photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Rosca de Reyes, fin de las fiestas

Por Jesús Aguado

En la Rosca de Reyes no se esconde al “mono”, se esconde al Niño Dios, que puede ser de plástico o de porcelana.

En La Colmena, en calle Relox, los panecillos comenzaron a hornearse desde el 5 de enero. Toño Rayas, indicó que ese pan tradicional es circular porque representa el amor infinito de Dios hacia la humanidad. El Niño de porcelana o plástico escondido entre el pan, representa el capítulo del Nuevo Testamento, cuando el Ángel se aparece en un sueño a José y le indica que debe huir a Egipto, pues el rey Herodes, busca asesinar a Jesús.

En La Colmena, entramos al área de producción, y vimos que las roscas—que van de los 80 a los 400 pesos—pueden llevar desde sólo un Niño, hasta seis.

Las roscas están decoradas con fruta seca. En el pasado, indicó Rayas, se colocaba dulce de biznaga, y en lugar de plásticos o porcelanas se colocaba una nuez.

Provecho, y si sale el Niño, te tocan los tamales el 2 de febrero.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove