Explosión en Capilla de Piedra: supuesta negligencia

Por Karla Ortiz

Este pasado 27 de junio, se realizó la audiencia oral con las víctimas de la explosión sucedida el 13 de enero del presente año en el Fraccionamiento Capilla de Piedra. El motivo de la audiencia fue para abrir nuevamente la carpeta de investigación y determinar al responsable de la fuga de gas LP originada en el edificio 1 (1-203), de la calle Capilla de los Reyes de dicho fraccionamiento.

A dos años de la aprobación del fraccionamiento, en medio del repudio generalizado de la población, y a cinco meses de la explosión, se ha logrado determinar un acuerdo de investigación aclarar la responsabilidad en el hecho.

El Fiscal de Investigación, César Octavio Serrato Mujica, ya había determinado que no podía existir un probable responsable de la fuga del gas LP, ya que en el momento de la explosión, el departamento se encontraba desocupado, y no se podía imputar acción a ninguna persona. Contra tal determinación, los asesores jurídicos de las víctimas, Sandra Campillo y Sergio Barquín, presentaron ante el Juez de Oralidad en Materia Penal un recurso de inconformidad que se resolvió mediante la mencionada audiencia oral.

Los asesores jurídicos argumentaron que contrario a lo que refería el Fiscal de Investigación, sí habría probables responsables: el arquitecto Juan Carlos Valdés, director responsable de la obra, y la Constructora Cuatro SMDG, a través de su representante legal Bernardo Montemayor Villareal.

Los abogados argumentaron que en la carpeta de investigación faltan datos de prueba consistentes en testimoniales, dictámenes periciales (privados y oficiales) en materia de explosivos, criminalística y edificación de estructuras, de los que se desprende que la fuga de gas LP, se debió a una acumulación que posteriormente explotó, debido a que las instalaciones de las tuberías en los departamentos del fraccionamiento son incorrectas e incumplen con la norma mexicana NMX-X-021-SCFI-2007 y la norma internacional ISO 17484, donde establecen las técnicas mínimas de seguridad para el diseño, construcción y modificación de las instalaciones fijas y permanentes de aprovechamiento de gas LP.

También, refirieron que en las pruebas periciales se demuestra que la fuga de gas se originó en las tuberías que se encuentran al interior del muro de las chimeneas de los departamentos, por lo que era imposible para los propietarios manipular las instalaciones. La abogada Sandra Campillo dijo también que en noviembre del 2017, ya se había hecho un reporte de fuga de gas por parte de una de las inquilinas. Para atender el reporte, la arquitecta de la constructora envió a dos plomeros al fraccionamiento, quienes encontraron que efectivamente una de las boquillas de la tuberías estaba mal instalada, pero solamente parcharon y se fueron, y el olor a gas disminuyó pero no se fue. Es decir que la fuga seguía existiendo.

Reforzando su inconformidad, los asesores jurídicos mencionaron que el director responsable de la obra y la constructora, omitieron el cumplimiento de las normas que exige la materia respecto a las instalaciones de Gas LP y que tal incumplimiento produjo que los cuatro departamentos del edificio colapsaran y que la onda expansiva llegara a afectar a las casas que se encuentran en la colonia vecina: El Atascadero.

Además, demostraron que tanto el director responsable, como la constructora (al ser expertos de la materia), tenían la obligación de revisar escrupulosamente los planos y cumplir con el protocolo que se requiere para que las instalaciones y la estructura de la edificación de los departamentos fueran idóneas para prevenir futuros incidentes y que pudiesen llegar a ser habitables. El hecho de incumplir ante tal reglamentación, viola los derechos humanos de todas las victimas. Incluso, ocultaron información del expediente y manipularon varios datos de prueba, entre ellas los dictámenes periciales oficiales, además de que la Fiscalía no ahondó en el tema de investigación para el esclarecimiento de los hechos. Ya que todas las tuberías del fraccionamiento se encuentran dentro de los muros y existe la posibilidad de que los futuros y ya inquilinos encuentren ciertos imperfectos en la tubería de gas. “Hasta el día de hoy, constantemente hay advertencias de fugas de gas en las tuberías de los departamentos del fraccionamiento,” dijo la abogada Sandra Campillo.

Ante tales manifestaciones, el Juez de Oralidad en Materia Penal, resolvió revocar la determinación del Fiscal, ordenándole que llevara a cabo diversas diligencias para el esclarecimiento de los hechos, pues existen datos de prueba suficientes para acreditar que el director de obra y la constructora podían ser responsables del lamentable siniestro donde al menos hubieron tres víctimas con lesiones graves y daños a la propiedad de terceras personas.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove