photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Cancionero de la muerte

_MG_1612 copy

Photo by fer gomez

Por Karla Ortiz

 

El Jinete – José Alfredo Jiménez

Por la lejana montaña

Va cabalgando un jinete

Vaga solito en el mundo

Y va deseando la muerte

 

Lleva en su pecho una herida

Va con su alma destrozada

Quisiera perder la vida

Y reunirse con su amada

 

La quería más que a su vida

Y la perdió para siempre

Por eso lleva una herida

Por eso busca la muerte

 

El compositor Guanajuatense, José Alfredo Jiménez, dedicaba muchas de sus canciones a sus vivencias y las de la gente que lo rodeaba. En esta pieza quiso expresar el sentimiento de una persona que ha perdido a su amada y el sufrimiento que representa estar vagando solo buscando la muerte.

 

Las Golondrinas – Pedro Infante

A donde irá veloz y fatigada

la golondrina que de aquí se va.

No tiene cielo, te mira angustiada

Sin paz ni abrigo que la vio partir

 

Junto a mi pecho

Hallara su nido

en donde pueda

la estación pasar.

También yo estoy

en la región perdida

¡Oh cielo santo!

y sin poder volar.

 

Esta canción se ha convertido en un himno a la muerte gracias a los mariachis tradicionales que tocan esta melodía en cada funeral. Pues la letra se puede interpretar como un alma que acaba de partir, que va en pena y sin lugar a donde ir. Pero que siempre estará en el corazón (pecho) de las personas que la vieron partir y que ahora sufren la perdida.

 

Cuatro Cirios – Javier Solís

Cuatro cirios encendidos

hacen guardia a un ataúd

y en él se encuentra tendido

el cadáver de mi amor.

 

Ay qué velorio tan frío

qué soledad y dolor

sólo están los cuatro cirios

también de luto vestidos

igual que mi corazón.

 

En algunas ocasiones esta canción se usa para despedir a una persona que se quiso mucho. En ella relata como cuatro cirios (velas) hacen guardia a el ataúd que resguarda un cadáver. Explica la soledad y dolor que experimenta con la perdida, y que la sombra de su amor vagará por la eternidad en busca de otro amor.

 

Amor eterno – Juan Gabriel

Tú eres la tristeza de mis ojos

Que lloran en silencio por tu amor

Me miro en el espejo y veo en mi rostro

El tiempo que he sufrido por tu adiós

Obligo a que te olvide el pensamiento

Pues, siempre estoy pensando en el ayer

Prefiero estar dormida que despierta

De tanto que me duele que no estés

Como quisiera, ay

Que tú vivieras

Que tus ojitos jamás se hubieran

Cerrado nunca y estar mirándolos

Amor eterno

E inolvidable

Tarde o temprano yo voy a estar contigo

Para seguir, amándonos

 

Es una costumbre mexicana que esta canción la toquen mariachis en los funerales o entierros, y suele dedicarse a las madres difuntas. Es la canción que más se dedica a los difuntos. Expresa el sentimiento de un hijo hacía su madre cuando ésta ya no está y desea que vuelva para poder estar con ella de nuevo y seguirla amando.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove