Proyecto ‘Hermana Mayor’ para las niñas de la Casa Hogar Santa Julia

Por Karla Ortiz

Tener una confidente, una mejor amiga, alguien a quien contarle tus secretos sin que te juzguen, una consejera, saber que ese alguien siempre te va querer y siempre va estar para ti, esa persona a quien llamamos hermana mayor. Pocos tienen el prestigio de tener una.

Alaynah Schaff de 17 años, se unió a un programa donde tenía que convivir con las niñas de la Casa Hogar Santa Julia, ahí hizo conexión con una pequeña de cuatro años, a quien le prometió que después del programa, iría a visitarla. Fue cuando junto con su hermana y unas amigas, decidieron crear el proyecto Hermana Mayor, en el que cada domingo visitan a las niñas para jugar y platicar con ellas, algunas veces les llevan sorpresas, dulces o ropa. Dos horas en las que las niñas pueden tener una mejor amiga, a quién pedirle consejos, o simplemente disfrutar de una plática, que hace la diferencia en la vida de las niñas, que con ansias esperan cada domingo para recibir a las jóvenes creadoras de la iniciativa. Desgraciadamente éstas han tenido que abandonar el programa por que están en proceso de entrar a la universidad, Alaynah es la única que sigue visitando a las niñas, pero pronto también tendrá que dejar la ciudad y por consecuencia a las niñas.

Alaynah está preocupada por las niñas, pues las pequeñas saben que pronto dejará de ir a verlas y siempre le preguntan que ahora quién las visitará.

El objetivo es encontrar a alguien que retome el proyecto y de continuidad a las visitas, principalmente para no abandonar a las niñas, por que ellas realmente han disfrutado del programa. Una meta que tiene Alaynah es obtener el permiso de llevarlas a pasear, al cine, por un chocolate caliente, de picnic o a realizar actividades que una hermana mayor haría con su hermana menor. El rango de edad de las niñas es de 4 a 17 años, por lo que solicitan jóvenes de entre 15 a 20 años, ya que las niñas conectan más fácil con alguien cercano a su edad. Las visitas se hacen cada domingo por que entre semana las niñas tienen que ir a la escuela, después tienen cursos o talleres y los sábados tienen actividades aparte. Por lo que el domingo es el único día en que se pueden hacer las visitas.

“Nada cuesta donar dos horas de tu día para darle una sonrisa a una pequeña. Además, es necesario que la gente sepa que en este proyecto se necesita mucha responsabilidad y compromiso. No puedes ir tres semanas y luego ya no ir por que las niñas preguntan y es difícil mentirles.” Añadió Alaynah.

La idea es convivir con todas y no seleccionar una, pues las más pequeñas son muy sensibles. Ir de visita 1 o 2 veces no funciona, en necesario visitarlas constantemente para crear ese vinculo de confianza.

“Es una experiencia completamente diferente, se van a divertir mucho con las niñas por que son muy cariñosas y son bien lindas, se van a enamorar de ellas, no se arrepentirán de esto.”, expresó Alaynah Schaff.

Si estás interesada en ayudar, solicita informes en: smabigsisters@gmail.com

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove