Jesús Aguado, Periodista

Jesús Aguado

Profesor Jesús Aguado y sus estudiantes del Instituto María del Refugio

Conoce a La Biblioteca

Por Jade Arroyo

En esta seria iremos esbozando las personalidades que integran La Biblioteca, una persona a la vez. En esta ocasión entrevistamos a Jesús Aguado, periodista y colega del periódico Atención San Miguel. Atención es publicado por la Biblioteca y forma parte de una de sus ramas como empresa social.

“Mi función es escribir, escribir, escribir, escribir.” Comienza la entrevista el enérgico y multifacético hombre detrás de la portada de este semanario. Jesús se desempeña como foto-periodista, haciendo un trabajo integral de investigar noticias y situaciones relevantes para la comunidad que nos lee y elaborar notas informativas y puntuales, ilustrada de fotografías, que sirven las veces de meta-textos.

“La relevancia es el impacto que puede causar en la sociedad, ya sea positivo o negativo. Reviso noticias, qué está pasando; qué está mal y qué está bien en este pueblo. Hago visita de campo si es necesario, agendo entrevistas, hago algo de relaciones públicas. Al final lo que cuenta es cómo voy a escribir mi nota. Lo hago en inglés y español.”

Con cinco años en Atención, Jesús ha alcanzado un entendimiento profundo de cómo funcióna el periódico y cómo desenvolver su profesión comunicativa. Curiosamente, su aniversario es el mimo día de su cumpleaños, el 8 de junio. Claro que si le preguntas, te dice que lleva 15 años ejerciendo el periodismo, cuando comenzó siendo locutor de radio durante la adolescencia, cuando era conocido por los radioescuchas como “El Hombre X”.

Originario de San Miguel de Allende, es el hijo número cinco de nueve hermanos. De niño se crío con su familia en una comunidad rural, bajo los árboles frutales, rodeado de animales domésticos y pozos de agua cristalina.

Su familia se dedica a la música popular mexicana, sus hermanas tienen un grupo donde todas tocan un instrumento: la batería, el contra sexto, la guitarra, cantan…

Ha trabajado desde que tenía 8 años, fue cady del club de golf Malanquín, ayudante de albañil, mesero, vendedor de tienda. Su vocación comenzó cuando conoció la comunicación.

De chico fue muy retraído y cuando empezó con su trabajo de locución descubrió otra faceta de su personalidad, cuando estaba en la preparatoria. Trabajó en radio 4 años.

Después de la prepa entró a Ciencias de la Comunicación, donde explotó sus habilidades.

Posteriormente, trabajó cuatro años en Presidencia Municipal. A cargo del Instituto de Transparencia y Acceso a la información Publica, un cambio radical y un reto porque tuvo que trabajar muchas cosas, aprendió cómo funciona el sistema gubernamental y la burocracia inherente a él. “Trabajar en gobiernos es lo mejor y lo peor que me ha pasado, descubrí muchas cosas y caminos de cómo se mueve el sistema, aprendí mucho de leyes y cómo se consigue la información que debe ser libre para la ciudadanía. Al finalizar la administración, fui despedido, aún en la universidad.”

La entrada de Jesús a Atención fue algo fortuita. El entonces reportero del periódico Jesús Ibarra, era su profesor de inglés, y un día le comentó del puesto disponible de reportero bilingüe. Jesús Aguado aplicó y se quedó con el puesto.

“El periodismo no lo aprendes en la escuela, sentado en una silla; lo aprendes en la calle, con las experiencias, hablando con la gente que vive la realidad y las noticias.”

Lo más importante que ha aprendido en Atención es a escribir sin juicios, lo que considera que es algo clave en su desempeño profesional. Personalmente, dice haber aprendido a amar el oficio, a estar presente en muchos lugares al mismo tiempo.

¿Su mayor reto? Al inicio fue el inglés. Tuvo apoyo de mucha gente—menciona a Mark Mullek—y  superó la barrera idiomática.

En su carrera se ha enfrentado más de una vez a la censura. No sólo sutil, sino amenazas personales, tratando de amedrentarlo después de un intento de soborno fallido. El pan de cada día para la mayoría de los reporteros en este país.

Considera que los periodistas necesitan ser aún más comprometidos, con dar la información como es. Hay varios medios digitales que han surgido y son muy dinámicos, pero también hace falta verificar la información, para entregarle a las personas una noticia veraz y completa.

Otra faceta de la vida de Jesús es la docencia. Lo hace desde hace cuatro años, le encanta dar clases. Enseña bachillerato a chicos de entre 15 y 18 años, las materias de Literatura y Taller de Redacción. Jesús trata de enseñar a sus estudiantes a ser consientes del contexto en el que estamos viviendo, a empezar a tratarlos como adultos.

Las cualidades histriónicas de Jesús saltan a la vista: es un actor en la vida real. Es casi una tradición sus puestas en escena de fin de curso, cuando monta obras de teatro con sus estudiantes para que vivan el drama más allá de los libros. Por ejemplo, hicieron una representación de La Casa de Bernarda Alba, con notable éxito con sus personajes trasvertidos.

Jesús es un hombre de muchas influencias, de muchas situaciones culturales que convergen en su educación y su experiencia en distintos ámbitos. Nada con la misma soltura en coctéles sociales, que se sienta a comer tortillas en el piso en la tierra de una anciana de una comunidad rural, hablando con antiquísmos y de bota y sombrero.

Pese a ser tan desenvuelto, es difícil de conocerlo: hay muchos Jesuses. Siempre se adapta al entorno en el que esté de una forma creativa, echando mano de las cualidades histriónicas inherentes a su carácter. “Yo siento que soy actor.”

Le apasiona el cine, la música country (idolatra a Dolly Parton). Cuando no está trabajando, sus placeres son las largas siestas y el chardonnay. No podría vivir sin nopales con salsa y baladas en la lluvia.

Los planes a futuro son: terminar su maestría en educación, viajar, aprender lo más que pueda para reflejarlo en su trabajo, seguir leyendo e informándose y escribiendo.

Mi hogar está en el campo, a unos minutos afuera de la ciudad, me encanta estar tranquilo, acostarme en mi hamaca bajo los arboles y leer un libro.

“Los sueños son los que siempre te motivan a seguir adelante. Yo sé que mi compromiso está con los niños, está con la sociedad, con Atención.”

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove