La cuesta de enero

Por Jade Arroyo

Con el inicio del nuevo año, irremediablemente aumentan la inflación, y por ende, el costo de vida. Siempre es útil saber los precios promedios del mercado y tener un panorama del mercado bursátil, especialmente para poder sobrellevar la cuesta de enero.

México, al igual que el resto de América Latina, ha sufrido de inestabilidad política y económica, aunado a las crisis económicas y climáticas mundiales y al aumento del dólar, resulta en encarecimiento de productos básicos. Sin embargo, no todo es un pronóstico pesimista, el gobierno prometió bajar la gasolina desde el año pasado, con lo cual se pretende lograr un mayor crecimiento económico en 2016 y frenar la inflación. Atención te presenta un análisis general de los costos de combustibles y vida e inflación en México.

Aumento al salario mínimo

El Consejo de Representantes de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (CONASAMI) acordó de forma unánime aumentar 4.2 por ciento al salario mínimo para el 2016. De esta manera, al estar unificado el salario mínimo en todo el país, el salario básico en 2016 es de 73.04 pesos diarios.

El aumento se estimó en base a la inflación estimada del dos por ciento, de acuerdo con lo indicado por el Banco de México, lo que supuso que el poder adquisitivo del salario mínimo tendrá una recuperación de 4.80 por ciento, más del doble de la inflación señalada; de acuerdo a los pronósticos. Pese a que el salario mínimo se ha unificado en toda la República (previamente se dividía por zonas geográficas), el estado de Guanajuato siempre ha estado entro los estados con la paga más baja, y es una situación que premia aún en muchas empresas y lugares de trabajo.

La Canasta básica

Los precios de los principales alimentos básicos subieron desde octubre del 2015 debido al clima adverso y su impacto en el abasto de azúcar y aceite de palma, según informó la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

El índice de precios de los alimentos de la FAO es un índice ponderado con base al seguimiento de los intercambios comerciales de los cinco principales grupos de productos de alimentos básicos en los mercados internacionales: cereales, carne, productos lácteos, aceites vegetales y azúcar.

 

El incremento en los precios de la canasta básica han afectado seriamente la economía de las familias guanajuatenses, especialmente aquellas de escasos recursos, pues de acuerdo a las amas de casa, los salarios que perciben cada vez son menos suficientes para adquirir los alimentos básicos. Y es que en este último par de meses (desde finales de noviembre) los productos como arroz, huevo, tomate, frijol, chile y leche han sufrido un incremento en los precios de entre uno y cuatro pesos más por kilo. “Parece poco pero de peso en peso se junta y ya no alcanza para comprar otras cosas, antes con 500 pesos surtía mi despensa pero ahora me gasto hasta 700 pesos para comprar lo mismo… Ya no compro todo”, comentó la señora Santi Gómez.

Esta situación podría endurecerse debido al posible incremento al precio de la tortilla debido al aumento en el gas LP el segundo trimestre del año. Este alimento fundamental de nuestra dieta, podrían subir de los 10-14 pesos actuales, hasta los 18 pesos.

El pasado noviembre del 2015, integrantes de la Federación de la Masa y la Tortilla firmaron un convenio de colaboración con el Gobierno del Estado, a través del cual se busca homologar el precio de la tortilla en Guanajuato en 10 pesos. El gobernador pidió consumir los productos locales, como lo serán ahora las tortillas de maíz con el impulso de la producción local, que a largo plazo permita mantener el producto en 10 pesos. Se trata parte de la campaña “Compra lo Hecho en Guanajuato”, impulsada por el gobernador Márquez Márquez. “Se trata de estandarizar la calidad del producto, garantizar el abasto de la masa y la tortilla y sobre todo los industriales de la masa y la tortilla del estado de Guanajuato”, señaló el secretario de Desarrollo Económico. Aún falta la homogeneización de esta campaña en todo el estado de Guanajuato.

Petróleo y gasolina

El petróleo se vio nuevamente afectado, cayendo el precio del WTI a un mínimo desde 2004 de 32.10 dólares por barril, mientras que la mezcla mexicana de exportación se ubicó en 24.75 dólares por barril, nivel que pudiera estar ya por debajo del costo de producción.

A partir de 2016 se ha anunciado que la determinación del precio de la gasolina, en realidad su mecánica, cambiará. En este sentido, el IEPS dejará de ser variable para convertirse en un impuesto fijo que se ajustará anualmente al ritmo de la inflación 2016.

A consecuencia de lo anterior, por ejemplo la gasolina Magna tendrá dos cuotas: una de 4.16 pesos y otra de 38.68 centavos por litro. La primera será para el fisco federal; la segunda para los estados y municipios en términos de la Ley de Coordinación Fiscal.

Sin embargo, el IEPS no es lo que definirá el precio de la gasolina al consumidor final. Durante 2016 y 2017 operará un sistema híbrido sustentado en dos ejes cuya determinación corresponderá por completo al Secretario de Hacienda.

La Ley del IEPS prevé una doble mecánica para fijar el precio de la gasolina al consumidor final. El primero de ellos es una banda de valores mínimos y máximos que operará como garantía, tanto para el gobierno federal como para los consumidores, de que los precios no rebasarán ciertos rangos.

A modo de ejemplificar, si durante 2016 el precio mínimo para la gasolina fuese de 11 pesos y el máximo de 15 pesos por litro, el precio en el que la compraríamos no podría ser menor ni mayor a esos valores. Según el Banco de México (Banxico) se trata de un sistema adecuado y pertinente para que en 2016 los precios de las gasolinas aumenten como máximo tres por ciento, pues limita las presiones al alza sobre la inflación. Los precios de la gasolina actuales son: Precio Magna 13.16, precio Premium 13.98, precio Diésel 13.77.

Divisas y la inflación

Por su parte, el tipo de cambio alcanzó un nuevo máximo histórico de 18.03 pesos por dólar. Un aumento de la paridad cambiaria del peso contra el dólar podría tener implicaciones en la inflación, ya que hay bienes de importación que pudieran registrar alzas, aseguró el presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco), Enrique Solana Sentiés.

Dijo que habrá que estar al pendiente de lo que ocurra con el tipo de cambio, porque si bien no es muy factible que se mantenga en 18 pesos por dólar, hay otros factores que complican el año.

Sin embargo, en estas primeras semanas del año hay ofertas y mercancía en liquidación porque los comerciantes quieren eliminar los inventarios, además está la baja de los precios de la gasolina y de las tarifas eléctricas.

“No quiero decir que el año va a ser fácil, veo que se está complicando”, aseguró en su mensaje con motivo del inicio del 2016. Explicó que en las próximas semanas se reunirá con el titular del Servicio de Administración Tributaria, a fin de plantearle esquemas para lograr que baje la informalidad y se empuje más el Régimen de Incorporación Fiscal.

Históricamente, dijo, la primera semana de enero se caracteriza por un bajo volumen de operaciones, pero en el 2016 el volumen se ha reactivado rápidamente como consecuencia de que las empresas han reaccionado al incremento del tipo de cambio. A pesar de las depreciaciones del peso y de la situación de importación china, se espera que la economía mexicana muestre en el 2016 un incremento ligeramente mayor al del 2015, ya que México muestra una mayor correlación con la economía estadunidense, la cual se espera que crezca este año alrededor de 2.5 por ciento.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove