photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Con Vientos “En Contra”, El Aeródromo “Va”

Plano pista de aterrizaje

César Arias

Vista Aérea, tomada de Amidos de la Aviación de San Miguel

Pista de San Julián, Google maps

Por Jesús Aguado

“El aeródromo va” sentenció el gobernador del estado Miguel Márquez, apoyando la iniciativa del alcalde sanmiguelense—Ricardo Villarreal. Por otro lado, activistas piden que “no se haga” en esa locación pues dañará el valor de las propiedades; la flora y fauna de áreas naturales; así como a las universidades, hospitales e incluso el CERESO; el impacto será “irreversible,” señalaron y además pidieron una consulta ciudadana.

Ante ello, César Arias—presidente de El Charco del Ingenio y vocero de 14 organizaciones que firmaron una petición a la Dirección General de Aeronáutica Civil (para que no se avale el proyecto de Villarreal) —declaró que el gobierno le respondió al estilo del viejo PRI, con descalificaciones y daños a su patrimonio, por ejercer su derecho a cuestionar el proyecto.

El comunicado

En una rueda de prensa en ciudad de Guanajuato el martes 22 de agosto, César Arias de la Canal—como vocero de 14 organizaciones (el Charco del Ingenio, Observatorio Ciudadano y Amigos del Museo de San Miguel, A.C., entre otras) y presidente del Charco del Ingenio—entregó un documento en el que se rechaza la apertura y operación de un “aeropuerto” en San Julián para aterrizaje y despegue de jets; “por razones de seguridad, así como de impacto ambiental y auditivo”.

Se mencionó que el proyecto está ubicado en la mancha urbana, cerca de cuatro universidades—dos de ellas con altura máxima permitida de 8.5mts.—dos hospitales, el CERESO (Centro de Readaptación Social), La Concha Acústica y además, cerca de torres de alta tensión de la CFE (Comisión Federal de Electricidad).

De acuerdo al documento, el ruido producido por un jet volando a baja altura es de 90 decibeles, y en las zonas urbanas el permitido es de 65. “Tal impacto ambiental y auditivo resultaría atentatorio contra nuestra ciudad patrimonial, destino turístico y residencial del cual depende en gran medida el desarrollo socioeconómico del Municipio. A ello habría que sumar la pérdida de valor económico de las propiedades, pues es un fenómeno conocido a nivel mundial que las áreas urbanas y suburbanas afectadas por el impacto auditivo y ambiental de un aeropuerto, pierden irreversiblemente su valor inmobiliario, al convertirse en zonas indeseables para vivir. Es por ello que las ciudades buscan alejarlos cada vez más: Querétaro sacó su aeropuerto de la mancha urbana, al igual que León-Silao; la Ciudad de México está en proceso de hacerlo. ¿Por qué San Miguel de Allende tiene que ubicar un nuevo aeropuerto dentro de la mancha urbana?” cuestionó el comunicado. También indica que San Miguel no requiere un aeródromo por la cercanía que tiene con el BJX, MEX y aeródromo de Celaya. Además, se envió una carta a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para que el proyecto sea rechazado.

La autoridad respondió

El gobernador del estado, Miguel Márquez Márquez, expresó su apoyo para que se realice el proyecto del aeródromo. Por otro lado, el presidente municipal Ricardo Villarreal, en una entrevista con Atención San Miguel dijo que: “es incongruente que gente (refiriéndose a César Arias y Mario Hernández) que aprobó el Plan de Ordenamiento Territorial y Ecológico de San Miguel de Allende (en 2011) sabiendo que en el lugar había un lugar para aeródromo, ahora diga que no al mismo. Por otro lado, señaló que otra persona que está en contra es Rusty Henson, extranjero, a quien se le entregó la pista en comodato y “siempre dijo que sí al proyecto ‘mientras lo tuvo’ y ahora que ya no lo tiene, entonces dice que no es viable.”

De acuerdo con Villarreal, la construcción del aeródromo es legal y por tanto la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) debe aplicar la ley y autorizar el aeródromo: “En todos los planes de ordenamiento está incluido el aeródromo. Algunos activistas en contra son los mismos que operaron el aeródromo en el pasado y “no sólo lo hicieron mal; ahora Henson se dice ofendido cuando fue el mayor promotor del aeródromo”. Remarcó Villarreal que el gobierno del Estado le dio dinero a la organización Amigos de la Aviación para que mejorara la pista y que Amigos, hizo un trabajo “pésimo” en la pista (ya previamente, Henson había dicho para Atención que no fue Amigos, sino el Consejo Coordinador Empresarial, entonces dirigido por Juan José Álvarez Brunel, el que fue responsable del manejo de ese dinero; luego Brunel—ahora diputado local—se defendió y dijo que el trabajo se hizo de manera correcta.

El alcalde dijo que Henson busca que se le regrese la pista para operarla él, pero también quiere que sea el mismo gobierno el que haga las adecuaciones “con recurso público”.  Pero Villarreal dejó en claro que se hará una licitación pública y se entregará “a quien más invierta en el proyecto. El gobierno no pondrá un peso, yo me gasto el dinero de los sanmiguelenses en obras para ellos”,  comentó, asegurando que Henson quiere aprovecharse de la pista “a costa de los sanmiguelenses, del erario público, y eso no lo permitiré”.

Consulta Ciudadana

En la rueda de prensa en Guanajuato, los activistas pidieron que el tema de aeródromo se vaya a consulta pública, sin embargo Villarreal se niega rotundamente a ello pues aduce que no se puede mandar a consulta algo que ya se aprobó, incluso por aquellos que ahora se oponen—César Arias y Mario Hernández—quienes formaron parte del consejo del POET (Plan de Ordenamiento Territorial y Ecológico) de 2011, y que ya desde entonces se proyectaba el aeródromo y “ellos estuvieron de acuerdo”.

Atención consultó el archivo, y sus nombres aparecen en el acuerdo de instalación del Consejo del 31 de enero de 2011, aprobado por el ayuntamiento durante la administración de Luz María Núñez Flores.

“Las consultas se hicieron cuando se aprobó el POET y en ambos viene la pista. La ley en ningún lugar dice que debo hacer consulta, cuando ese predio es para una pista. Eso lo dijeron quienes autorizaron el POET, que lean, porque o tienen intereses personales, empresariales o políticos, o ignoran la ley, pero no es justificación. Ya hay un uso de suelo y planes. Se haría la consulta  si hubiera modificaciones, pero no las hay, ya está así en el plan”.

Los activistas denunciaron un daño al patrimonio por los terrenos que la administración local intercambió para tener una certeza legal sobre la pista, pues algunos terrenos dentro de ésta, pertenecían a particulares. De acuerdo a Villarreal, todos los intercambios fueron legales “y la administración ganó miles de metros” e incluso aseguró que dos personas como Orlando Mariano Navarro, donaron terrenos porque “quieren el desarrollo de San Miguel”. Finalizó diciendo que la licitación, ocurrirá este año: “en campaña lo dije, como alcalde también—que iba a abrir el aeródromo—y  cuando salga estaré contento con la pista que entregaré a los sanmiguelenses”.

“Gobierno represor”, César Arias

El activista y empresario, César Arias en una entrevista con Atención aseguró que no tiene intereses ni políticos, ni económicos o personales en el aeródromo, sino que su único interés es el bienestar de San Miguel de Allende. “No tengo intereses políticos, a menos que fuera a contender para presidente de la república. El Charco del Ingenio no es mi rancho, es un proyecto comunitario. Lo que me ha molestado es que cuando hacemos las críticas a la autoridad—desde hace 20 años—en lugar de responder con argumentos, responden con ataques personales, y eso no se vale. Pero por sus políticas, que consideramos equivocadas, tenemos la obligación y el derecho de cuestionar.”

Atención le preguntó a Arias si participó en el Consejo Técnico para el POET, éste contestó que fue miembro de esas reuniones que duraron dos años y en las que “se vieron muchos temas”. “Se mencionaba un aeródromo, pero veíamos la pista de tierra que había estado desde 1970. Nunca imaginamos que querrían hacer un aeropuerto para jets comerciales. Aeródromo o aeropuerto es un eufemismo. Nuestros argumentos allí están, el algo en detrimento para San Miguel y no lo queremos”.

Arias dijo que incluso cuando Henson operaba el aeródromo, con él se quejaron por aeroplanos volando muy bajo, cerca del Charco del Ingenio, y que incluso a él le hicieron entender que no era necesario el proyecto aeroportuario.

Arias remarcó que en otras administraciones han habido amedrentamientos por expresar ideas o ir contra las políticas públicas, sin embargo ahora “dos días después de la conferencia, llega de pronto la gente de Patrimonio y Protección Civil para clausurar Posada Corazón (propiedad de Arias ubicada en calle Aldama): “qué casualidad. Es una represalia, un modo de intimidar y sin apego a la ley”. El empresario justificó lo dicho observar que el artículo 470 y 471 del Código Territorial establece que primero se debe notificar lo que está mal dentro de un negocio, y la autoridad debe dar diez días para solventar y otorgar hasta 30 días de prórroga; según Arias, en el caso Posada Corazón sólo clausuraron. Indicó que la clausura es un daño patrimonial hacia su persona, y también un daño a la comodidad de los turistas que fueron desalojados, y además para la economía de las 11 familias que dependen de la Posada Corazón.

“Puse una queja en Derechos Humanos y fue aceptada inmediatamente. Denuncié eso como un acto de represión contra libertad de expresión y reunión, además de un atentado contra una empresa decente y legal. Hay gente como El Deseo y Capilla de Piedra que hacen lo que les da la gana,” remarcó, pero aseguró que el cierre de su negocio no lo callará; “vivimos en un régimen autoritario, con prácticas comunes del PRI. La clase política impone sus ideas con métodos sucios e ilegales, y no nos vamos a dejar,” finalizó.

Comodato y operación

Atención buscó una declaración de Rusty Henson, y después de varios correos electrónicos, decidió no dar su réplica sobre el aeropuerto, o sobre las acusaciones que hacen sobre él.

En junio de 2015, Atención publicó el primer artículo sobre supuestas anomalías en el aeródromo, entonces operado por Amigos de la Aviación, a la que pertenecía Henson. Éste entonces nos proveyó de varios documentos, entre los cuales se encontraban oficios y reportes sobre los manejos en el aeródromo.

Amigos de la Aviación, organización sin fines de lucro “con la misión de promover la aviación en general, el turismo y las oportunidades económicas relacionadas con la aviación en San Miguel de Allende, y la región aledaña”; consiguió no únicamente la licencia de la Dirección General de Aeronáutica Civil para operar ese aeródromo (con vuelos privados) desde el 24 de noviembre de 2011 hasta el 24 de noviembre de 2016, sino que también logró que la administración local, entonces encabezada por el presidente municipal Rodolfo Jurado Maycotte le entregara en comodato el aeródromo—con pista de aterrizaje de terracería—que estaría vigente desde el 3 de septiembre de 2009, hasta el 3 de septiembre de 2019.

Con el propósito de obtener fondos estatales, federales y posiblemente municipales—según documentos de los que obra copia en Atención—Amigos de la Aviación preparó una justificación económica y “solicitud de financiamiento”. Entre la información que brindaba la solicitud se indicaba que los viajeros para venir a esta región necesitaban elegir entre disfrutar de una semana en uno de los destinos mundiales de playa en México, o comprometer todo el viaje para visitar San Miguel de Allende, debido a que los viajes en aerolíneas comerciales desde los aeropuertos: QRO, BJX o MEX requería de un día completo de viaje y gastos considerables. Se indicaba que “no hay taxis aéreos o explotadores de líneas aéreas en la región que ofrezcan paquetes o vuelos chárter en demanda a los destinos de renombre mundial como: Oaxaca, Zacatecas o Veracruz; vuelos que pudieran proporcionar  transporte especializado para bodas, golfistas y otros viajeros con intereses en común”.

Los Amigos de la Aviación expresaban en esa presentación, lo que posteriormente dirían el alcalde Mauricio Trejo, el gobernado Márquez y el secretario de Turismo, Fernando Olivera Rocha en sus declaraciones; que al aeródromo podrían llegar y despegar taxis aéreos desde y para destinos de playa como: Puerto Vallarta, Ixtapa, Zihuatanejo, Manzanillo, y otros. La justificación de la organización continuó indicando que el uso de aviones turbo hélice con capacidad entre 12 y 14 pasajeros como el Cessna caravan 208B podría ser utilizado con eficacia para el servicio. Incluso presentaban un mapa con las rutas posibles; además de ligas para organizaciones de pilotos (más de 800 mil) de los Estados Unidos que viajan en grupo o individualmente a destinos de México y América Central, que podrían visitar San Miguel de Allende.

Sin embargo, de acuerdo con algunos miembros de Amigos de la Aviación, el Consejo Coordinador Empresarial de San Miguel de Allende, entonces encabezado por Javier Álvarez Brunel, se unió al proyecto para apoyar a “atraer el turismo de calidad,” aprovechando que ya Amigos había conseguido fondos estatales para la mejora del aeródromo. Así, el Consejo estuvo involucrado en los trabajos de asfaltado que según Amigos, no se realizaron correctamente, debido a negligencias del mismo Consejo que no siguió las recomendaciones de la organización pues el Consejo Coordinador “ya no necesitaba el apoyo de Amigos e incluso amenazaron junto con el municipio con quitarles el comodato,” (Atención San Miguel, 3 de julio de 2015.) Lo que es un hecho es que la pista presenta desniveles desde entonces y en 2013 fue clausurado por la Dirección General de Aeronáutica Civil y no se han hecho más trabajos en la misma.

El CCESMA

Juan José Álvarez Brunel es miembro fundador del CCESMA y primer presidente de la asociación. Ésta se formó legalmente el 2 de diciembre de 2011 integrada por cinco organizaciones, entre ellas Amigos de la Aviación. Brunel comentó que uno de los proyectos que tenían para apoyar al crecimiento económico de San Miguel—información que coincide con la de Ricardo Garrido, actual presidente del CCESMA—era la mejora de la pista del aeródromo. Aclaró que ya Russell Henson había aplicado 1.5 millones de pesos en la pista, dinero de gobierno del estado que tuvo observaciones por parte del Órgano de Fiscalización Superior, debido a faltas administrativas. El entonces gobernador Manuel Oliva (el 2 de diciembre de 2011) tomó protesta al Consejo y éstos le entregaron el proyecto de mejora del aeródromo sin embargo, debido a que ya existía el antecedente de observaciones hacia Amigos de la Aviación por el “mal” manejo de los recursos, el gobernador indicó que la única forma para que se dieran más recursos para el aeródromo, era si éstos estuvieran manejados por el CCSMA: “nosotros no buscamos que así fuera, fue una decisión del gobernador”, dijo para Atención Juan José Brunel (Atención San Miguel, 31 de julio de 2015.)

En esa ocasión, el gobernador se comprometió a entregar 7 millones de pesos para la mejora del aeródromo en dos fases, la primera fue de 3.5 millones que se aplicaron “siempre siguiendo los planes de Amigos de la Aviación”. El CCESMA, indicó Juan José, entregó toda la documentación necesaria a Obra Pública y Turismo Estatal e incluso tiene la carta de liberación que demuestra que no hay observaciones por manejo de los recursos.

El ex presidente del Consejo también dijo que la única aeronave que ha aterrizado allí es la del gobernador Márquez, quien vino a una reunión con el CCESMA y aterrizó allí para que viera los trabajos que se habían hecho, sin embargo cuando vio el trabajo dijo “aquí el gobierno del estado ya hizo lo que tenía que hacer, ahora corresponde a la iniciativa privada invertir el recurso para la mejora”. Aunque había probabilidad de aún tener los 3.5 millones restantes, Amigos de la Aviación nunca entregó nuevos proyectos para ello. “Si el aeródromo tiene observaciones, yo no soy técnico, pero Obra Pública lo recibió y dijo que está bien y estamos libres de responsabilidades,” aclaró Juan José.

Por otro lado, el presidente del CCESMA mostró un documento expedido por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, del 6 de junio de 2013, indicando que la pista presenta ondulaciones, sin embargo en el oficio consta que la pista de aterrizaje del SMA cumple con los requisitos para que se puedan aterrizar aeronaves pues esos “desperfectos” están dentro de la norma. Este documento lo mostró Ricardo Garrido, presidente del CCESMA a Atención (31 de julio de 2015,) e indicó que los trabajos que el CCESSMA hizo, fueron efectuados dentro de la norma, y que si el aeródromo está cerrado es responsabilidad de Henson, quien “se ha encargado de entorpecer la apertura con comentarios sin fundamento.” Garrido aseguró tener los documentos que contradicen lo que indica Henson que presentará a las autoridades competentes “porque lo vamos a demandar. Todo lo que dijo es mentira”, sentenció. Además remarcó que el ex miembro de Amigos no tiene ni la autoridad legal ni moral para opinar sobre el aeródromo, pues es un bien que no le pertenece. Garrido aseguró que el CCESMA dará todo su apoyo al municipio para que el aeródromo pueda abrirse.

 

El papel de Javier Álvarez, apoderado legal de Amigos

Javier Álvarez explicó que Russell Henson ya no es miembro de Amigos de la Aviación, pues fue excluido por así convenir a los intereses de la asociación. Su expulsión fue aprobada por cuatro votos, de cinco. El que se abstuvo de votar, fue el apoderado legal de Henson en ese mometo; Richard King Wellner, a quien se le aceptó en la reunión con un poder. Ello ocurrió el 5 de abril de 2013.

Clausuras varias

Sobre la clausura de varios negocios en San Miguel, Ángel Gastelum, Director de Patrimonio Cultural y Desarrollo Sustentable, dijo para éste medio que el cierre a Casa Corazón no fue arbitrario y que se debió a que no cumplió con su programa de Protección Civil.

Sobre los avisos y prórrogas de hasta 30 días hábiles para solventar los “desperfectos”, Gastelum señaló que son para negocios que aún no cuentan con permisos, pero que Posada Corazón ya los tiene y no cumplió con sus obligaciones. “Hemos venido haciéndolo con todo mundo, es casualidad, pero con todos hemos venido actuando y clausurando los negocios que no están en regla. Los invito para que acudan a la dirección a regularizar sus establecimientos porque los reglamentos y leyes son muy claros”.

Atención buscó a los propietarios de Casa del Diezmo, otro de los negocios cerrados, para cuestionar el cierre, sin embargo no se encontraban en la ciudad. Por otro lado, el director Gastelum dijo que el permiso de Uso de Suelo con que operaban para venta de bebidas con contenido alcohólico, se entregó en la administración anterior “a discreción”, y no había sido autorizado por el ayuntamiento, sólo por el director de Desarrollo Urbano.

Sobre la Mesa Grande, en Zacateros, indicó que no habían cumplido con el programa de Protección Civil. Aunque lo tenían, no lo habían actualizado.

En calle Aldama, otra casa tenía sellos de clausura, al respecto, el director dijo que se rentaban habitaciones sin permiso de uso de suelo.

 

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove