photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

En campaña con… Héctor Robles, PRD

Héctor Robles

Héctor Robles

Héctor Robles

Héctor Roble

Por Jesús Aguado

“Actualmente, el presidente municipal gana 120 mil pesos. Mi compromiso es bajar ese salario a 25 mil pesos por mes”, Héctor Robles.

El jueves 25 de marzo, llegué al fraccionamiento Insurgentes; el candidato Héctor Robles ya había salido de la casa de campaña, no le gusta hacer esperar a la gente en las comunidades, me dijo su asistente; pero me pidió que te condujera. Abordamos el auto tipo Sedán, que nunca llevan a campaña, pero esta vez se requería transporte extra. Así nos fuimos a la comunidad Flores de Begoña—ésta es sobre carretera a Los Rodríguez.

Al llegar, no había una gran caravana de autos, ni carros rotulados con propaganda. Hombres y mujeres estaban reunidos, escuchaban el mensaje de Héctor. Eso sí, a todos se le entregó una playera del PRD, igual a los niños que, la ataban de un lado, ya de otro, para que les ajustara.

Robles, con un equipo de sonido austero lanzó su mensaje, quiere ser presidente municipal para trabajar con las personas, para hacer posibles las escuelas de formación digital, esas con las que pretende mejorar los oficios de los trabajadores, que aprendan más sobre su ocupación y así, reciban un pago mayor por sus servicios. De frente, cuestionó a los hombres si se inscribirían a la escuela, a los señores; todos dijeron sí “para ganar más”. “Eso es posible” dijo Héctor.

Luego, preguntó si alguien querría ser policía—cuando le preguntaron sobre su propuesta de seguridad—todos dijeron no, y es que “a como están las cosas” nadie quiere arriesgar su vida, comentaron; entonces Robles remarcó que la solución al problema es tener más espacios deportivos “hay más de cien bares en San Miguel, y sólo una unidad deportiva. Si tenemos más espacios para deporte, nuestros jóvenes irán más que a los bares” mencionó.

Se despidió, subió a una camioneta tipo pick up y fuimos a la siguiente comunidad, Puerto de Sosa. Allí, algún día un candidato fue y les construyó un puente “pero queríamos algo bien, no eso que cualquier corriente puede llevarse” dijo una señora. La gente comenzó a llegar, y la plática inició. Orgulloso, Robles presentó a su esposa Nidia Cambrón, y a su padre el señor Aurelio Robles, que lo acompañaban este día; la interacción con la audiencia fue fácil, pero el reclamo fue el mismo de cada campaña “siempre vienen, nos prometen y luego ya no vuelven”. “Ayúdenme a llegar a la presidencia, y a partir del 2 de julio, estaré recorriendo—otra vez—las comunidades.

La campaña concluyó ése día. Fuimos a cenar en calzada de la Luz.

 

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove