El Valle es cultura y tradición viva

Por Jesús Aguado

Cuando el sol se apaga, el Valle del Maíz se enciende con: cera, pólvora, música, color y tradición que no es opacada por nada, ni siquiera por la lluvia. Es la fiesta del Valle del Maíz la más tradicional. Es la celebración a la Santa Cruz y una ofrenda a las ánimas, un agradecimiento a Dios, que ha permitido a quienes participan en la fiesta, tiempo de vida para cerrar un ciclo e iniciar el nuevo.

Esto es el Valle

La tierra de éste lugar era fértil, el agua escurría de Picachos, así que con arado y yunta, los que allí vivían cultivaban la tierra en mayo, porque al llegar la festividad de la Santa Cruz, el agua fluiría haciendo florecer sus milpas; el frijol y las calabazas.

Esos campos de cultivo, del San Miguel de antes, eran luego iluminados por los fuegos pirotécnicos, acompañados por la música y contraste de los colores. Esas milpas eran hasta sombra para beber un buen mezcal, del de Xichú; del que te invita Polo Estrada cuando te recibe en el hogar en que surgen los gigantes de San Miguel—las mojigangas.

Huapango

Guillermo Velázquez, es el creador de Los Leones de la Sierra, una agrupación característica del huapango en el estado; Velázquez acompaña la música con décimas, que más de las veces alzan la voz contra injusticias sociales. Guillermo y sus leones, tocarán el jueves 24 de mayo; dese las 8pm “hasta que el cuerpo aguante” porque el homenaje, es para la Santa Cruz.

Ensaye Real

Aunque se piden a Dios nueve permisos para llevar a cabo la festividad; uno de los principales es el que se solicita el viernes—este año el 25 de mayo (por la noche). Ese día, comienzan a llegar peregrinaciones de todas partes de San Miguel, con las ánimas (cruces en que se guardan las almas de los ancestros); una banda se da cita fuera de la iglesia a las 6pm para cantar “Las tardecitas”.

Devotos del lugar comienza a reunirse para realizar El Ensaye Real. La peregrinación es punteada por la Santa Cruz peregrina—un madero que visita las comunidades de la ciudad durante todo el año—ésta es seguida por música, danzas, locos y fieles. La procesión visita el monumento a la Santa Cruz que se encuentra frente al hotel Misión del Molino. Baja por Salida a Querétaro y hace una parada en la Santa Cruz frente al Callejón del Valle. Continúa hasta el Mirador y sube hacia la iglesia del Valle. En el trayecto, se van recogiendo flores, pólvora, diezmo y otros artículos que los vecinos entregan para la festividad.

Posterior al ensaye real, en las casas se comienzan a tejer los xúchiles (grandes estructuras de madera decoradas con hojas de cucharilla traídas del cerro Picachos). Mientras que un ritual de velación se realiza en la iglesia, toda la noche. A las 4am aproximadamente, ya del sábado, los xúchiles son presentados afuera de los domicilios como una ofrenda a Dios. A las 5:30am se reparte atole, tamales y comienza la alborada a las 6:30am.

Guerritas

Las guerritas ocurren el sábado—26 de mayo—a las 5pm a un costado del estadio municipal, a éste llega la Santa Cruz en procesión seguida por danzas, demonios, locos, así como “indios chichimecas” y personas vestidas como soldados, que se enfrentarán. Después de una explosión estridente, comienza la batalla, que concluye con ganadores y perdedores. Una procesión ritual y pagana va al Valle, donde la fiesta continúa.

Parandes, Marotas y coloquio

El domingo la fiesta continúa temprano en el barrio, y en la salida a Querétaro se reunen los locos, danzas y carros alegóricos que participarán en el desfile. Este evento inicia con “la Tarasca”, un demonio, y es seguido por las mojigangas, que a decir del Dr. Estrada, son quienes limpian el camino por el que pasará la Santa Cruz. Las mojigangas son seguidas por la Santa Cruz, carros alegóricos, danzas y locos.

Por la tarde, a las 5pm, fieles de diversas comunidades comienzan llegan y junto a ellos cargan otras ofrendas, los parandes.

Ese día a las 7:30pm comienza el coloquio El Tesoro Escondido que terminará hasta el día siguiente a las 7:30am. Es una obra de teatro que cuenta la historia del nacimiento de Jesús y las tretas que el demonio urde para evitar que los pastores lleguen a adorar al niño Dios, así concluye el ciclo y comienza uno nuevo que culminará en mayo del año siguiente.

Nota: Aunque todos son bienvenidos a la fiesta, se pide a fotógrafos, videograbadores y visitantes, respetar los rituales y no interponerse entre éstos y los devotos.

 

 

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove