Luchando en contra del hambre | San Miguel de Allende | Atención San Miguel
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Luchando en contra del hambre

Alumnos de Nuevo Pantoja

Alumnos de San Jose de Allende

Mamás durante la clase de cocina

Niña de Alcocer

Por Karla Ortiz

Feed The Hungry es una organización no gubernamental nacida en San Miguel que se dedica a proveer nutrición y alimentación a los niños de las comunidades más necesitadas. Actualmente atiende a 4,000 niños con 37 cocinas escolares en comunidades y siete cocinas de otras ONG’S como el asilo ALMA, CASA o en Centro Infantil San Pablo. Durante este 2018 y en 2019 estarán sirviendo 1,000,000 de comidas diarias.

Todo empezó hace 34 años, cuando a un grupo de extranjeros se les ocurrió dar sándwiches de crema de cacahuate y mermelada a las personas sin hogar, afuera de la iglesia San Pablo sobre la calle Cardo. De pronto tuvieron la idea de apoyar una cocina de alguna escuela de San Miguel, y fue así como poco a poco a través de los 34, casi 35 años han crecido y han hecho de su pequeña voluntad un gran cambio en la vida de los niños San Miguelenses.

Los retos encontrados

Uno de sus mayores retos ha sido llegar a las comunidades. El gobierno les provee una lista de las comunidades más necesitadas, y ellos atienden aquellas que no tienen servicios básicos como luz o agua, pero además de esas necesidades, también se enfrentan a los caminos de terracería y a que durante las temporadas de lluvia los ríos crecen y es más difícil entregar la comida.

Otro de sus más grandes retos es tener que enfrentar a las madres o directores de las escuelas que por querer tener una tiendita de comida chatarra dentro de la escuela, favorecen la desnutrición de los niños. Cuando en realidad lo único que busca esta organización es llevar alimentos sanos sin ningún costo a los niños más vulnerables.

¿Cómo funciona?

Al principio, la organización se encargaba de construir las cocinas en las escuelas (kinder, primaria y secundaria)  pero se dieron cuenta que representaba un gasto monetario enorme, así que incentivaron a las escuelas a que ellas se encargaran de entregar un espacio libre para adaptarlo a una cocina, así Feed The Hungry se encargaba de llevar una estufa, refrigerador, utensilios y todo lo que hiciera falta para tener una cocina completa. Después, con la ayuda de su chef, quien, vale la pena mencionarlo, fue uno de los niños beneficiados del programa de hace muchos años y que ahora es un profesional y se dedica a ayudar a esta organización, y junto con tres nutriólogos, se encargan de hacer el menú, cambiándolo cada tres meses para aprovechar las frutas y verduras de temporada.

Otro objetivo que tiene la organización es integrar a las madres a este proyecto, ya que Feed The Hungry solo alimenta a los niños cinco días a la semana, pero los otros dos días comen en casa, así que buscaron la ayuda de las madres y les enseñaron como preparar cada alimento del menú, así las madres aprenderían a cocinar con frutas y verduras, legumbre y carnes de una forma económica y saludable.

Así mismo, para completar la nutrición de los niños de una forma integral, han sugerido a los maestros a que deben destinar cierto tiempo para actividad física, así los niños pueden estar más concentrados durante las clases.

Además han impulsado un programa de inglés en el que no solo los niños toman clase, sino que las mamás y los papás por iniciativa propia se han integrado a las clases de inglés, después de la escuela.

¿Cómo lo logran?

Cada mes tienen que recaudar 50 mil dólares para que el programa funcione, pero esto no sería posible sin sus “Kitchen Angels” como les gusta llamar a sus donadores. Y por supuesto no podrían lograrlo sin la ayuda de sus más de 120 voluntarios que ayudan en el transporte, en el empaque de alimentos, a los miembros del consejo y toda la gente involucrada en el proyecto. “Feed The Hungry no sería lo que es hoy sin la ayuda de los voluntarios. Siempre me he preguntado si este programa no se podría llevar a otras ciudades del país porque la necesidad es muy grande, pero sería algo imposible pues “la salsa” de Feed The Hungry son los voluntarios y no sería fácil encontrar a otros voluntarios con el mismo corazón en otras ciudades como lo es en San Miguel de Allende”, comentó Michael Gerber, Secretario de la Organización.

BOX

Si tu también quieres sumarte a esta gran causa, puedes hacerlo a través de donaciones o voluntariado. Para más información visita la página de Feed The Hungry: feedthehungrysma.org.

 

 

“Feed The Hungry no sería lo que es hoy sin la ayuda de los voluntarios”.

¾Michael Gerber, Secretario de Feed The Hungry

 

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
Log in | Designed by Gabfire themes