photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Haciendas, un legado para la historia de México

Por Magdalena Copado

En el estado de Guanajuato, México existieron un número importante de fincas de explotación agrícola latifundista, conocidas como “Haciendas” durante la época virreinal del Virreinato de Nueva España y hasta el Porfiriato. Estas haciendas tenían bajo su control grandes extensiones de tierras en donde se desarrollaban actividades agrícolas y ganaderas, principalmente (Haciendas Agroganaderas), aunque en el caso del estado de Guanajuato hubo además minería (Haciendas de Beneficio).

Tour de Haciendas
Haciendas, Municipio de San diego de la Unión
Por La Biblioteca
Mar, Ene 31, 9am-5pm
1,400 pesos / USD$75
Boletos a la venta en La Tienda de la Biblioteca
houseandgardentour2015@gmail.com

Las haciendas estaban normalmente conformadas por la superficie, la “Casa Grande” o casa principal, muchas de ellas arquitectónicamente sobresalientes, otras casas más modestas destinadas al personal de confianza, y varios conjuntos de jacales o pequeños poblados de trabajadores. Debido al movimiento inmobiliario entre los hacendados, algunos de ellos poseían varias haciendas aunque no residían precisamente en ellas. La administración de las haciendas corría a cargo de un administrador o tenedor de libros, un mayordomo quien contaba con personal como el capataz, mozos y en último nivel los peones.

Después de la Reforma Agraria, instrumento de justicia social surgido a raíz de la Revolución Mexicana, las haciendas desaparecieron con el reparto de tierras. La mayoría de los edificios principales y casonas de las haciendas fueron saqueadas y abandonadas durante este periodo al representar la represión y explotación que sufrieron los trabajadores, por lo que las construcciones se encuentran en ruinas. Otras fueron absorbidas por poblados cuyos habitantes modificaron los inmuebles con el paso del tiempo. Las menos han sido conservadas y posteriormente adquiridas con fines turísticos o privados.

Hay tres tipos básicos de haciendas, en función de la disposición de los edificios que las forman:

a) Haciendas cuyos edificios forman una unidad, es decir, que están integrados entre sí. Generalmente agrupados en torno a un patio, al que daban la casa principal, así como las áreas administrativas, los trojes y tinacales. Por lo usual, incluían una capilla, con acceso directo desde el patio. Las casas de los trabajadores, se situaban fuera de este núcleo principal.

b) Haciendas conformadas por edificios dispersos. Era frecuente que el área ocupada por los mismos se delimitara mediante una tapia perimetral, en la que se abría un portón con zaguán, para controlar las entradas y salidas. Al conjunto, se le denomina “Casco de la Hacienda.”

c) Haciendas mixtas, es decir, que poseen un conjunto agrupado de construcciones principales y, a la vez, edificios aislados del mismo.

 

Las haciendas mexicanas suelen disponer de una “Casa Señorial,” llamada usualmente “Casco”, dispuesta en forma de cuadro, L ó U, alrededor del patio; muy a menudo, estos cascos o viviendas señoriales son edificios arquitectónicamente muy relevantes, de buen tamaño, normalmente con dos plantas y cuidada ornamentación, incluyendo jardines y otros elementos vinculados al lujo. Disponen también de otras edificaciones auxiliares: Las Calpanerías (el equivalente a las casas de gañanes andaluzas); las Trojes o almacenes de grano y semillas; las Eras, situadas usualmente junto a la “troje,” normalmente delimitadas por un murete; los “Macheros” (para los animales de tiro) y establos (para las vacas), en forma de cobertizo que daba a un patio secundario, además de los edificios administrativos y la ya citada capilla. Estas haciendas, particularmente las de tipo ganadero, por su extensión, contaban con determinado número de ranchos, pueblos o estancias, donde los vaqueros podían pernoctar debido al trabajo de cuidado del ganado (que podía llegar a tener miles de cabezas), que requería la presencia del caporal y sus vaqueros en las llanuras de la propiedad durante varias jornadas.

En el Municipio de San Diego de la Unión existen varias Haciendas que fueron importantes en los siglos XVII y XVIII.

Antigua Hacienda de San Juan Pan de Arriba

Perteneció desde 1860 a Franco Obregón Pérez quie hizo varias construcciones importantes en el estado de Guanajuato, con su esposa, Mariana Zárate, incluída la presa San Franco. Franco Obregónheredó a su hijo Lauro quien a su vez se casó con María Santacilia juárez (descendiente de Benito Juárez).

La Hacienda tenía un área de más de 19 mil hectáreas. La fachada fué construída de adobe y albañilería de estilo español, tiene once recámaras, comedor, cocina, una terraza, cava y taberna.

La Hacienda se dedicaba a la agricultura y fué una de las mas grandes de la época; después se dedicaron a la producción de mezcal, pero su activiad principal fué la cría de toros de lidia, aquí se construyó el primer laboratorio de inseminación artificial.

Actualmente la Fábrica de la ex-hacienda de San Juan Pan de Arriba elabora diferentes tipos de moles de calidad, como el almendrado rojo, verde pipián, almendro blanco ó mole nova y negro estilo oaxaqueño que exporta a diferentes países, al igual que ocurre con la variedad de mermeladas con una fruta de cactus, popularmente conocida como borrachita y que tiene un sabor muy cercano al del kiwi australiano.

Antigua Hacienda de las Monjas

La Hacienda de Monjas se dedicaba especialmente a la agricultura y la ganadería, se convirtió en una de las granjas con mayor número de ganado en la región, también había producción de maíz, frijol, y era muy conocida por las plantaciones de membrillo.

En 1997 la Hacienda de las Monjas fue declarada Patrimonio Histórico Nacional por el Instituto Nacional de Antropología. Los nuevos propietarios iniciaron un minucioso trabajo de reconstrucción, respetando el edificio original, siempre fiel al estilo de antaño.

Antigua Hacienda de Noria De Alday

Se encuentra a tres kilómetros al sureste de San Diego de la Unión y tenía más de 45.000 hectáreas de extensión aproximadamente. Esta hacienda fué construida en 1825 y actualmente está a cargo de la Sra. Agustina Silva Peña.

La Hacienda tiene una entrada principal con grandes ventanales enmarcados con piedra tallada, frente a la entrada principal y el vestíbulo es un jardín rectangular con estilo mudéjar / patio de estilo morisco en el centro con una fuente, las columnas estilo mixto y los pasillos están decoradas con estilo árabe con cintila y grietas, los bancos están cubiertos de paisajes de azulejos de la capital de Guanajuato. Las pinturas en el comedor con estilo Craftsman romántico son surrealistas con figuras míticas. El comedor tiene una capacidad para cuarenta personas y el techo es una cortina con representación mítica.

La Biblioteca realizará el próximo Tour de Haciendas el 31 de Enero al Municipio de San diego de la Unión visitando las Haciendas: Las Monjas, Noria de Alday y San Juan Pan de Arriba, con un costo de 1,400 pesos / USD$75. Incluyendo transportación, guía, botanas, mezcal, agua, jugos y una deliciosa comida mexicana en el patio de la Hacienda San Juan Pan de Arriba. Los boletos ya están a la venta en La Tienda de la Biblioteca. Para mayor información email: houseandgardentour2015@gmail.com

 

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove