Fabián Fuentes, Director de Arte, Atención

Conoce a la Biblioteca
Por Karla Ortiz

Hablemos de las facetas en la vida del diseñador del periódico Atención. ¿Qué hay detrás de esa computadora? ¿Quién se esconde en los diseños del periódico Atención?

Fabián Fuentes, Director de Arte del periódico, es la persona que semana tras semana, se rompe la cabeza con la información que reporteros y contribuidores envían tarde, con los clientes que mandan sus anuncios en baja resolución y básicamente quien se encarga del diseño editorial general, las ediciones especiales y el proceso gráfico de anuncios y fotografía, además de poner bonito y presentable a nuestro querido periódico.

Fabián es originario de la Ciudad de México, allá estudió su carrera, la que al principio le costó un poco de trabajo poder estudiar, y no por que sus padres se lo impidieran, sino por que intentó varias veces entrar a la UNAM, y debido a que Diseño Gráfico era una carrera muy demandada, decidió dejar de intentar y optó por a la UVM que quedaba cerca de su casa. Tres semestres después se salió y entró a la UNITEC y fue ahí donde terminó su carrera. Al salir de la universidad vendió su auto para poder cumplir uno de sus sueños: vivir en Canadá. Encontró una escuela de inglés en Toronto y un lugar donde vivir durante los seis meses de su estancia por allá. Después de algún tiempo conoció a otros jóvenes con los que se fue a vivir, pero después ellos tuvieron que dejar la casa y se vio en la necesidad de encontrar a alguien más con quién compartir el departamento. Recordó que dos de sus compañeras de escuela buscaban donde vivir las invitó a compartir el departamento, por una corta temporada porque en breve regresaría a México.

Después de regresar, se mantuvo en contacto con una de las chicas que vivió con él en Toronto, y un día, Fabián le contó que estaba buscando trabajo en la CDMX pero que no encontraba por ningún lado; ella le comentó que había encontrado trabajo en un periódico local de San Miguel de Allende y que precisamente estaban buscando un diseñador para un suplemento nuevo que se llamaría “Qué pasa”. Fue así como Fabián llegó a San Miguel y a Atención, donde comenzó a trabajar al lado de su entonces amiga, Tania Noriz. Sin embargo, por cuestiones personales tuvo que dejar el trabajo, hasta que finalmente, hace cinco años, el entonces editor Jesús Ibarra le ofreció la Dirección de Arte del Atención y desde entonces ha trabajado muy productivamente en las publicaciones semanales del periódico.

Sus tres pasiones

Siempre le han gustado los deportes; fútbol, básquetbol, béisbol, de todo. Aunque nunca ha estado en un equipo, creció jugando con su hermano y primos hasta que a los 13 años aprendió a andar en patineta y desde entonces no hay quien pueda bajarlo de ella. Como todo joven tuvo su etapa de rebeldía y un día llegó a casa con una perforación en la nariz y después con su primer tatuaje, lo que le causó algunos problemas con su mamá y lo que empezó como un tatuaje, posteriormente, comenzó a ser un gusto por las expresiones gráficas que se reflejan en su elección de carrera y en sus varios tatuajes, el último, un ambigrama con una frase que se lee igual al derecho y de cabeza.

Fabián es aficionado de la música alternativa que se contrapone a los modelos oficiales comunes como bandas altamente reconocidas. Eso no quiere decir que escuche solo metal y cosas pesadas, entre los grupos que lo definen se encuentra Tool y Placebo.

 

Un papá muy ‘cool’

Para una persona como Fabián, ha sido difícil aceptar una vida adulta, ya que desde que llegó a San Miguel su circulo social siempre han sido personas más jóvenes que él.

“He aprendido a ser papá casi a golpes”, comentó Fabián. El ser papá dio un giro a su vida y su forma de ser. Cambió las salidas con sus amigos por un día de risas con su hijo, cambió los desvelos, por levantarse temprano para llevar al niño a la escuela y sobre todo cambió su forma de ser para poder educar a su hijo y tratar por sobre todas las cosas, ser un gran ejemplo a seguir. “Sabe que yo no soy muy regañón, que hay cosas divertidas que podemos hacer y disfrutar juntos. Es un niño bien portado, con un sentido del humor muy especial y bien portado, lo que es muy bueno porque no me gustan los niños groseros,” añadió Fabián.

Aunque su papel como papá le ha costado mucho trabajo, también nos contó que su hijo, es su pequeño “carnalito”, con quien se lleva como si fueran amigos y que en reuniones familiares, cuando se aburren, comienzan a hacer bromas para pasarla mejor. “Me cuenta que todos sus amigos le dicen que su papá es buena onda, y a mi me da gusto, aunque mas que ser buena onda, quiero que me vea como a un papá con el que puede confiar, no siempre pasa eso, ” comentó Fabián.

Creando conciencia sobre el cáncer testicular

Además de vivir en Ciudad de México y San Miguel de Allende, también vivió en Mexicali durante un año. Fue ahí que un día notó que algo en su cuerpo no estaba normal y acudió a un médico, quien lo revisó y le dijo que no se alarmara, que solo tenía agua. Pero pasaron los días y el malestar no se quitaba, así que fue con otro doctor, quien le dijo que lo tenían que operar de inmediato, pues tenía cáncer testicular. Al día siguiente del diagnóstico regresó a México para que lo operaran. Después de la cirugía, todos creyeron que ya no había nada, pero tras una serie de chequeos notaron que el cáncer había hecho metástasis a los ganglios de la espalda baja y tuvieron que aplicar quimioterapias para que el cáncer se redujera y pudieran operar. Su cabello, cejas y pestañas se empezaron a caer. Después de tres años de quimioterapia y de ser atendido en el Instituto de Cancerología en la Ciudad de México, fue dado de alta. “Es importante revisarse, poner atención a cualquier cambio que uno tenga en el organismo, y sobre todo, si uno no está seguro de la opinión de un médico, buscar la de otro, y hablar de estas enfermedades, porque en muchas ocasiones es un tema tabú y si no hablamos de ello entonces ¿cómo las demás personas van a saber de ello? ¿Cómo se va a prevenir o a atender mejor? El cáncer testicular es uno de los que menos se habla y de los que más ataca a niños y jóvenes, entonces los padres tenemos que estar al pendiente de alguna anomalía en esa parte del cuerpo de sus hijos, que muchas veces ya no se revisa cuando han aprendido a bañarse solos; y los jóvenes deben revisarse periódicamente por prevención.

Para Fabián la vida ha sido un poco complicada, pero el la ha vivido como ha querido vivirla con rebeldía, así como el escritor Bertrand Russell lo hizo también: “al contrario del esquema habitual, me he hecho gradualmente un poco más rebelde a medida que envejezco.”

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove