photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Turbulencia por el aeropuerto

Restauración de pista de aterrizaje

Ricardo Villarreal

Pista de aterrizaje

Mauricio Trejo

Governor Miguel Márquez

Por Jesús Aguado

Lo único que hay en la parte alta de la ciudad es una pista de aterrizaje con una longitud de 1,600 metros; pista que se plantea crecer a 2,000 metros y convertir lo que una vez fue aeródromo de terracería, en un aeropuerto internacional.

El terreno es del municipio, y será el ayuntamiento el responsable de cualquier decisión que se tome sobre éste, así lo aclaró el gobernador Miguel Márquez. Sin embargo, nunca fue proyecto del gobernador un aeropuerto (según Mauricio Trejo, ex presidente municipal), y de hecho el mismo Márquez fue quien dijo que aún no había nada formal al respecto.

Después de la invitación a los inversionistas donde se dijo que 300 millones de pesos son los se requieren para que el área de 20 hectáreas sea un aeropuerto internacional con aduana, pista, terminales y un FBO, “ya hay interesados en participar en el proyecto,” dijo el alcalde Ricardo Villarreal.

Por otro lado, los ambientalistas del municipio, han dicho que el proyecto es inadecuado por la contaminación auditiva que los vuelos generarían en la zona además que los aterrizajes y despegues (a baja altura) impactarían las poblaciones de aves residentes y migratorias, y a la cadena ecológica.

Así, tanto ambientalistas, como ciudadanos han dejando en el aire preguntas de las que exigen respuesta: ¿Queremos más turismo en San Miguel de Allende? ¿Tenemos la capacidad de satisfacer los gustos del turismo de mayor poder adquisitivo? ¿Está resuelto el plan de movilidad?

El proyecto inicial fue para un aeródromo, no un aeropuerto

Mauricio Trejo Pureco fue presidente municipal (2012-2015) y en sus proyectos dijo que se atraería turismo de mayor poder adquisitivo a San Miguel, y turismo médico mediante la mejora del aeródromo—ubicado en San Julián—que tenía una pista de terracería, pero donde aterrizaban avionetas de propela: Pilatus, Cirrus, Cessna, King air; desde 20 ó 30 años antes.

Para Atención, Mauricio Trejo indicó que el proyecto que siempre tuvo él como alcalde y el el Consejo Coordinador Empresarial (encabezado por Juan José Álvarez) con el gobernador Márquez, siempre fue de aeródromo. Cuando se reunieron, concluyeron que la pista debía ser pavimentada y así atraer a turismo médico—que aterrizaran ambulancias aéreas—y aquellos de alto poder adquisitivo que volaran desde Albuquerque, Dallas y Houston en sus aviones privados a San Miguel de Allende. “El objetivo nunca fue crecer a aeropuerto, sino mantenerlo para que pudieran aterrizar aviones privados y ambulancias aéreas para detonar el turismo médico, manifestó Trejo.

Entonces el gobierno del estado entregó dos millones de pesos al Consejo Coordinador, con eso se pavimentó la pista que, más tarde se dijo no podía operar porque presentaba desniveles y que también, por eso no obtuvo la licencia de la Dirección General de Aeronáutica Civil. Sobre ello, Trejo quien siempre dijo “ya falta poco para que abramos el aeropuerto,” indicó “mentira, me comprometo a entregar los estudios de que la pista está lista para que aterrice cualquier aeronave menor a ocho toneladas; no es cierto que la pista está mal, que tiene desniveles, no, la pavimentación permite el aterrizaje. Lo que faltó fue la voluntad política y un director de la DGAC que entendiera el tema y expidiera la licencia”. Trejo agregó que el director de esa dependencia cambió tres veces en un año y por ello nunca se concretó la licencia.

Sobre la frase “hasta donde la imaginación nos pueda llevar” el exalcalde aclaró que la decía siempre pensando en un aeródromo. Si se abriera la puerta a la aviación comercial en un aeropuerto, comentó “habría contaminación visual y auditiva, además por la geografía de San Miguel, se podrían presentar accidentes aéreos. Ahora el tema debe ser de movilidad, remarcó.

Medio ambiente

Durante la administración 2009-2012, de Luz María Núñez Flores, se aprobó un Plan de Ordenamiento Ecológico y Territorial. Ese documento, fue entregado gratuitamente a los sanmiguelenses después de su publicación.

El mapa del municipio, está dividido en 60 UGA (Unidad de Gestión Ambiental). En el documento se encuentra la UGA 41, y en ésta se indica que la unidad, en cuestiones de impacto ambiental, “no presenta recursos de alta fragilidad”. Por otro lado, se establece la promoción de “desarrollo de infraestructura de bordería y definir las zonas de crecimiento urbano, así como un área de protección del aeropuerto o pista de aterrizaje”. Junto a la UGA 41 está el Jardín Botánico—zona de preservación ecológica con flora y fauna—en la UGA 40.

Representantes de El Charco del Ingenio, han dicho que el proyecto de un aeropuerto es inadecuado por la contaminación auditiva que los vuelos generarían en la zona y además, han asegurado que los aterrizajes y despegues (a baja altura) impactarían las poblaciones de aves residentes y migratorias, y a la cadena ecológica. La organización también afirmó que no se han consultado a los sectores de la sociedad y tampoco se ha aprobado un Plan de Ordenamiento Territorial y Ecológico.

Sobre las declaraciones de El Charco, el gobernador Miguel Márquez aclaró que actualmente sólo se están haciendo las gestiones ante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y que la pista “está para aeródromo”. Destacó que si fuera aeropuerto, sería para pequeñas aeronaves, con una capacidad máxima de 50 personas pero “las especificaciones tendrán que venir de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes”. Remarcó el gobernador que en esa pista no caben aviones grandes, máximo un Embraer pero puntualizó: “un aeropuerto es muy necesario en San Miguel de Allende”.

Sobre la postura de El Charco del Ingenio, el alcalde Ricardo Villarreal dijo: “respeto su postura, pero hay dos Planes de Ordenamiento autorizados, uno en 2003-2006, y otro en 2009-2012; en ellos se establece la existencia del aeródromo, no es un proyecto nuevo. No han revisado los planes que no autorizó mi gobierno. Es un proyecto acorde con los planes de muchos gobiernos”. Villarreal también aseguró que no habrá daño a la zona pues las autorizaciones tendrían que ser emitidas por todas las dependencias de gobierno necesarias como la SEMARNAT (Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales).

El turismo

Mauricio Trejo dijo que si ya hay quien invierta 300 millones de pesos no estaría invirtiendo en un negocio rentable. Por otro lado tiene la teoría de que el hermanamiento entre San Miguel y Cabo es para traer “turismo chartero” y no de alto poder adquisitivo, y ese es el riesgo de un aeropuerto. “San Miguel se hermanó con Cabo y no hay nada que compartir, lo único es el turismo chartero, aquí están hermanando las ciudades para hacer la conexión de turistas que bajan a Cabo y que lo chartearán a San Miguel. El turismo de calidad no chartea”. También Trejo afirmó que United o American Airlines no abrirían vuelos comerciales de Houston o Dallas a San Miguel porque ya operan en BJX y QRO.

Jorge Olalde, vicepresidente de la Asociación de Hoteles indicó que ven con buenos ojos el proyecto de aeropuerto, pero dijo que “es algo paulatino” pues tardarán para bajar aeronaves de “hasta” 50 pasajeros. Además San Miguel está cerca de BJX y QRO. También recordó que el aeropuerto nacional de Celaya no funcionó.

Luz María Núñez, declaró para Atención que San Miguel necesita un estudio de cargas turísticas que sea una herramienta para tomar decisiones valiosas a corto, mediano y largo plazo. “El aeródromo y ahora futuro aeropuerto es un arma de dos filos: por un lado trae beneficios (acceso rápido y cómodo de alto poder adquisitivo) pero también perjuicios—exceso de ruido; la ubicación está dentro de la mancha urbana, cerca de universidades. La pregunta sería ¿queremos más turismo? ¿Tenemos la calidad de satisfacer los gustos de ese tipo de turismo,” finalizó Núñez.

La Licitación

Ricardo Villarreal aseguró que en una semana el Ayuntamiento estará emitiendo la convocatoria para atraer los 300 millones de pesos de la iniciativa privada. Remarcó que el gobierno no invertirá dinero como se hizo en el pasado “cuando el gobierno del estado les dio dinero a particulares e hicieron mal uso de él”. Aseguró que hay muchos grupos interesados en invertir y el ayuntamiento elegirá el mejor proyecto.

Villarreal dijo que el primer avión podría aterrizar o despegar antes de que concluyera 2018; luego, el secretario de Turismo del estado—Fernando Olivera—dijo que en diciembre de éste año; ahora el gobernador Márquez indicó que: “aún no hay nada formal”.

La administración, entonces encabezada por Núñez, dio la pista en comodato a la asociación Amigos de la Aviación. Posteriormente el comodato fue cancelado por el ayuntamiento encabezado por Trejo. Al preguntarle sobre la tenencia del comodato, el gobernador Márque remarcó que San Miguel de Allende es el dueño de la tierra donde se encuentra la pista. Sin embargo, Amigos de la Aviación dijo para Atención que ellos “continúan con la posesión del comodato (otorgado en 2009) por 20 años a pesar de los esfuerzos de la administración de Trejo para desacreditar y destruir la organización de 2012–2014.

El municipio es ciertamente el dueño de la tierra, pero Amigos tiene el control de la propiedad a través del comodato y pondremos nuestro major empeño para prevenir el desperdicio (o robo) de cualquier inversion adicional para el aeropuerto.”

Carta a la SCT

El 4 de mayo, una carta firmada por representantes de 15 organizaciones civiles, fue entregada en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, pidiendo que no se autorice el aeropuerto en San Miguel. Expusieron varias razones: primero indicaron que aunque el Plan de Desarrollo Urbano y Ordenamiento de 2012 menciona la opción de aeropuerto “es evidente que la referencia derivó del antiguo aeródromo, cuya envergadura era inferior al aeropuerto internacional C2 que se pretende”.
Indica la carta que la pista está dentro de una zona urbana en expansión, cerca de universidades, fraccionamientos e incluso del Hospital General, y los aterrizajes y despegues “afectarían”, aunque no explica cómo. También explica el documento que habría un impacto auditivo y ambiental sobre el Centro Histórico y la zona urbana. Impactarían el CERESO cuyas normas “por seguridad prohíben el sobrevuelo de cualquier tipo de aeronaves”. Entre otros puntos. Se muestra imagen con las demás razones.

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove