photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Person of the Month: Betse Davies

Por Karla Ortiz

Existen incontables organizaciones en San Miguel que se preocupan por el bienestar de los sanmiguelenses. Esto demuestra el compromiso que tiene la sociedad con su gente. Es esto lo que ha atraído a tantos hombres y mujeres extranjeras para residir en nuestra ciudad, además por su puesto de la cultura y las artes que se viven todos los días. Una de las personas más entusiastas con este tema es la querida Betse Davies, a quien no es sorpresa que la gente le tenga tanto afecto, pues su compromiso para ayudar a niños y jóvenes para salir adelante es enorme. Betse es una amante de la historia, los libros y México.

Los padres de Betse solían visitar San Miguel por temporadas. A su padre le apasionaba la pintura, pues para él era una forma de inmortalizarse y dejar algo para la posterioridad, y esto fue lo que lo hizo tener una gran conexión con el pueblo. Tantas visitas a San Miguel por parte de sus padres, hizo que Betse también llegara a nuestra tierra, poco a poco se fue dando cuenta que aquí era donde quería pasar el resto de su vida y en 1989 decide mudarse oficialmente a San Miguel junto con su esposo. En el año 2000, le detectan a su esposo cáncer, fue una temporada larga para Betse, pues estuvo viajando a Estados Unidos, donde estaba siendo atendido, ella estuvo con él hasta el ultimo momento. Finalmente murió y todo mundo se preguntaba qué haría Betse, pero para ella fue sencillo, solo quería regresar a San Miguel. Hasta hace algunos años, Betse y su actual esposo Jim decidieron buscar un lugar lindo para vivir y adquirieron un departamento en Quinta de Loreto y han estado ahí casi cinco años, “un lugar encantador y mágico”.

Betse fue maestra de historia para primaria, secundaria y un poco en la universidad, por eso le ha llamado tanto la atención la historia de San Miguel. Tiene su casa repleta de libros, estantes en cada habitación llenos de ellos. Gracias a ellos ha aprendido mucho sobre la historia no sólo de San Miguel, sino de México. Ella es una persona bastante hospitalaria, desde el momento en que te recibe en tu casa con una taza de té y unas galletas, ama el folklore mexicano, pues tanto la decoración de su hogar y ella son una fiesta de colores y buena actitud.

Una de las cosas que le encantan de San Miguel es que puede caminar a todos lados, todo es relativamente cerca y no tiene necesidad de usar transporte. Menciona que le ha pasado que va caminando al lado de un coche y cuando vuelve a observar el coche ya se ha quedado atrás debido al tráfico, para ella siempre es mejor caminar, además de que le ayuda a su salud.

Entre algunas caminatas conoció a Bob Latta, quien antiguamente era el encargado de dar los tour de Patronato Pro Niños, él siempre invitaba a Betse a asistir a alguno de los tours, pero Betse no accedía por que siempre estaba caminando, así que un día decidió tomar el tour y para ella fue una “explosión en su cabeza”. Le pareció tan interesante que inmediatamente quiso hacerlos ella, ir explicando a la gente cada pedazo de la ciudad. “Era muy divertido, vivir y dar los tours es la cosa más divertida que he hecho en San Miguel”, agregó Betse.

Un día en 2002, Bob Latta la contactó y le pidió que llevara a la gente del tour a dar el recorrido, en ese entonces con hasta 10 personas en cada tour, desde 2002 hasta este año que se retiró, con hasta 30 personas por tour, fue la encargada de dar los recorridos, pues con 91 años, es un reto importante seguir haciendo esas largas caminatas de dos horas y media.

También ayudó a empezar el proyecto de Jóvenes Adelante, que se encarga de brindar becas a estudiantes de honor que muchas veces no pueden continuar con sus estudios universitarios. Cuando comenzaron con el proyecto tenían apenas alrededor de cinco estudiantes, hoy apoyan a cerca de 80 estudiantes a continuar con sus estudios. Algo que motiva mucho a Betse para día con día dar lo mejor de ella y esforzase por ayudar con la causa, ya sea con Jóvenes Adelante, Patronato por niños o Mujeres en Cambio, donde también apoyó en algún tiempo. Otro proyecto que apoyó mucho en diferentes puestos fue The Unitarian Universalist Fellowship, una de las organizaciones más antiguas en San Miguel, recientemente festejaron su 30 aniversario.

Durante 16 años se dedicó a practicar yoga, hasta hace tres años que se rompió la cadera en su hogar. Es por eso que dejó de dar los tour, aunque sigue apoyando al patronato recolectando tres veces a la semana el dinero recaudado de los tours. Ahora es Peggy Jones quien se encarga de dar los tours “y está haciendo un maravilloso trabajo”, expresó Betse. “Aún tengo mucha energía y hay bastantes cosas que me gustaría hacer”, actualmente se encuentra trabajando en un proyecto que le recuerda mucho a las palabras que le expresó su padre al pintar para inmortalizarse. Su proyecto se trata de un recetario que incluye algunos platillos que le gusta cocinar y por supuesto una que otra anécdota vivida, planea distribuir únicamente este libro a sus amistades, aunque estaría muy honrada de que lo utilizaran para recaudar fondos para alguna causa benéfica. “Eso es lo que hacen en Indonesia, cuando una persona muere, su gente recolecta todas las recetas y las pasan a la gente”, nos comentó Betse. Su comida favorita es la mexicana y un platillo que le encanta son las enchiladas suizas, aunque claro también tiene sus propias recetas como albóndigas en salsa verde, lasaña o pan de mango.

A lo largo de su estancia en San Miguel, su único reto ha sido aprender español, siempre ha estado tan ocupada con todos los proyectos a los que ha apoyado que después de tantos años no ha tenido el tiempo suficiente para aprender algo de nuestro idioma. Aunque lo entiende y sabe contestar algunas cosas, no lo habla como ella quisiera desenvolverse con la gente nativa mexicana que se ha encontrado. Y es precisamente una de las cosas que admira y le encanta de los mexicanos, que aunque no hablan inglés, hacen lo posible por comunicarse con los extranjeros, siendo lo más amables y bondadosos posible.

“Realmente creo en la magia de San Miguel y si quieres verla, solo hace falta que voltees a ver los rostros de los pequeños que siempre te reciben con una hermosa sonrisa, o si vas caminando por el jardín puedes escuchar a los mariachis, y esas cosas tan simples hacen a San Miguel tan mágico”, expresó Betse Davies.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove