Alejandra Hernández, encargada de los tocadores

Ale y su hijo Andres Fernando

Alejandra

Alejandra tiene pelo y voz de sirena

Conoce a La Biblioteca

En esta serie, una persona a la vez, se van desdoblando las personalidades detrás de los miembros del staff de La Biblioteca Pública de San Miguel. Un pequeño homenaje a nuestros compañeros y un esfuerzo a mostrar la calidad humana de esta institución.

Por Jade Arroyo

Con cabello y voz de sirena, esta voluptuosa joven de 29 años es la encargada de guardar la entrada a los tocadores de damas y caballeros.

Antes de ver a Alejandra, la escuché. Venía bajando por las escaleras que comunican las oficinas de Atención con el resto de la Biblioteca y escuché una voz clara y cantarina entonando una balada de (su tocaya) Alejandra Guzmán.

Ale, es originaria de San Miguel y también lo es su familia. Condición que le da un gran conocimiento del pueblo y de la gente local.

El baño es un lugar de mucha importancia, tanto socialmente como íntimamente. Es un lugar de prioridad a la hora de revisar la limpieza y la buena organización y cuidado. Es ese lugar donde deben estar seguros tanto los niños como las niñas, las personas de la tercera edad y los miembros de la comunidad de San Miguel. Un pequeño santuario de intimidad.

Su lugar de trabajo hace las veces de una mini recepción. La gente le pregunta de todo, obligándola a proveer de la más variopinta información: ¿dónde queda el Centro?, ¿Dónde están las oficinas de Atención?, ¿Qué contenido trae el periódico esta semana?, ¿A qué hora son las clases de pintura, y las de guitarra?

Además, es un punto de venta del periódico Atención San Miguel. Aunque Alejandra no habla inglés, la barrera idiomática no suele ser un impedimento en la comunicación con la gente, siempre fluye el diálogo.

Sin embargo, pese a su apariencia de anime azucarado, Ale es una mujer de un carácter fuerte, cuya cólera se enciende pronto. Por donde la mires, es terca y voluntariosa sin dejar de ser justa y de carcajada fácil.

Una mujer muy segura de si misma, afirma que es alguien que se conoce bien a si misma y no cambia por nada ni por nadie. O se la toma o se la deja; sin concesiones.

Alejandra tiene dos pasiones: la música y su hijo de tres años, Andrés Fernando.

La primera la acompaña desde niña, no puede concebir la vida sin música y sin cantar. A veces cuando va por la calle, la gente la saluda “Adiós pajarito.”

Su hijo es el gran amor de su vida y su motor. Como madre soltera, trata todos los días de enseñarle a ser independiente y educarlo para ser un chico consciente de su contexto y respetuoso de las mujeres.

Alejandra se considera una persona creativa. Estudió belleza al terminar la secundaria y ha tenido el pelo de todos los colores del arcoíris, teniéndolo actualmente de rosa, morado y azul.  Le gusta experimentar y expresar su personalidad a través de su (a veces camaleónica) apariencia. Puedes encontrar a Ale todos los días en horario de Biblioteca, de 10 de la mañana a siete de a tarde.


Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove