photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

El turismo en San Miguel, ¿bueno o malo?

PORTADA TURISMO Guillermo González

PORTADA TURISMO Ricardo Villarreal

PORTADA TURISMO

Por Jesús Aguado

Lograr que las personas “de menos recursos puedan viajar al interior del país de forma económica; lo conozcan y se sientan orgullosos de su México,” es la intención de la promoción nacional Viajemos todos por México. Gracias a este programa, se ha incrementado el turismo en ciertas partes del país, beneficiando, desde luego a San Miguel de Allende y al estado de Guanajuato.

En contraste, a finales de 2017, quejas de sanmiguelenses empezaron a surgir por la falta de infraestructura, estacionamiento, el incremento de la carga vehicular, el ruido, la basura, el alza en los precios y otros problemas tal vez derivados de una promoción indiscriminada de San Miguel, que atrae a todo tipo de turismo. “Aunque yo vivo en las afueras de la ciudad, trabajo en el Centro, y puedo decir que desde hace unos cuatro años, es casi imposible encontrar estacionamiento o llegar a tiempo al trabajo. Sabemos que vivimos en una ciudad turística y que vivimos del turismo, pero a costa de no disfrutar nuestra ciudad porque poco a poco San Miguel ha ido dejando de ser de los sanmiguelenses. Hace mucho tiempo que voy al Centro con mi familia porque bajar es complicado, y cuando son vacaciones preferimos salir que quedarnos, y no somos los únicos,” comentó Constanza Morado, residente de San Miguel.

Al respecto, Guillermo González, gerente del Consejo de Turismo de San Miguel califica estos problemas como happy problems, problemas amables que traen beneficio; aún así, desde la administración local, dijo el presidente Ricardo Villarreal, se busca organizar la promoción turística para continuar atrayendo a cierto sector, con la inversión de hoteles de súper lujo.

¿Vocación para turismo médico?

En 2017, las autoridades del turismo aseguraron que el número de visitantes en San Miguel creció 50 por ciento, y pasó a dos millones. Ahora algunos sanmiguelenses se han quejado de que “ya no cabemos en la ciudad” y de la calidad del turismo al que incluso en redes sociales se ha llegado a calificar como de “baja calidad”.

Luz María Núñez Flores, integrante del Consejo de Movilidad, y exalcaldesa de la ciudad, aseguró que uno de los problemas es “la inconciencia de hacer publicidad muy mal manejada con el fin de atraer a miles de personas que sobrepasan la infraestructura.” Fue clara al decir que eso “lo hicieron algunos—refiriéndose al exalcalde Mauricio Trejo—con el propósito de que San Miguel fuera famoso—aunque ya lo era,” y no se discriminaron los mercados de promoción.

Para Núñez, suficiente tuvo San Miguel cuando fue nombrado Patrimonio de la Humanidad en 2008, eso remarcó, le dio a la ciudad un status importante porque hay turismo que sólo viaja a ciudades patrimonio “y tiene el poder adquisitivo”. Según ella, durante su administración, quiso que San Miguel tuviera una vocación verde, turismo ecológico “desgraciadamente la administración que siguió no le dio la menor importancia y publicitó la ciudad indiscriminadamente y no sólo llegaron turistas, sino desarrolladores, delincuentes y gente de ‘muy mala calaña’, que viene a exprimir a la ciudad y poco les importa si el comercio local ‘truena,’ pues vienen con sus propios intereses. Hay que tener responsabilidad desde la administración; la primera es cuidar a la ciudad y sus ciudadanos.”

La integrante del Consejo aseguró que ahora, con los hospitales que están surgiendo, San Miguel puede tener vocación de turismo médico “que la gente venga—usando sus seguros—se someta a procedimientos médicos, y se quede para recuperarse de tres o hasta seis meses “y eso lo está trabajando el alcalde Ricardo Villarreal. Ese turismo ayuda porque tiene el nivel económico que necesitamos,” mencionó.

Falta un estudio de cargas turísticas

Además de que ha aumentado el turismo, no se sabe cómo, ni cuándo, ni dónde San Miguel puede albergar y dar servicio a los visitantes porque nunca se ha hecho un Estudio de Cargas Turísticas (que debería tener San Miguel desde 2008, cuando recibió el nombramiento como Ciudad Patrimonio).

Actualmente, indicó Guillermo González, el gobierno del estado, ha destinado un recurso para que una compañía canadiense realice el estudio que debe iniciar y concluir en este primer semestre del año.

Aunque este estudio debería arrojar datos para una planeación turística adecuada, Núñez argumenta que no dirá la verdad porque “hablará de la infraestructura que ya tiene la ciudad”. Lo que falta, dijo Núñez, son actividades, y promoción para turismo alternativo, para que los visitantes, ansiosos por conocer y ver cosas nuevas, salgan del centro de la ciudad. Aseguró que la derrama económica debe ir también para las zonas rurales, “retomar el turismo ecológico”.

Indicó que desde el Consejo de Movilidad hay “muchos planes” para mejorar la movilidad peatonal y vehicular, además de la atención al turista, sin embargo, se debe esperar los tiempos legales para comenzar a aplicarlos. Remató culpando a “un marketing sin diseño, sin estructura, que no busca nichos específicos del turismo que queremos” por la saturación de la ciudad.

La ilegalidad que daña a la ciudad

Guillermo González, habló con Atención asegurando que los fines de semana de diciembre de 2017 fueron exitosos pues la ocupación hotelera (2,400 habitaciones) fue del 70 por ciento en Navidad, y del 100 por ciento en Año Nuevo y del 70 por ciento durante el primer fin de semana de este año. “Fue una llegada de turismo muy fuerte, tuvimos la ocupación esperada, además de un crecimiento en el porcentaje de los visitantes solo vienen a comer y se van”.

Para González, hay un problema, y es de las personas que a través de plataformas digitales ha decidido rentar habitaciones—2,500 calculadas, para hospedar a 10 mil personas—“y eso genera un daño a la ciudad y a los prestadores turísticos legales; no únicamente porque tienen trabajadores con todas las prestaciones de ley; sino porque no pagan IVA, y no pagan el 2 por ciento del dinero encaminado a la promoción del destino, pero sí usan la infraestructura pública.”

¿Gusta al Consejo Turístico—con representantes de cada asociación de prestación de servicio turístico—el turismo que llega a San Miguel? González aseguró que, desde el Consejo, se trabaja con la Agencia Virtuoso, organización cuyos clientes tienen ingresos mínimos de 250 mil dólares anuales. “Sin embargo no todos los promotores de la ciudad tenemos la misma línea, Viajemos Todos por México es un programa muy exitoso, en el segmento que busca no estamos de acuerdo, han buscado filmar spots en San Miguel; hemos tenido discordancias. La campaña es correcta socialmente, que todos tengan las oportunidades de viajar. Hay créditos. Es un programa de la federación. En este caso nosotros no lo promovemos, pero la Secretaría de Turismo Federal sí.”

Finalmente, González mencionó que se buscará este 2018, lograr que San Miguel tenga turismo durante los días de la semana, y éste se logrará con el de convenciones, con hoteles que cumplen con la infraestructura para ello como: Rosewood, Real de Minas, Misión, Casona y Arcada entre otros.

Ricardo Villarreal: tres hoteles de súper lujo

El presidente municipal indicó que a nadie se le puede negar conocer San Miguel de Allende, “sería inconstitucional, ilegal e inmoral decir que quien no tiene no puede entrar a la ciudad”.

Mencionó que la estrategia que se trabaja desde la administración con los prestadores de servicio es atraer turismo de alto poder adquisitivo y eso, se busca autorizando proyectos que no bajen la tarifa hotelera. Por eso se está atrayendo a hoteles de súper lujo para que llegue turismo exclusivo, que gaste en restaurantes, en artesanías, en muebles, que gaste en San Miguel. “Cuando un hotel quiere instalarse en San Miguel, debe ser de lujo,” remarcó el alcalde, y mencionó como ejemplo el hotel Aqua. “La gama más alta de grupo Posadas—que va de Fiesta Inn a Hotel One no los quisimos—quisimos el más alto, para que venga gente que tenga capacidad económica”.

Anunció Villarreal que a San Miguel llegarán de tres a cuatro hoteles más, de la calidad de Rosewood o Matilda; que han promocionado a la ciudad en un sector exclusivo. Entre esos mencionó el JW Marriot “de los más importantes del mundo”; así como Pueblo Bonito “que opera en Mazatlán y Cabos. La gente que va a la playa, puede tomar un vuelo a León y llegar a San Miguel. Gente con muchos recursos, que queremos que venga”. Agregó Villarreal que los proyectos se han trabajado los últimos 24 y 18 meses, y se construirán en los siguientes dos años. “Esto dará a San Miguel la mejor capacidad hotelera en una ciudad sin playa de América Latina”.

“Mucha gente viene, pasea y se va, y se va porque la ciudad es cara, pero tienen derecho a venir a conocer esta ciudad orgullo de los mexicanos. Eso no es evitable. Además mucha de la gente que se queja del turismo, no es de San Miguel, llegó como turista y se quedó a vivir aquí. Nosotros les abrimos las puertas como se las abrimos a todos. No hay manera de decir ‘a ti sí porque estás bonito y a ti no, porque estás feo’. Que me disculpe la gente que opina eso, pero ellos viven bien, viven cómodamente y yo no trabajo para ellos exclusivamente, trabajo para todos y sobre todo para quienes menos tienen, y son quienes viven del turismo”.

Sobre el crecimiento “desbordado”, comentó que han sido cancelados hasta 13 mil lotes en venta; ahora, aseguró el presidente, se ofertan espacios con mayor calidad, para que venga gente que genere desarrollo. “Queremos traer gente que genere empleo, y no que busque empleo, porque aquí en San Miguel ya tenemos muchas de esas personas,” dijo remarcando que últimamente el empleo ha crecido 25 por ciento.

Sobre el tema de movilidad, remató que el problema lo conocemos todos, “la gente sí cabe, lo que no son los vehículos”. Por ello el Plan de Movilidad que iniciará formalmente en 30 días con los estacionamientos en periferias, parquímetros, apertura del Centro de Atención a Visitantes e inicio de la ruta de shuttle (autobuses “con mayor calidad que llevarán a la gente al Centro y de regreso, de los estacionamientos en periferias). “San Miguel no es el lugar de hace 20 años cuando la gente podía estacionarse hasta en frente a la parroquia. Los cambios generan inconformidades, pero quien se inconforma es quien lo tiene todo, vive bien y no requiere ingresos para vivir el día a día” agregó el presidente.

Continuó Villarreal indicando que el proyecto de movilidad obligará a estacionamientos a tener sanitarios públicos y si no, sus usos de suelo no serán renovados. Agregó el proyecto—que no ha sido autorizado por INAH—para ampliar los baños junto a la parroquia de San Miguel Arcángel y la construcción de otros “soterrados” junto a Monjas. Si no se puede, aclaró, se buscarán otras soluciones, siempre consultando a la ciudadanía.

Finalizó recalcando que los “problemas” derivados del turismo son “buenos problemas”—prefiero tener estos problemas derivados de los buenos resultados, que tener una ciudad muerta, sin turistas, con desempleo, con pobreza y desesperanza en la gente. Falta mucho y lo estamos logrando, pero quien está en contra, no tiene amor al prójimo y no le importa que la gente viva mejor”.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove