Falta de certeza jurídica por la tierra, afecta a las escuelas en ejidos

Áulas móviles

Enedina Arellano

Maestra Zolzabal y sus alumnos dentro del salón

Alumas del kínder

Maestra Verónica Rodríguez

Por Jesús Aguado

En el San Miguel irregular, allá en el Ejido de Tirado está una colonia de nombre Magisterio, irónicamente también está un kínder al que le sobran alumnos, pero le falta luz, agua potable, drenaje y no únicamente los salones, sino lo más importante: la certeza jurídica del terreno.

El Ejido de Tirado—en el que se agrupan unas 10 colonias—carece de servicios básicos en algunos espacios (incluyendo la zona del kínder)  porque los terrenos han sido vendidos hasta tres veces “a distintos dueños” y eso hace imposible tener la certeza legal de la tierra. Pero en temas de educación, este espacio no es el único que carece de infraestructura, también está la primaria Lázaro Cárdenas en la comunidad de Bocas e incluso el CECYTEG II en los Rodríguez.

Colonia Magisterio

Atención visitó ese kínder hace exactamente un año, en el que entonces se conocieron las causas de la falta de infraestructura, sin embargo el director de Educación y Cultura en San Miguel en ese momento, Acacio Martínez, indicó que los habitantes tendrían sus escrituras “en los siguientes meses” aunque concluyó la administración y la escuela quedó igual. También Martínez entonces indicó que el delegado de la Secretaría de Educación de Guanajuato, Región 1 Norte, Román Cifuentes se había comprometido a que aunque se tuvieran escrituras, no se construirían aulas en ese lugar hasta 2016; el año ya llegó y ahora la Secretaría dice que no se construirán aulas, hasta que se tenga la certeza jurídica.

En una visita reciente, Atención encontró el kínder con los mismos problemas de 2015, e incluso ahora las “aulas móviles” literalmente, explicó la maestra Fernanda Zolozabal Téllez se mueven con el viento. “No tenemos salones y las aulas móviles tienen deficiencias, no están bien asentadas, se mueven tremendamente cuando hace demasiado viento. Tenemos miedo que ocurra un accidente,” dijo Zolozabal. Además aseguró que batallaron mucho para obtener servicios como el de agua, ya que cuando llegó en Septiembre no iba alguna pipa a dejarles el líquido; ahora la Dirección de Servicios Públicos les lleva agua.

Otro problema de las aulas es que durante el invierno son muy heladas, dijo la maestra y por eso en diciembre muchos niños dejaron de asistir a clases. En verano los espacios son extremadamente calientes. En el kínder, tampoco hay un espacio recreativo—los niños juegan con llantas—el piso es de tierra y cuando llueve los niños no pueden realizar actividades en el exterior debido al lodo. “Necesitamos que alguien venga y nos diga en qué situación está el terreno para poder construir las aulas. Hemos tenido varios apoyos e incluso organizaciones han conseguido material para construcción pero no podemos hacer nada porque no tenemos documentos,” finalizó la maestra.

Jessica Luna, madre de familia, ha estado involucrada desde el inicio del preescolar y comentó para este medio “estamos cansadas porque en todos lados nos dan respuestas diferentes y la verdad es que estamos como comenzamos, han pasado varios ciclos y no nos han hecho caso”. Agregó que los baños no los construyó la administración local ni la Secretaría de Educación, sino que fue un donativo de una organización sin fines de lucro. Enedina Arellano, otra mamá, comentó que ya visitaron todas las dependencias de gobierno y que incluso en la delegación norte en Dolores, les aseguraron que no sabían que esa escuela existía. Por no tener las escrituras “en algunos lugares nos dan el apoyo y en otras nos lo quitan” pues aseguró Arellano que incluso el alcalde Villarreal les ofreció material para construcción y los padres de familia pondrían la mano de obra, sin embargo la delegación norte evitó que ese apoyo se entregara.

El kínder sí está reconocido por la SEG

El preescolar de la colonia Magisterio es de reciente creación y está reconocida por la Secretaría de Educación de Guanajuato con la clave 11DJN4616I, perteneciente a la zona 204 de preescolar alternativo. Este tipo de educación es proporcionado a lugares con escasa población, en la que se contrata a universitarios para que ofrezcan educación a los niños y a cambio, ellos reciben una beca para que sigan estudiando. Sin embargo, el Kínder, aún sin nombre, comenzó a operar en 2012 a petición de la gente de ese lugar, que tenía que recorrer hasta dos kilómetros o tres para llegar a la escuela más cercana. Por lo que rentaban una casa que los mismos padres de familia pagaban, pero el dueño solicitó la entrega de la casa y los niños tuvieron que buscar otro lado. Así, el municipio donó el terreno ubicado en una zona irregular donde colocó dos “aulas móviles”; en un lugar en el que constantemente la delincuencia dejó a los niños incluso sin tambos para el agua.

A pesar de esta problemática, los padres de familia dicen estar contentos con el kínder aun cuando sus hijos, están sudando por el calor dentro de esas áreas móviles que son muy calientes aunque abran las ventanas, “por eso los niños tienen que meterse debajo de esas cajas para tener un poco de sombra” indicó la anterior profesora Fernanda Hernández.

Por otro lado, después de las declaraciones de hace un año, ahora la Región 1 Norte de Educación informó para Atención que hasta el momento no se ha podido solicitar la cons-trucción del edificio para el preescolar, ya que los terrenos siguen siendo irregulares.

Aseguró la delegación que la administración 2009-2015 informó que el predio estaba en proceso de regularización pero que a la fecha la SEG no cuenta con la escritura “y por eso no se puede construir”.

Escrituras en tres o seis meses

La maestra Verónica Rodríguez, directora de Educación e Infraestructura de la presidencia municipal aseguró que la administración local no puede apoyar con el programa de infraestructura por la falta de escrituras y la Secretaría de Educación debe ser la propietaria del terreno. Remarcó la profesora que el martes 12 de abril de este año recibieron la visita de representantes del CORET (Comisión para la Regularización de la Tenencia de la Tierra) quienes informaron que ya la parcela donde está ubicado el kínder, está en proceso de regularización pues ya se revisó y no tiene inconsistencias. “A partir del 12 de abril de este año, en tres o seis meses la escuela tendrá sus escrituras” dijo Rodríguez. Las escrituras fallarán a nombre del municipio de San Miguel de Allende, posteriormente el ayuntamiento lo donará a la SEG para que inmediatamente se tomen acciones para mejorar el lugar a través del INIFEG (Instituto de Infraestructura Física del Estado de Guanajuato).  Sobre la movilidad de las aulas con el viento, la maestra Rodríguez aseguró que junto a Protección Civil se inspeccionó el lugar y se determinó que no representan un peligro para los niños; así también lo aseguró la delegación.

Otras escuelas

Durante la administración 2009-2012 las organizaciones civiles donaron una caja de tráiler que fue utilizada un tiempo como museo itinerante de Cañada de la Virgen. En la administración 2012-2015 éste mobiliario fue entregado a la comunidad de Bocas donde no había un salón para la primaria; y allí sigue hasta que el INIFEG construya el aula que falta. En esa escuela, Lázaro Cárdenas, indicó la maestra Rodríguez también se construyeron baños y bebederos con filtro para que los niños tomen el agua de la llave y además hay energía con celdas solares.

En los Rodríguez, hay un CECYTEG, sin embargo no cuenta con un plantel y por eso utilizan los salones de la parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe para impartir clases, otros alumnos están en una cochera y el resto en dos aulas móviles como las de Magisterio. Allí aseguró la directora de educación, el viernes 22 de abril se comenzará el rescate de obra para construir el plantel con una inversión de 10 millones de pesos para: aulas, sanitarios, oficinas, cancha de usos múltiples y laboratorio.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove