El rastro: pasado, actualidad y un futuro potencial

José Antonio Rodríguez, matancero (para portada)

Lucy Núñez

Matancero

New building

Niños en la azotea del Centro Impulso Cuevitas

Nuevas instalaciones

Por Jesús Aguado

El capítulo del rastro de primer nivel que tuvo San Miguel—en 1973—ha concluido, para abrir la nueva historia de la parte oeste de la ciudad; la clausura de este espacio no marca únicamente la apertura del rastro que se proyecta para obtener la certificación TIF (Tipo inspección Federal) sino que es el inicio de una era que traerá prosperidad y un nuevo rostro para “el otro San Miguel”.

Pasado

El edificio que alberga la actual Biblioteca—en Insurgentes 25—fungió como rastro, aunque se desconoce la fecha de clausura. Para Atención, el expresidente sanmiguelense, Don Luis Ferro de la Sota indicó que durante su primer periodo como alcalde en esta ciudad, el rastro estaba ubicado en la esquina de calzada de la Luz y calzada de la Presa.

“Por aquellos años las lluvias eran impresio-nantes. El drenaje del rastro estaba conectado al drenaje municipal; el problema era que cuando llovía el drenaje tendía a salir por las coladeras en algunas casas. La gente se asustaba al inicio, porque salían restos de sangre y otras cosas” indicó don Luis Ferro. Por esa razón, se hizo una permuta con la familia Álvarez y así el municipio recibió el terreno que albergó el edificio del rastro por cuatro décadas y ahora será el ala “B” del Centro Impulso Cuevitas.

“Allí construimos la Casa del Campesino, el rastro que estaba tecnificado y cumplía con la normatividad hace 43 años. Y hasta quedó espacio para albergar el primer vivero municipal” remarcó Don Luis. Él duda que haya imágenes de aquel momento, pues entonces las obras, dijo, se hacían porque se necesitaban y no para “salir en la foto”.

Magia en el rastro clausurado

El martes 26 de julio, Atención recorrió el espacio que será derruido. Allí trabajaban 19 personas, entre ellas: Eduardo Villegas (16 años como administrador del lugar) y Domingo Vaca (24 años como Médico Veterinario Zootecnista). Los trabajadores indicaron para este medio que hace nueve años se detectaban hasta 40 vacas con tuberculosis y hasta 60 cerdos con cisticercos. Desde hace nueve años, no se han detectado cerdos enfermos en el lugar, indica Vaca, pues asegura que aparte de que las personas han cambiado la forma de criar sus animales, actualmente los porcinos sacrificados provienen de granjas. Actualmente, sólo unas 15 vacas son diagnosticadas con tuberculosis—cuando eso sucede “en este rastro” el animal confiscado y el propietario únicamente recibía la piel de la res, el cuerpo era llevado al relleno sanitario.

Los corrales del rastro estuvieron allí por 43 años, uno para bovinos y otro para porcinos. Diariamente, entre las 3 y 5pm, los animales comenzaban a llegar “pues necesitan un descanso mínimo de 12 horas”. En el pasado se producían en ese lugar hasta 180 toneladas mensuales de carne, sin embargo ahora es sólo la mitad; la razón, indican los trabajadores, es que hubo tiempo de sequía y muchos ganaderos vendieron sus animales o decidieron otro giro. Otra de las razones por las que bajó la producción, fue la llegada de tiendas como Mega, Aurrerá o Soriana, que ya traen su carne de otros estados.

Rústico, es como se puede calificar el lugar; un espacio con tecnología mecánica en el que la higiene, y así lo aceptaron en el pasado y en el presente los funcionarios públicos; no era la adecuada.

Curiosamente, cuando Atención visitó el lugar éste estaba limpio en todos los sentidos, las condiciones no eran las que todos decían, impuras, más bien eran rústicas y los trabajadores hacían magia con su fuerza para manejar los animales muertos. Allí, se pudo ver a los matanceros empujando en un riel, porcinos de hasta 400 kilos. Los trabajadores dijeron estar contentos con la apertura del nuevo lugar, el reto que enfrentarán aseguraron; aunque lo superarán, será el de la tecnología.

Presente

El expresidente y ex síndico, José Luis Chagoyán informó que durante su administración (2012-2015) el rastro estuvo a punto de ser clausurado, sin embargo hubo acuerdos con la CONDUSEF y el lugar permaneció abierto. La actual administración no corrió con la misma suerte, pues en mayo de este año, el rastro fue clausurado por un día. El director de Servicios Públicos, Alfonso Sautto Agundis, indicó que la Comisión Nacional del Agua condujo una inspección y encontró que las descargas de agua (mezcladas con sangre de los animales) no eran las adecuadas. Aunque, después de varias reuniones, el rastro se reabrió al siguiente día. La exposición que se hizo ante la CONAGUA fue que no era redituable invertir dinero a un rastro que ya no le interesaba al municipio, no así al nuevo espacio que además está fuera de la zona urbana—en la carretera a Los Rodríguez.

El nuevo lugar, inaugurado por el Gobernador del Estado, Miguel Márquez Márquez y el alcalde Ricardo Villarreal, es una construcción de espejo—en un ala de la construcción se sacrifica a los bovinos y en la otra a los porcinos. Cuenta con tecnología avanzada tanto para la matanza como para el procesamiento. Cuenta con regaderas, comedores, toda una línea de producción en la que se puede procesar un cerdo o res cada 10 segundos. Cuenta con cámaras de refrigeración; planta de tratamiento de aguas residuales (el agua será usada para mantenimiento de las áreas verdes) y además tiene un horno de incineración para calcinar los animales que se confisquen.

Diriamente se procesarán 40 cerdos y 40 vacas, se espera que la cifra llegue a 200 diarias. El costo por animal es de 98 pesos.

Potencial TIF

El nuevo rastro cuenta con un espacio de empacado al alto vacío, y eso, le da la posibilidad de conseguir la certificación TIF. El director, Roberto Fernández, dijo para Atención que actualmente se está trabajando en la documentación que se requiere para obtener el certificado y los avances son de un 95 por ciento. Durante la apertura, el alcalde Villarreal indicó que en el estado únicamente hay cinco rastros TIF y se espera que San Miguel sea el sexto—uno es para conejos, otro para pollos, un tercero es para reses y dos para cerdos.

La SAGARPA indica que un establecimiento TIF es un espacio de sacrificio de animales de abasto en el que existen frigoríficos e industrializadores de productos y subproductos cárnicos. Esos espacios son objeto de inspecciones sanitarias permanentes para que cumplan con las regulaciones federales.

Los rastros TIF tienen como propósito obtener productos de óptima calidad sanitaria con reconocimiento internacional. La reducción de las zoonosis en los productos es alta y baja la afectación a la salud pública. La certificación TIF permite la fácil movilización de la carne en el país y permite la comercialización internacional.

El centro comunitario más grande del estado

En 2011, la entonces alcaldesa Luz María Núñez y el entonces titular de la Secretaría de Desarrollo Social y Humano—ahora gobernador—Miguel Márquez, firmaron un acuerdo para la construcción del Centro Comunitario “Las Cuevitas.” El espacio beneficiaría a más de 600 familias de colonias como Olimpo, Santa Julia, La Estación, San Rafael y Cuevitas. Según el exsecretario de la SEDESHU, éste sería “un proyecto especial para un municipio especial”, afirmando que el inmueble sería un orgullo para el país. También se habló de que el centro estaría abierto a todos los sectores sociales así como a comunidades—incluyendo la extranjera.

Posterior a la firma del convenio, Márquez indicó que éste sería un centro de “primer mundo”, que cambiaría la etiqueta de las Cuevitas de “barrio bravo” a un lugar que es “remanso de paz”. Por su parte, Núñez indicó que el sueño anhelado finalmente se estaba cristalizando. Se anunció que el proyecto constaría de varias etapas de construcción, sin precisar el número, invirtiendo en la primera fase ocho millones de pesos. La construcción respetaría el medio ambiente. El edificio albergaría una biblioteca, de dos niveles así como una construcción adjunta en la que se ofrecerían talleres (nunca se anunció cuáles), aulas didácticas, ludoteca, oficinas administrativas así como un patio central. Habría rampas para discapacitados y un auditorio al aire libre.

Al concluir la administración de Luz María Núñez Flores, esta obra se entregó al gobierno del estado. El actual rastro municipal se encontraba junto a este edificio, y al cerrar, formaría parte del complejo. Sin embargo, el rastro no había podido cerrar debido a que el edificio que fue construido sobre la carretera a Dr. Mora, estuvo cerrado pues la administración encabezada por Mauricio Trejo solicitó una auditoría a los recursos que se utilizaron en la construcción de esa obra durante la administración de Luz María Núñez Flores, pues presumió que había un desfalco de 18 millones de pesos, y “hasta que no haya culpables,” anunció el alcalde en 2013, “no se culminaría algo que pudo estar viciado desde el principio.”

Entre tanto, un estudio conducido por la Asociación Barrio de las Cuevitas y el Conservatorio de Música y Artes de las Cuevitas, encontró que el ingreso promedio de las familias de las Cuevitas, que están formadas por cinco o siete miembros,  es de 1,480 pesos mensuales. Cuando se produjo el estudio, el barrio estaba formado por 90 familias con 402 niños—262 niñas y el resto niños. El estudio también indica que no existen escuelas en la colonia y la población infantil tiene que desplazarse a un kilómetro y medio o cinco para acceder a un centro educativo. Además, el problema de drogadicción es común en la colonia, en donde aquellos a quienes les gustan los solventes, los inhalan en cualquier lugar y a cualquier hora. También, se vive un ambiente de conflictos entre los mismos miembros de la colonia.

A pesar de los problemas que enfrenta el barrio, apunta el estudio “se mantiene viva la esperanza de integrarse a la sociedad moderna” gracias a los valores que aún existen entre la población de no dejarse vencer por las adversidades, consecuencia de las diferencias de cultura, usos y costumbres, o una pobreza que limita cualquier iniciativa de desarrollo que tengan.

La apertura

Posterior a la clausura de lo que se calificó como “matadero municipal” se hizo un recorrido por el Centro Impulso Cuevitas, que en la parte alta cuenta con un jardín. Allí el gobernador Márquez anunció que habrá talleres de computación, costura, cocina, fontanería, inglés, belleza y hasta un espacio para universidad virtual.

También anunció la inversión de 18.5 millones de pesos para la construcción del edificio “B” que tendrá: estacionamiento, salones, cafetería y anfiteatro. Lo que fue el rastro por 43 años, será derruido en su totalidad.

Márquez Márquez igual indicó que para el arroyo Cachinches, habrá 10 millones de pesos extra para que se convierta en un parque lineal desde el Puente de Guanajuato hasta la central de autobuses.

El director de Obra Pública, Felipe Tapia Campos, indicó que la obra comenzará a construirse en breve y además se espera que el actual edificio A comience a operar en dos meses. Ofreciendo primero cuatro talleres para 20 personas. Además en este tiempo se definirá si lo maneja el estado o el municipio.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove