Gustavo Munguía, Temazcalero contemporáneo

Inside Gustavo's temazcal

Gustavo Munguia

Por Jade Arroyo

Gustavo es un hombre dedicado a la medicina tradicional y guardián de la tradición oral ancestral. Gustavo es mejor conocido en la comunidad sanmiguelense por su labor en el temazcal de la reserva ecológica del Charco del Ingenio.
Nacido en la Ciudad de México, a temprana edad vivió en San Luis Potosí, lugar donde se desarrolló como persona y fue bebiendo de las tradiciones místicas y la cultura alternativa; lugar donde encontró el temazcal por primera vez.
Pero, ¿qué es el temazcal? Del vocablo náhuatl temazcalli, que significa casa de vapor, es un baño de vapor empleado en la medicina tradicional usado por diversas culturas indígenas de Mesoamérica y Norteamérica (allí cuando no había fronteras) con propósitos medicinales de desintoxicación por sudoración por las infusiones de hierbas.

“Esta la parte física, a través del sudor; y esta la parte espiritual, que es renacer, depurar juicios mentales y recordar la memoria cósmica.”
Más que una profesión, un temazcalero o un corredor de temazcales es alguien encargado de perpetuar la tradición, de compartir la medicina y ser el guía durante la experiencia. Gustavo conoció su primer temazcal a los 20 años y fue una experiencia profundamente transformadora y que le fue dictando su posterior destino, abriendo la cabeza; abriendo el conocimiento.
Su maestro fue José Dimas, temazcalero experto, lo introdujo en la tradición del temazcal con raíces chichimeca, que es la que se practicaba en San Luis. De esta forma, Gustavo se entrenó siete años como “hombre de fuego”, poético nombre de quien es el encargado de asistir el temazcal desde afuera e ir pasando las piedras, monitorear la temperatura y asistir con el manejo de las hierbas medicinales.
Posteriormente, fue invitado a dirigir su primer temazcal, posición que ejerce desde hace ocho años. Entre las aptitudes que hay que tener para dirigir un temazcal, esta la sensibilidad a la naturaleza y a los elementos y una buena condición física. La intuición también en muy importante, tener la apertura a sentir las energías disponibles y que provienen del círculo de personas para atender a la gente.

Hace seis años, Gustavo inició un viaje de preparación especial llamado Búsqueda de visión, la cual es de la tradición nativo-americana bajo los animales totémicos del águila y el oso, la cual consiste en cuatro días de ayuno, donde el fin es el encuentro con uno mismo. Sanar la tierra, sanar el camino mediante la nueva visión.

De acuerdo a Gustavo, una de las principales funciones del temazcal es la de reconectar. Es una experiencia que nos ayuda a conectarnos con nuestro entorno, calma las emociones, abre un el corazón. “Es como resetearnos”

Le gusta sintonizar sus temazcales con acontecimientos astronómicos como los equinoccios y los solsticios, para conectarse con los cambios de la Tierra.

 

 

Una de las primeras enseñanzas que existen dentro de la tradición es el origen. Nuestro origen es el vientre de la madre tierra y es una de las primeras ceremonias que tenemos a la hora de venir a la forma, a tomar la fuerza de la vida. Representa el Renacimiento.

El origen del temazcal se pierde en  los albores de la civilización, pero es una de las primeras ceremonias entregadas al ser humano, basada en la bendición, en la purificación del ser humano a través del liquido sagrado del agua y del calor, que es el soplo de la vida.

“Se me hace curioso que cuando viene gente a experimentar el temazcal por primera vez, tengan la impresión de una experiencia nueva, siendo algo tan antiguo. El temazcal es cultura que sigue viva.”

Además de experimentar en el Charco del Ingenio, Gusavo tiene un centro en su casa, donde el temazcal es más especifico para gente con más experiencia. “EL Charco del Ingenio es un lugar muy bonito porque está a medio camino: está abierto a todo mundo, a quien quiera acercarse a su raíces y también donde se respeta la tradición.”

Gustavo llega seis años en San Miguel de Allende, un hombre medicina que también es esposo y padre. A la par de ser temazcalero, da la terapia Janzu la cual es una terapia de masaje en agua termal, que trabaja como fisioterapia.

Practica una vida en contacto con la naturaleza, y es afín a la filosofía de los huicholes, a la cosmogonía de esta cultural. En San Miguel de Allende ha encontrado un balance entre un lugar pequeño y cálido y una diversidad cultural y de pensamiento.

Para conectar con Gustavo, puedes escribirle a coruco@hotmail.com .

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg  photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove