Huesos de gigante entre nosotros

Resto de un colmillo de mamut

Ángel Flores

Arturo Morales

Fósiles en casa de Sebastián Ramírez

José Benigno Torres

José Benigno Torres

Por Jesús Aguado

Los huesos gigantes pululaban hace unos 40 años en la zona paleontológica de San Miguel, que abarca unas tres mil hectáreas. Sebastián Ramírez, un habitante de San Martín de la Petaca, recuerda que sus antepasados molían los huesos y se ungían en ellos para curarse de espanto, incluso para algún dolor u otra enfermedad.

Esos huesos, pertenecen a la megafauna que existió en el municipio hace unos 10 mil años; restos de animales que perecieron, probablemente por la última glaciación, que de acuerdo con el activista cultural, Arturo Morales Tirado, cubrió la zona con una capa de hielo que pudo haber tenido hasta 100 metros de altura.

El proyecto de Frontera Tierra Adentro, está siendo fuertemente apoyado por el Consejo Coordinador Empresarial—presidido por José Benigno Torres—con el objetivo de convertir en empresarios a los nativos de las comunidades en las que no sólo hay restos fósiles de megafauna, sino de aquellas en las que hay sitios arqueológicos y construcciones virreinales que incluyen capillas y cascos de haciendas, entre otros.

Trabajo de campo

El espacio al que Atención tuvo acceso es extenso, en el que lo mismo crece un huizache que un cardón, tatalencho (planta medicinal) o cola de caballo. A la distancia se observa el cerro del Jobero y el Rondanejo. Después de pasar por caminos “secretos” y bien resguardados, ahora por los habitantes, la tierra se abre y entonces aparece un arroyo con unos treinta metros de profundidad al que se debe bajar o subir de costado para no resbalar y caer. En uno de los espacios aparecen trocitos de un material distinto a la tierra compactada por la lluvia; son los restos de dos colmillos de mamut—si se excava un poco se puede ver la estructura—señala Ángel Flores, miembro del proyecto Paisaje Natural y Cultural de San Miguel de Allende.

Por otro lado, Arturo Morales, quien acompañó en la expedición señaló el lugar en el que una osamenta “completa” aunque no se sabe de qué animal, fue localizada; aunque debido a derrumbes—pues la tierra es muy frágil—no está visible; es mejor que esté oculto, pues el área ya ha sido saqueada en varias ocasiones y el paradero de las piezas fósiles, que se estima en dos mil, se desco-noce. Algunas personas que, hasta hace unos años 30 años, desconocían que el saqueo y la venta ilegal de piezas arqueológicas en el país y en el extranjero pueden ser castigadas con multa de tres mil salarios mínimos o incluso 10 ó 3 años de prisión, solían venderlas.

Junto con Morales y Flores, continuamos el recorrido para ver el resto de otro colmillo que ya estaba identificado, sin embargo, a pesar de la vigilancia de los vecinos; cuando llegamos a la zona, el colmillo ya había sido robado. En junio de 2015, los colmillos de un mamut fueron robados en una zona paleontológica de Hidalgo, pero el resto de la osamenta quedó en el sitio. Entonces, autoridades del Instituto Nacional de Antropología e Historia de ese estado, comentaron que seguramente los saqueadores o compradores no disfrutarían mucho de la pieza pues, cuando se extraen requieren de científicos que hagan la conservación ya que cuando sale “inmediatamente” se requiere de un trabajo de conservación y restauración, de lo contrario se hacen polvo.

Cuando la gente no estaba consciente sobre no robar los huesos, se los llevaban a su casa y los vendían; otros como don Sebastián Ramírez, para evitar el robo los resguardaban en su casa. Allí, en una cocina tiene dos partes de un colmillo, así como una parte de la mandíbula de lo que pudo ser un mamut. Ramírez comenta como de niño jugaba por el arroyo de la comunidad e indicó que era fácil ver huesos de gigante. En una ocasión, estaba guareciéndose de la lluvia en una pequeña cueva, cuando comenzó a excavar con sus manos y encontró restos fósiles. Sus antepasados le decían que los huesos de gigante eran buenos para el espanto; los molían y embadurnaban sobre la piel; otros preferían hacer té con esas osamentas.

Desconocimiento para cuidar el área

La zona ha recibido múltiples saqueos, sin embargo ahora está protegida. Activistas sociales lograron que durante la administración 2009-2012 se evitara la construcción de un desarrollo—BANTERRA—habitacional que incluiría ocho mil viviendas, y que estaría sobre la zona paleontológica. Además, aquellos interesados en el cuidado del patrimonio natural, arqueológico y cultural; se han opuesto a la autopista del bicentenario, que si bien traería desarrollo económico y de conectividad para la ciudad, también impactaría la megafauna que aún se encuentra bajo tierra. Una fauna que incluyó, de acuerdo con Morales: mamuts, perezosos gigantes, “armadillos del tamaño de un Volkswaguen”, entre otros mamíferos.

Y es que la zona paleontológica es la más grande de Norteamérica, y ofrece una historia de más de 80 millones de años con fósiles de dos estratos (el primero data de unos 50 millones de años y el segundo entre 15 mil y 11 mil 500 años).

Proyecto Frontera Tierra Adentro

El Consejo Coordinador Empresarial, dirigido por José Benigno Torres—apoya fuertemente este proyecto que pretende ofrecer a los sanmiguelenses y a los visitantes mayores opciones fuera del centro histórico. “Lo que es mejor para el sanmiguelense será mejor para el turista” indicó Torres. Por eso, junto a Morales y el Consejo trabajan en este proyecto que no únicamente incluye la zona paleontológica sino el Camino Real a Tierra Adentro (también llamado Camino de la Plata. Eran caminos bien trazados para el comercio por habitantes precolombinos. Y que después de la caída de la Gran Tenochtitlán y el descubrimiento de minas de oro y plata, los españoles utilizaron. El camino cubría cerca de tres mil kilómetros e iba desde Ciudad de México hasta Santa Fe, Nuevo México; en Estados Unidos); espacio sobre el que se construyeron capillas virreinales, calvarios y haciendas que ahora permanecen allí—en peligro de la destrucción por el desconocimiento de su valor por autoridades (en todos sus niveles) y de particulares—como testigos de un pasado excelso.

Por lo anterior, Torres indica que esos lugares necesitan protección y vigilancia y que el Consejo está trabajando en ello. Actualmente, el Consejo y Morales, junto a la Asociación Paleontológica de San Miguel, trabajan para que en esos espacios—desconocidos—de la ciudad se puedan construir decenas de kilómetros de andadores y ciclo vías para que los turistas puedan apreciar las joyas que no están dentro del centro histórico.

El proyecto incluye además la construcción de 11 postas turísticas (espacios con servicio de estacionamiento, sanitarios, salas multiusos, entre otros servicios). Estaciones turísticas (con servicios de WiFi, renta de bicicletas, actividades lúdicas y didácticas, talleres y transporte).

Morales Tirado indica que también, el objetivo es incluir a los vecinos en el turismo sustentable, que no sólo sean espectadores de como los grandes capitalistas del turismo “se llevan todo. Ahora ellos deben ser empresarios de su propio patrimonio”, indicó Morales. Para ello ya se trabaja con el Instituto Tecnológico Sanmiguelense, la Universidad Nacional Autónoma de México, la Universidad de Guanajuato y otras instituciones públicas y privadas.

Benigno Torres y el Consejo Coordinador

Torres es presidente del Consejo desde noviembre de 2015. Comentó en entrevista para Atención que el objetivo de esta organización es  crear políticas públicas que fomenten las mejores prácticas empresariales que se traduzcan en prosperidad para los sanmiguelenses. Remarcó que este consejo no tiene filiación política. A pregunta expresa sobre si buscaba alguna posición política indicó “más bien encontré lo que estaba buscando; oportunidades para trabajar en beneficio de los sanmiguelenses y estando en el Consejo busco trabajar. Aspiraciones políticas no tengo en los próximos seis años”. Agregó Torres que la organización que preside buscará reactivar el Premio a la Mujer Emprendedora y que actualmente trabajan para que todos los empresarios—micro, medianos y grandes—se unan a la formalidad “desde el vendedor de flores” indicó y pronto entregarán informe sobre el resultado.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove