photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

José Ortiz Moya “El Negro”

Personaje del mes

Por Karla Ortiz

José Ortiz Moya es un ciudadano y reportero sanmiguelense, criado a la antigua por su padre a quien describe como “la gente más noble, pobre, pero enriquecida en valores”.

Desde niño supo que la escuela no era lo suyo, y con valentía le dijo a su padre que acabaría la primaria y luego se saldría a buscar empleo, y así fue. José Moya, mejor conocido como “el negro,” obtuvo enseñanzas a través las experiencias adquiridas a lo largo de su vida.

Uno de sus primeros empleos fue en la panadería “La Colmena”, donde se levantaba a las cinco de la mañana para atender a la gente de los ranchos que llegaba a comprar costales de bolillo. De ahí nunca más se volvió a levantar tarde y sus dotes de socializador empezaron a notarse: “Lo mío era estar despachando y atender a la gente”.

La primera vez que sostuvo una cámara fue hace más de 30 años como jugando con ella, era una cámara Kodak, nada profesional pero con la cual empezó a tomar fotos.

“Revo” Méndez, fue la persona que le extendió la mano y lo introdujo al mundo periodístico, “me pidió que le echara la mano con unas fotos y con gusto lo hice, ya después de ahí me contrataron en el Sol del Bajío,” periódico para el que todavía se encuentra trabajando y del cual ya planea retirarse, aunque no tiene una fecha definida pero él espera que pronto.

“En mi trabajo cada cinco años nos entregan un reconocimiento, el último que recibí fue cuando cumplí 25 años, estuvo el presidente Ricardo Villareal, mi director y todos los medios de comunicación. Ya voy cumplir 30 años y apenas me ando jubilando, pero ya quiero rascarme la panza en mi casa”.

Nos comentó que ya está cansado y lo único que quiere es ya no estar en todos lados, dejar de ser el primero en los hechos. José Moya se ha entregado por completo a su trabajo, levantándose a veces desde las 2 de la mañana para acudir a algún accidente y terminar su día, si bien le va, a las 12 de la noche, porque “uno nunca sabe cuando van a suceder las cosas, para eso no hay horarios.”

Algo que le gusta mucho a José Moya de su trabajo es estar bien informado ya que su trabajo no es servirse de la gente, si no servir para la gente, porque estar presente en el momento de los hechos no es fácil, y nos comentó como que mucha gente que lo conoce y lo ve en la calle apurado por llegar le echan “aventón,” en coche, taxi o moto.

José Moya es una persona que sabe lo que hace, así como también sabe que no es fácil disponer del conocimiento para expresar todo en una foto, siempre buscar tomar el mejor ángulo, “para eso hay que tener mucha visión, además a quién le gusta ver a su pariente tirado y que vaya alguien y saque la foto, por eso yo siempre trabajo de ‘lejecitos,’ evito problemas y lastimarlos más de lo que ya están lastimados”.

Aunque José Moya nos presentó su inconformidad ante las nuevas tecnologías porque ahora con las transmisiones en vivo, “los reporteros a veces ya ni van a los hechos, se agarran de las transmisiones para escribir sus notas y ya solo esperan las fotos del reportero gráfico”, también nos comentó que él mismo ha llegado a escribir notas, aunque nos dijo que sinceramente lo suyo no es escribir, el prefiere estar detrás del lente, captando le momento. “El periodismo hay que entenderlo, es como un arte, pero si tu no sabes como usar ese arte lo hechas a perder, un pequeño detalle y lo descuidas todo, una palabra mal dicha te echa a perder toda tu nota, y creo que yo jamás perjudiqué a nadie, hay que hacer las cosas bien hechas porque no puedes llegar a un hecho violento y ponerle de tu cosecha o escarbarle por ahí, yo solo me enfoco a lo que voy y a lo que vi”.

Hace aproximadamente  cuatro años que el ex gobernador del Estado Juan Manuel Oliva inauguró su exposición “20 años de trayectoria”, ahora José planea realizar su última exposición en donde piensa usar su muy recordada cámara análoga que en más de 15 años nunca le falló, espera que el evento se realice entre el 18 y 23 de septiembre del presente año.

Piensa que en su labor como reportero ha pasado por una época muy bonita llena de experiencias, pero no piensa seguir dedicándose a algo relacionado, “hay muchos trabajos en los que uno puede sacar para comer, hasta juntando fierro viejo, pero ya no quiero tener problemas de que, ‘oye va la patrulla, va la ambulancia’, ya no quiero saber nada, ya estoy cansado de estar en todos lados, quiero llegar al momento en qué me pregunten y yo diga “no sé nada”.

Nos expresó su gratitud con la gente que se ha tomado el tiempo de hacerle reconocimientos y homenajes en vida, tal es el caso de la famosa mojiganga que adornaron a su estilo y el disfraz del Día de los Locos, recuerdos que aún tiene guardados en su casa. “No tengo con qué pagarles, la verdad”.

Uno de los retos más fuertes que le tocó enfrentar fue la explosión en Celaya, donde se las tuvo que ingeniar para conseguir una buena foto y lograr evadir a los cuerpos de seguridad que le impedían acercarse más, y da gracias a Dios dejarlo regresar con bien porque desgraciadamente su compañero Dionisio Díaz tomó su última foto aquella vez, haciendo de ella “la mejor foto que pudo haber existido,” según José Moya.

Entre otros eventos peligrosos que también recuerda como sus grandes retos son los choques de trenes, asaltos a cajas de valores, la explosión de un tren contra una pipa de gas y tiroteos entre el narcotráfico.

Hoy en día muchos jóvenes que se encuentran estudiando Periodismo o Ciencias de la Comunicación tienen el anhelo de llegar a un puesto como el de José Moya, “hay mucha juventud que está estudiando o está saliendo de estudiar y hay que darles la oportunidad”. A José no le gusta decir que es el mejor porque a pesar de sus 30 años laborando en el periodismo asegura no haber aprendido por completo, que aún le faltan muchas cosas por saber. “A los jóvenes que se quieren dedicar al periodismo me gustaría decirles que esta es una profesión como cualquier otra, como si fueras un torero o un pintor, hazlo con el gusto y arte, que le guste a la gente y como un policía, hazlo con orgullo y con gusto y que te respeten. Lo mismo es en el periodismo, para que te respeten, tienes que respetar y ser humilde, que lo hagan por la comunidad po que a final de cuentas, de eso se trata”.

Para finalizar con la entrevista, José Moya nos externó su enorme agradecimiento con toda la gente que lo ayudó a crecer y a llegar a donde está hoy. “Le agradezco a la familia Vázquez Raña, a mi director Miguel Ángel Herrera, a mi director Argimiro González, que me han dado la oportunidad de estar en esta compañía y me han dado la satisfacción de llevar los mejor de los hechos relevantes de todo Guanajuato y a nivel nacional a la comunidad, a la gente que gracias a ellos que son los protagonistas de las noticias, policía, bomberos, Cruz Roja y tránsitos, gracias a ellos yo soy ‘El Negro’. Muchas veces voy por la calle y veo que dicen ‘ahí va el que toma las fotos’, y no me importa si hablan bien o mal de mi, mientras hablen quiere decir que estoy vivo porque el día que no hablen, ese día se acabó “El Negro” en San Miguel.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove