En memoria de Fernando Morales Márquez

Fernando

Por Marianna Garcés Torres

Fernando fue todo. Fue épocas, tiempos, personas: Fernandos.

Puedo hablar del que conocí, de cerca. Con el que me emborraché, con el que dormí abrazada, con el que viajé de tantas maneras, con el que co-creé La Cámara, con el que co-inventé Buffet y tantas cosas que pensamos que no terminaron por salir a la luz.

Ese Fernando era rasposo, directo y al hígado para quien no esté acostumbrado a escuchar las verdades que no sean bonitas. Fernando no tenía paciencia, eso lo hacia inmediato y preciso, limpio como pocas veces he visto, en pensamiento y acción.

Una tarde nos encontrábamos quejándonos del letargo del pueblo, confirmando que vivíamos como retirados, como jóvenes retirados porque el pueblo ya estaba consumido por ese aire de retiro. Y pensábamos que queríamos hacer algo para que San Miguel fuera el lugar en el que nos gustaría vivir; todo bien con el retiro, pero también nos gustaba la acción.

Por esas fechas todo coincidió y entramos a La Cámara, que se convirtió en nuestra casa y en un montón de cosas. Ahí nos tocó acercarnos más: imaginar e idear un sin fin de propuestas y acciones que fuimos creando.

Buffet fue el zine de La Cámara, y uno de los pocos fanzines que conozco que se han hecho en San Miguel de Allende. También es el fanzine más elegante que conozco, ese era el estilo de Fer. Nada podía ser fodongo, aunque no tuviéramos recursos. Nada podía ser al ahí se va, nada a medias, todo blanco y negro; nada a medias tintas.

Fernando era hermoso, para bailar, para poner música, para enfiestar y reír sin parar. Era divertido y genial, dentro y fuera de casa, de La Cámara, de todo.

Cuando La Cámara se terminó, hicimos un par de cosas juntos para Colectivo 41, con quien siguió colaborando hasta el final. También fue cofundador del Colectivo Neuromante que operó en Centro Cultural El Nigromante aka Bellas Artes. Como artista, colaboró con Mario Patiño en una serie reciente de performance y fotografía. La lista de artistas con quienes colaboró es larga, pero al colaborador más constante que yo le conocí fue su compañero Alessandro Alviani, quien actualmente prepara una exposición sobre su obra gráfica. Fernando fue todo. Y será siempre en nuestros corazones.

Fernando Morales Márquez
(16 enero 1976 – 1 julio 2016)

Estudió Diseño Industrial en la Universidad de Guadalajara. Fue parte del equipo creativo del Drake Hotel en Toronto, Canadá; así como de Omelette, el proyecto creativo de Héctor Galván en la Ciudad de México. En San Miguel de Allende se desarrolló como artista y gestor, colaborando con una gama amplia de artistas nacionales e internacionales. Fue co-creador de La Cámara, espacio de acción contemporánea; Buffet, el zine de la Cámara; así como del Colectivo Neuromante.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove