El lugar donde se vive de “la tostada”

Por Jesús Aguado

En esta comunidad hay un kínder, una iglesia; una escuela unitaria—sustentable—y también un grupo de mujeres que viven, literalmente “de la tostada”.

Más adelante, en la comunidad “de las brujas” vive Alicia Ramírez López, mujer que conoce la herbolaria, que hace limpias y además soba a las personas. “Dicen que soy bruja porque bailo en una danza prehispánica; y sí, soy la bruja mayor” dijo para Atención.

Olor a humo

Cuando llegué a la Cuadrilla, me di cuenta que tenía que caminar unos 20 minutos para llegar a la comunidad del Lindero, por un camino con grietas, en algunas partes empedrado y en otras sólo polvo blanco; el pasaje estaba rodeado de plantas endémicas (cardones, mezquites, huizaches) y algunos restos de cultivo.

La intención era llegar al Lindero pero no se veía en la distancia, entonces recordé aquel relato corto de Juan Rulfo: Nos han dado la tierra: “uno ha creído a veces, en medio de este camino sin orillas, que nada habrá después” y para los que no saben, como en Nos han dado la tierra sí hay algo. Hay un pueblo. Se oye que ladran los perros y se siente el olor del humo, y se saborea el olor de la gente como si fuera una esperanza, así llegamos a la comunidad.

La información ya está en circulación en nuestra edición impresa.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove