photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Los mismos problemas de hace 12 años

Por Jesús Aguado

El aumento de la inseguridad en el municipio; la colocación de parquímetros en el Centro Histórico; cerrarlo al tránsito vehicular, hacerlo peatonal, rentar las banquetas, priorizar al peatón; hacer promoción para que venga más gente a San Miguel de Allende “La Mejor Ciudad del Mundo”, ya sea con un aeródromo o un aeropuerto. Crear planes para que el tránsito pesado ya no vaya por el Libramiento Manuel Zavala, y que no ocurran accidentes en glorieta El Pípila, son temas de cada administración ¿y las soluciones?

Renta de banquetas

Fue en el año 2005 cuando se aprobó el Reglamento de Tránsito y Transporte para San Miguel de Allende, en éste ya se pedía que se autorizaran parquímetros en el Centro Histórico. Fue también ese año cuando el Centro Histórico—Cuna de Allende, primera de Correo y primera de Umarán, fueron cerrados a la circulación de vehículos para convertir esa área, en peatonal.

Sin embargo, ese año durante la administración encabezada por Luis Alberto Villarreal, a propuesta suya, ocho miembros del cabildo autorizaron el 13 de septiembre “la instalación de mesas fuera de los establecimientos comerciales que expenden alimentos y bebidas en las siguientes áreas y calles: Portal Allende, Portal de Guadalupe; Umarán—entre portal Allende y calle Jesús. Finalmente, Cuna de Allende”.

En el acuerdo de ayuntamiento, registrado en el libro de actas L-III, también se indica que el pago mensual por la instalación de cada mesa, sería de “500 pesos a heladerías” y “1,000 pesos a cafeterías y restaurantes”. En el documento, se acordó que el dinero recaudado sería utilizado “exclusivamente” para la creación y operación de una banda musical.

Recientemente, el tema de renta de espacios públicos fue rescatado por la Dirección de Patrimonio y Desarrollo Sustentable que, a través de un visto bueno aprobó la renta del lobby del teatro Ángela Peralta y además, sin acuerdo de ayuntamiento, autorizó la instalación de cuatro mesas en la plaza frente al teatro—aunque en el acuerdo de 2005 no se aprobara la ocupación de calle Mesones.

Gonzalo González—Secretario del Ayuntamiento—así como Ángel Gastelum, indicaron que desconocen la cantidad que se pagará por la renta del espacio, lo que sí, es que las mesas fueron retiradas días posteriores a su instalación, y es que González reconoció que el tema debe tratarse en sesión de ayuntamiento y que sea el grupo de 12 personas el que decida si se autoriza o no el uso de la calle.

El Secretario González también dijo que los administradores de Café del Jardín, restaurante del Portal Allende, tenían un adeudo con la administración pública por 400 mil pesos, por el uso de la vía pública (con mesas) sin embargo, ya lo pagaron; otros como Rincón de Don Tomás y Bella Italia en el portal Guadalupe tenían también adeudos “no recuerdo ahora, unos 50 ó 100 mil pesos, pero ya lo saldaron” afirmó González.

En 2005, mensualmente se recibían alrededor de 16 mil pesos, pero se desconoce si el dinero fue o no para la banda musical. Ahora es un hecho que el dinero va a la cuenta corriente y no tiene un fin específico. Actualmente, el costo por la instalación de mesas en la vía pública es, general, de 1590  pesos; en el Centro Histórico.

Estacionamiento; parquímetros a siete la hora

A finales del año 2003, la propuesta para instalar parquímetros en las principales calles de la ciudad, fue presentada por Donald Patterson al ayuntamiento de Luis Alberto Villarreal. El tema, fue aprobado por los regidores, síndico y presidente el 11 de julio de 2005. Se acordó que se concesionaría el servicio “y en breve” se lanzaría la convocatoria—la tarifa sería de siete pesos por hora; 12 años después, el tema fue “revivido” por el alcalde Ricardo Villarreal.

Hace más de una década, el tráfico vehicular ya era un problema pues, siete mil autos circulaban por las calles. Ahora son el doble, por día. En 2005 también se resolvería el problema de tránsito con la construcción de un estacionamiento, para más de 700 autos. Habría transporte especial para llevar a los usuarios al centro. El Cardo nunca fue un negocio rentable y por eso el ISSEG decidió vender el inmueble. Ahora, se plantea la construcción de estacionamientos en los cuatro accesos a la ciudad (La Estación, Celaya, Querétaro, Dolores), uno de ellos, el del Centro de Atención al Visitante en Paseo de los Conspiradores tendría espacio para mil carros. Los turistas irían al centro en transporte público o en los tranvías—con modalidad sube, baja; las 24 horas). Los tranvías pagan un impuesto de unos dos mil pesos mensuales por el uso de terminal en la vía pública, según la Ley de Ingresos.

El 30 de abril de este año, una consulta “ciudadana” fue llevada a cabo, en la que se exponían 20 puntos para que los sanmiguelenses pudieran votar. En ésta se proponía no instalar parquímetros hasta que haya estacionamientos en los cuatro accesos a la ciudad; igual propone la regulación de precios en estacionamientos “mientras más cerca al centro estén”, más costosos deben ser. En esa convocatoria a votaciones, participaron 4,424 personas de las que el 93.2 por ciento (4,125) dijeron sí a las 20 propuestas pues, no había opción de votarlas individuales.

El transporte de ocho pesos

Durante la administración 2009-2012 (dirigida por Luz María Núñez Flores) se promovió que los concesionarios del servicio de transporte público en la ciudad, generaran una compañía que, funcionara como empresa y que cada uno recibiera utilidades acorde a su número de acciones. Se proponía la opción de transfer para los usuarios y además, los autobuses deberían ser pequeños y ecológicos. Mapas con las rutas de transporte deberían estar publicados en los parabuses.

Lo que sí sucedió ahora, es que la administración local autorizó un alza a la tarifa del transporte público que será llevada en dos etapas, la primera subió la cantidad por ride de cinco a siete pesos (con tarifas preferenciales para estudiantes, personas de la tercera edad, mayores de seis años y menores de 12; 3.50 pesos). La tarifa se ajustará en 2018—en su segunda etapa—a 8 pesos (con la tarifa preferencial).

Los transportistas, tienen hasta el mes de septiembre para incluir en sus vehículos: internet gratuito, cámaras de vigilancia, música ambiental e ir mejorando los camiones y el servicio. Si no quieren, entonces el transporte público podría privatizarse, pues en la consulta ciudadana se propone la creación o contratación de una compañía que preste el servicio de calidad y que además, sea nocturno.

Durante la consulta ciudadana, se propuso que en los parabuses, se instalen las rutas de transporte público, así como los horarios (como se planteó en 2012) la gente dijo que sí. Sin embargo, los votantes no recordaron que hay queja sobre aquellos parabuses construidos en 2014 y que según los propios usuarios “no cubrían de la lluvia, ni del sol, ni del viento”. Aun así, Luz María Núñez—exalcaldesa— quien condujo la consulta, indicó que ya se pueden instalar mapas con las rutas. Luego el secretario del ayuntamiento Gonzalo González indicó que se debe destinar un recurso para mejorar esos 75 parabuses de piedra.

La glorieta y el tránsito pesado

La glorieta El Pípila fue inaugurada en diciembre de 2002 y desde entonces, varias personas han perdido la vida en el círculo, ello debido a una combinación de: alta velocidad, fallas mecánicas y la falta de una rampa de frenado. El primer accidente, a unos días de la inauguración, dejó como resultado a dos personas muertas—el conductor de una tolva sin frenos—y a uno de los trabajadores que construía la gasolinera que actualmente está a un lado de la glorieta. El 22 de julio de 2005; Monserrat Bennet y Eduardo Edén, circulaban por la glorieta; un tráiler cargado de brócoli bajaba a 100 km/h del Caracol. La pareja fue arrastrada por el tráiler e impactada contra el muro de la gasolinera. Ambos perdieron la vida. El conductor del tráiler, Jaime Lugo, pagó una fianza de 206 mil pesos.

El último accidente, que no cobró vidas pero que puso en jaque el tránsito vehicular en glorieta El Pípila, ocurrió 26 de abril cuando un tráiler cargado de ajos, perdió los frenos e impacto a tres vehículos en la rotonda. Dos de ellos se incendiaron.

El director de Protección Civil, Alan Álvarez, propuso—como ya se había hecho en el año 2000—que haya una rampa de frenado y que, el tránsito pesado no pase por la zona urbana San Miguel. Felipe Tapia, director de Obra Pública, dijo para Atención que no hay espacios para construir rampas de frenado en el Caracol, pero que se lanzará ya una convocatoria para que se entreguen proyectos y solucionar el problema de accidentes.

Por otro lado, durante su campaña, el ahora alcalde Ricardo Villarreal aseguró que ya había proyectos ejecutivos para que hubiera un libramiento que conecte carretera a Querétaro con carretera a Celaya. Por otro lado, un libramiento que conecte la carreta a Dolores con la carretera a Dr. Mora. Por ahora, ambos proyectos no han sucedido y además, el que conectaría Celaya-Qro, cruzaría por los Picachos, un área que activistas promueven para que sea declarada como Área Natural Protegida.

¿Y la Seguidad?

“Siempre ha ido en aumento”, de acuerdo a las declaraciones de los ciudadanos, registradas en los archivos de Atención. En el tema, el gobierno estatal trató de blindar Guanajuato con un sistema inteligente de seguridad, con cientos de cámaras (en San Miguel hay 200) y arcos carreteros, sin embargo, a pesar de ello los números en delitos se siguen registrando. Ahora los números son confiables, pues son emitidos por el Sistema Nacional de Seguridad Pública, basado en las denuncias ante el Ministerio Público; y no por el municipio.

Revise Police Blotter en página siete. Un comparativo de los delitos de enero a marzo, de 2011 a 2017.

 

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove