Padierna con sede en Dolores Hidalgo, tomó el caso para asesorar a los familiares de la víctima, e incluso denunciaron la falta de transparencia para acceder a la carpeta de investigación.

Luego el 21 de diciembre por la mañana, familiares y amigos de Leonardo Reyes, y su familia; se apostaron fuera de la Subprocuraduría de Justicia Región D para demandar justicia, y sobre todo transparencia en el caso. Los abogados Ornelas-Padierna, tuvieron una reunión privada con el subprocurador Armando Amaro, quien les aseguró acceso al expediente.

¿Un caso aparte?

Atención recibió información de que en 2011 un primo hermano de Leonardo Reyes—Leonel— tuvo también un problema con la policía estatal. En ese entonces, justo cuando el regresó de Estados Unidos, en una tienda de Cruz del Palmar, donde éste estaba de visita, se generó un reporte de que una persona estaba pagando con billetes falsos, “pero no era Leonel,” aseguró la fuente de Atención.

Cuando la policía llegó, marcó el alto al vehículo en el que éste viajaba, sin embargo, no se detuvo y la policía disparó.

Leonel, quien fue herido en el tórax, portaba un arma y disparó en contra los oficiales de policía, dando muerte inmediata a un comandante. Leonel después de recuperarse en un hospital, fue llevado a prisión, hasta que fue liberado hace un par de años.

Al preguntarle a la madre de Leonardo Reyes, sobre si creía que el caso de su hijo podría estar relacionado con el de su primo, dijo para este medio que ella no lo creía.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove