Tonantzin, La Constructora de Nación

Virgen en los Rodriguez

Virgen en altar para foto del recuerdo

The offering

Portada guadalupe

Alfredo Tapia

Villa de Guadalupe

Virgin of Guadalupe at Los Rodriguez

Por Jesús Aguado

Los cohetes sonarán para cerrar la noche previa a la celebración de la única Virgen y Reina de México, Guadalupe, y también retumbarán en la ciudad antes de que despunte el alba el 12 de diciembre.

Esos fuegos pirotécnicos anuncian que el pueblo mexicano está de fiesta, por el cumpleaños de la aparición de “La Morenita”; patrona y estandarte de comerciantes, taxistas, convictos y hasta de los políticos.

125 años de historia

Congregación de los Rodríguez es la comunidad más poblada en San Miguel de Allende, los locales calculan que la habitan cinco mil personas. En el centro del poblado—atravesado por una carretera federal—hay dos espacios religiosos, uno en desuso dedicado a la Virgen del Refugio; y la parroquia, fundada hace 148 años, dedicada a Nuestra Señora de Guadalupe.

Y en esa parroquia, se realiza una de las fiestas más grandes en la ciudad, en honor a la Guadalupana, inicia desde el 1 de diciembre y concluye el 12. Incluye pólvora durante la noche y la maña, bailes folklóricos, música en vivo, cabalgatas, parandes, carreras a caballo, palo encebado, castillos… como en muchos de los espacios en que es celebrada la virgen, es gratuito para el público general, auspiciado por creyentes “en deuda” con ella.

Alfredo Tapia, hace 25 años se integró a la festividad. Indica que cada día, una familia es la encargada de entregar una ofrenda no nadamás para la virgen sino para la comunidad. Él apoyaba a una organización de mujeres, encargadas la fiesta del 8 de diciembre “Las Hermanas de María”. Un día, el decidió que no podía apoyar ese año, entonces el cura del templo le dijo “a partir de este año, si nos apoyas, nunca te volverá a ir mal”.

Desde entonces, Tapia, quien también es delegado de la comunidad; ha tenido éxito en su negocio y ello lo atribuye a la Guadalupana; y a otra advocación Mariana, la Virgen de San Juan. Pues también en enero, entrega comida hasta para mil personas—desayuno, comida y cena, durante diez días—que van en peregrinación de San Miguel hacia San Juan de los Lagos.

El señor Honorio y Don Juan, pertenecen al comité de veinte personas que organizan la festividad en la comunidad de Los Rodríguez e invitaron para que todos los sanmiguelenses conozcan el poblado y disfruten de la fiesta. Revise los programas de actividades en Qué Pasa.

Celebración en San Antonio

Las fiestas en honor a la Santísima Virgen se llevan a cabo del 12 al 17 de diciembre en la zona urbana. Hace 30 años, “don Fermín Loyola, un feligrés de la parroquia de San Antonio, recibió de una señora (a la que nunca volvió a ver) la propuesta de realizar una peregrinación con la Virgen de Guadalupe de cada comunidad y colonia que pertenecieran a esa parroquia,” dijo previamente para este medio el padre Antonio González Lara; así desde entonces, se eligió el puente del Fraile para realizarla.

Es la peregrinación más grande en honor a la mujer que “una hermosa mañana bajó al Tepeyac”, con más de ocho mil personas que se reúnen a las 9am en el puente y desde allí caminan, algunas descalzas pagando mandas, hasta el templo de San Antonio, rezando y cantando. Actualmente participan vecinos de 28 comunidades y 12 colonias. A decir del padre González, todas las capillas que pertenecen a esa iglesia tienen a la Virgen de Guadalupe como advocación Mariana.

Las festividades continúan en el mercado de Guadalupe, Mercado de San Juan de Dios y concluyen en el Mercado Ignacio Ramírez el 17 de diciembre. Consulte el programa de actividades en Qué Pasa.

Las apariciones de Tonantzin

Los nativos prehispánicos eran politeístas y adoraban al dios de la lluvia, del maíz, del fuego y a Tonantzin, la madre divina de todos los dioses, que tenía un pequeño centro ceremonial en el cerro del Tepeyac. La historia dice que el 9 de diciembre de 1531 cuando Juan Diego (elevado a Santo en 2002) se dirigía a escuchar misa, fue cautivado por el canto de las aves, por lo que se detuvo y entonces en el cerro del Tepeyac vio por primera vez a La Guadalupana, quien le expresó su deseo de que en ese lugar se erigiera un templo para ella: “En ese templo mostraré y daré todo mi amor y mi compasión, escucharé a los que a mi vengan, me busquen y en mí confíen,” dijo a Juan Diego la aparición.

La Guadalupana pidió al nativo que fuera con el señor Obispo para comunicarle su deseo, sin embargo, éste le solicitó una prueba de lo que había visto. El 12 de diciembre, Juan Diego volvió a ver a La Virgen, quien le pidió que subiera al cerro y cortara las flores que encontrara. El indígena obedeció y llenó su ayate con rosas; por otro lado La Guadalupana le pidió que las mostrara únicamente al obispo. Cuando Juan Diego estuvo frente éste, de su ayate cayeron cientos de flores y en en la ropa que él vestía apareció estampada la imagen de la Virgen. La estampa es la misma que se encuentra en la Basílica, iglesia y santuario dedicado a la Virgen, que actualmente se encuentra la Delegación Gustavo A. Madero, en Ciudad de México.

La Virgen y la política

La religión y la Virgen de Guadalupe se utilizaron como emblema de la lucha independentista, que comenzó la madrugada del 16 de septiembre de 1810. Miguel Hidalgo tomó un lienzo con la virgen de Guadalupe a su paso por Atotonilco. La historiadora Graciela Cruz, previamente dijo para Atención, que hay otra versión, ésta indica que un ranchero le pidió a una de las beatas un lienzo de La Guadalupana, para colgarlo en un asta que sostenía un tendedero, una vez con el emblema y el asta, comenzó la gritería para animar a la tropa a seguir por la lucha independentista.

La historiadora también habló sobre la existencia de las “banderas gemelas” del regimiento de los Dragones de la Reina, levantadas el 16 de septiembre en la villa de San Miguel el grande. Las banderas de Ignacio Allende, como también han sido llamadas, tienen en la cara principal la imagen de la Virgen de Guadalupe coronada como patrona jurada de la Nueva España, y en el reverso se combinan el águila mexicana (posada sobre el nopal) y el arcángel San Miguel. Las banderas, indica Cruz, fueron arrebatadas a los insurgentes en la batalla del Puente de Calderón en 1811, donde se produjo la derrota más importante de la primera etapa del movimiento de Independencia frente al Ejército Realista de Félix María Calleja, quien las envió al rey Fernando VII en 1814 como trofeos de guerra, y hasta hace unos años formaban parte del acervo del Museo del Ejército, en España. En mayo de 2010, durante la celebración del bicentenario, España las devolvió a México (una como regalo, otra en préstamo). La estampa de la Guadalupana fue utilizada cien años más tarde por Emiliano Zapata durante la Revolución mexicana.

Aunque con las leyes de Reforma de Juárez, en 1857, se estableció una separación de religión y estado; y además los bienes de la iglesia fueron confiscados; Monseñor Luis Felipe García, de la Basílica de Guadalupe, comenta que Juárez era devoto de la Virgen.

En 1999 el entonces candidato a la presidencia de la República, Vicente Fox, utilizó una imagen de la Virgen de Guadalupe en su cierre de campaña. También el 1 de diciembre del año 2000 previo a tomar posesión como presidente de la república, el mandatario fue a la Basílica de Guadalupe y allí, junto a su familia oró, repitiendo el mismo acto el último día de su gobierno, en noviembre de 2006.

En 2006, durante las campañas presidenciales, cientos de simpatizantes del entonces candidato a la presidencia del país, Andrés Manuel López Obrador, en procesión fueron a la Basílica, rogándole a la virgen que impidiera el fraude electoral. Tres años más tarde, la virgen fue utilizada en protestas del Sindicato Mexicano de Electricistas.

Monseñor Luis Felipe García dice que la gente no debe apropiarse de la virgen para sus causas políticas porque actualmente la Guadalupana está enviando el mismo mensaje de 1531 “háganme una casita.  Con eso se refiere a que se construya una nación donde reine el amor, la concordia y no el conflicto social”, concluyó el Monseñor.

Visita el Centro Religioso Más Visitado del MundoÑ[kln

Para llegar a la Basílica Guadalupe hay que caminar por una extensa avenida, la Villa, por la que se pueden ver cientos de personas peregrinando hasta llegar a la Basílica. Más de ellos cargan estandartes, imágenes y esculturas de la virgen. Al llegar a la Basílica entran de rodillas, rezan, se santiguan e incluso lloran; sólo ellos conocen y deciden guardarse para sí el milagro que les concedió la virgencita.

Al salir de la basílica, algunos descansan y frente a su propia imagen de la Guadalupana se sienten a comer; otros recorren varias de las iglesias que hay en la Villa e incluso se toman la foto del recuerdo frente a la obra denominada “La Ofrenda”. Al salir de la villa, un mercado lleno de imágenes religiosas los despide.

Muchas veces, se ha puesto a discusión si la imagen estampada en las ropas de Juan Diego es sobrenatural o no, sin embargo, para Atención, Monseñor Luis Felipe García dijo que la historia sobre si se estampó o no la virgen en el ayate de Juan Diego no está a discusión lo que interesa es que cada peregrino la estampe en su corazón, que abra el ayate de su vida y lo llene de rosas de amor de la virgen, porque es ella quien llega a la gente, no al contrario. “En esa Basílica,” continúa monseñor, “diariamente ocurren milagros pues gente que se dedica a la delincuencia organizada que han platicado conmigo frente a la virgen para dejar la maldad, sin embargo, después aparecen asesinados, pero murieron convertidos.”

Pólvora

El día que más pólvora se quema, en la ciudad—y tal vez en México—es entre el 11 y 12 de diciembre, pues hay cohetes toda la noche previo al cumpleaños de la Virgen, y el día de la fiesta. La quema de pólvora está regulada, e incluso tiene horarios que van de las 6am-11pm; sin embargo, el 11 y 12 de diciembre las excepciones existen.

Y es que por toda la ciudad se escuchan los estruendos. Lo que sí, es que las quemas están reguladas por la Secretaría de la Defensa Nacional y por la Dirección de Protección Civil, incluso ahora, acorde con Josafat Enríquez, subdirector de Protección Civil, la SEDENA obliga a que una ambulancia esté cerca así como una pipa, con el objetivo de combatir cualquier emergencia causada por la pólvora.

Enriquez aseguró que anualmente, los 20 quemadores de pólvora autorizados por la SEDENA solicitan en San Miguel alrededor de 500 permisos para quema; y que es en diciembre cuando el número aumenta.

Enriquez finalizó indicando que existen operativos permanentes para evitar la venta de fuegos pirotécnicos—palomas, cebollitas, cohetones y similares—cuya venta es ilegal. Invita a que cualquier queja se haga al 911.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove