El Arca de Noé, la otra historia

Vista desde la presidencia, esta imagen era comercializada en postales

Isaac y Raquel en 1927, después de su boda

Águila

Perro

Roy Azar, Aurora Cohen, Sally Azar, Raquel y Felipe Cohen

“La casa guarda historias maravillosas en sus muros, ahora nos toca llenarla con otras nuevas” Roy Azar

Por Jesús Aguado

“Esta casa la hice yo, la inventé yo”, para el diario México al Día dijo orgullosamente Isaac Cohen, un judío que no sabía leer ni escribir; un hombre que llegó al país desde Siria y desde entonces fue comerciante. La Casa de los Animales o el Arca de Noé se inauguró en 1942 aunque desde 1936 se convirtió en tienda, era un espacio en el que se podía comprar desde maíz hasta veladoras y féretros—ataúdes en los que en algún momento los 10 hijos del matrimonio Cohen-Turquie jugaron a las escondidillas. Esta es la historia de este edicifio emblemático de San Miguel, testigo del pasar de los años y el cual ahora presenciará el futuro, con nuevos ojos.

Andaban sin buscarse, pero sabían que se encontrarían

Isaac Cohen nació en Damasco, Siria (1890). “Mi abuelito era muy pobre, y desde los cinco años ya cocía betabeles para llevarlos a vender al mercado”, recuerda Lucy Guakil, bisnieta de Cohen igualmente asegura que él no sabía leer ni escribir. Así mismo en Raíces una investigación que ella realizó, explica que su bisabuelo vino a México en 1920 y se dedicó a lo que sabía hacer desde niño, al comercio de pueblo en pueblo. Por otro lado el padre de Raquel Turquie (1909), vino a México a probar suerte, y ella por ser la hija mayor vino a acompañándolo. Cuando tenía 17 años se casó “con un señor que ni siquiera conocía” indica Guakil quien remarca que en Damasco Siria las casas del matrimonio estaban una al lado de la otra.

Cuando Cohen y Turquie se casaron, Isaac dio varias opciones a su esposa para ir a vivir, entre ellas estaba San Miguel de Allende. Llegaron a esta ciudad a finales de 1920 durante la guerra Cristera. La hija de Isaac Cohen, Aurora Cohen y el nieto de éste; Felipe Cohen, cuentan  que cuando el matrimonio llegó se instalaron en la Casa Canal, que entonces era una casa de huéspedes. “Una noche, se escuchaban balazos, y Raquel preguntó a su esposo qué estaba sucediendo y la respuesta del esposo fue simple—son cohetes, en esta ciudad la gente es muy fiestera—contaron  para Atención Aurora y Felipe. “Cuando mi abuela salió, se dio cuenta que en los árboles que estaban en lo que ahora es la Plaza Principal había gente colgada, otros asesinados. Pero como no hablaba español, no entendía lo que sucedía”.

“Mis papás llegaron a San Miguel sin un peso, todo lo que hicieron fue gracias a San Miguel”, cuenta Aurora, la séptima de diez hijos. En una entrevista en la Casa Cohen indicó que su padre siempre soñó con tener su propia casa y él era muy creativo, por eso cuando veía una imagen interesante ya fuera en la caja de unos cerillos o en la etiqueta de una cerveza, pedía a un escultor de cantera que reprodujera la imagen “y las fue guardando, hasta que tuvo esta casa que compró en 1936”. La casa, indicó Aurora, era solo de una planta y en la parte de atrás había un corral donde había gallinas y árboles frutales.

El lugar desde entonces fue una tienda donde vendían ropa, tela, jabones y perfumes “lo más vendido en la época”. Sus clientes eran principalmente gente de comunidades rurales e Isaac siempre supo cómo atraerlos, si un día un cliente llegaba pidiendo clavos y no los había, para la próxima semana en la tienda ya vendían clavos” indica Guakil. Fue así como pasó de una simple tienda a fábrica de mosaicos y carpintería donde hasta cajas de muerto había; la tienda operaba las 24 horas del día.

El Arca de Noé

Un artículo publicado el 15 de octubre de 1942 en el periódico México al Día, indica que la casa que adquirió Cohen en 1936 estaba en ruinas y él deseó construir una a su gusto, fue así como durante 79 días; albañiles trabajaron hasta en tres turnos para construir la casa que en el futuro sería conocida como de los animales o Arca de Noé. “los cinceles golpeaban, volaban las lascas e iban saliendo de las callosas manos morenas de los obreros autóctonos las más extrañas figuras zoomorfas: pájaros, leones, elefantes, caballos ¡hasta quimeras de Notre-Dame.” indica el artículo. Isaac quería a todos los animales que acompañaron a Noé en el arca.

La misma nota asegura que en la terraza interior había otras esculturas de mayor encanto a la fachada. Estaban en primer término Adán y Eva; Caín y Abel; doce signos del zodiaco; Cristóbal Colón, así como apaches armados. Atención tomó imágenes de las esculturas actuales de la terraza, imágenes gastadas entre las que se encuentra la paloma, que “desciende sobre las turbias aguas de piedra para anunciar que la lluvia había cesado”.

Cuando el maíz subió de precio

Aurora Cohen indica que en noviembre de cada año, su padre les pedía que hicieran dos mil aguinaldos que serían distribuidos entre el público general en diciembre. “Recuerdo que en 1948 el maíz subió mucho de precio, y por eso en adición a los dulces mi papá compró dos toneladas de maíz y a cada señora que iba se le entregaba un boleto y ése lo canjeaba por un cuarterón de maíz—un kilo y medio—la gente me preguntaba— ¿aún te quedan boletos güerita?—y entregábamos el maíz hasta que se terminaba. Mi padre siempre dijo—no le des consejos a tus hijos, dales ejemplos,” remarcó Aurora.

Sobre estas historias, hay un artículo al que Atención tuvo acceso, aunque el nombre de la publicación no aparece. El escrito indica que el 7 de enero de 1942 más de cinco mil personas recibieron su regalo de reyes, pues se hizo una invitación especial a la población para que recibieran regalos como: maíz, ropa para niños, dulces e incluso dinero en efectivo. Los enfermos del hospital civil también recibieron canastas de fruta y otros alimentos.

El presente de la Casa Cohen

Desde que Sally y Roy Azar llegaron a San Miguel, hace unos cinco años, se enamoraron de San Miguel así como con la casa “fue amor a primera vista,” indicó Sally. Así es como después de 12 meses de planeación y 18 de reconstrucción y restauración, finalmente se reabrió este espacio concept-house, el primero del país y que alberga en la planta baja: gastronomía, diseño, fotografía, bares con marcas internacionales y en la planta alta, en los siguientes meses abrirá un hotel con 10 suites. “Queremos crear un destino donde la gente se sienta como en casa; una propuesta donde el turista y los sanmiguelenses coman bien y encuentren piezas únicas de colección. Es una propuesta diferente” indicó Sally Azar. Finalmente Roy Azar dijo que durante la creación del proyecto hubo miedo e incertidumbre por saber si estaban haciendo lo correcto, sin embargo “la motivación fue el amor por San Miguel. La casa guarda historias maravillosas en sus muros, ahora nos toca llenarla con otras nuevas”.  La casa está ubicada en la calle Relox 12 y 18.

“Cuentan mis tías que ellas jugaban a las escondidillas en las cajas de muerto”
Lucy Guakil

“Mi bisabuelo—Isaac Cohen—hizo su propia caja a la medida, con la mejor madera y herrajes, que al final ni usó porque murió en la ciudad de México y además la tradición no permitía ya ese tipo de féretros” Lucy Guakil



 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove