Una tumba digna de reyes en la Parroquia

Por Atención

¿Do vas, sanmigueleño apresurado?
Vuelve los ojos al lugar sombrío que encierra las cenizas de tu amado
¡Oh no lo mires con semblante frío! Déjale de tus lágrimas regado
Cual queda el musgo del rocío. Llora, sí, pues en él –soy testigo se halla tu cura y tu mejor amigo.
Epitafio para el Rvdo. Francisco de Uraga (1830)

En el entrepiso de la Parroquia, hay una antigua cripta, construida a mediados del siglo 19, cuya decoración se atribuye al arquitecto guanajuatense Francisco Eduardo Tresguerras, que se supone trabajó en ella alrededor de 1830. Cuando Maximiliano de Habsburgo, emperador de México de 1864 a 1867, visitó San Miguel el 14 septiembre de 1864, en su camino para asistir a las Fiestas Patrias en Dolores Hidalgo, dijo de ella que era “una tumba digna de reyes”.

La cripta parroquial permanece cerrada todo el año y sólo se abre durante la temporada de muertos –que este año será los 1 y 2 de noviembre. Este año el 1 de noviembre es domingo y por eso la entrada a la cripta probablemente estará cerrada ya que hay misa cada hora. El lunes 1 de noviembre abrirá de 10am-7pm—cerrada durante las misas.

¿Quién está enterrado en la cripta parroquial?

Varios personajes destacados, representativos de 250 años de historia de San Miguel, están enterrados en la cripta parroquial. Bajo una ventana, está la tumba del padre Juan Manuel de Villegas, párroco de 1736 a 1776, quien fuera también comisionado de la Santa Inquisición en San Miguel. Como párroco, Villegas estampó su firma en el acta de nacimiento de Ignacio Allende, resguardada en los archivos parroquiales. Fue enterrado originalmente en el cementerio parroquial, pero sus restos mortales estuvieron entre los que fueron cambiados a la cripta en 1842. Desafortunadamente su tumba no tiene lápida.

Otros de los restos mortales son los del padre Francisco de Uraga, muerto en 1830, quien fuera párroco al momento del estallido de la guerra de Independencia. Antes, había sido conspirador junto con Allende y sobrevivió para ver el nacimiento de México como país independiente. Su lápida ostenta el epitafio citado al principio de este artículo.

El padre Remigio González y su hermano Felipe también están enterrados en la cripta parroquial. El padre Remigio murió en 1837 y sus restos fueron trasladados a la cripta en 1842. Fue capellán del Santuario de Jesús Nazareno en Atotonilco, en donde recibió a Allende, a Hidalgo y al resto del ejército insurgente, el 16 de septiembre de 1810, cuando una de las beatas que atendían el Santuario entregó a los insurgentes una imagen de la Virgen de Guadalupe. El padre Remigio fue también quien esculpió la trágica y venerada imagen del Señor de la Columna, que está actualmente en Atotonilco y que visita cada año San Miguel en los días previos a Semana Santa. Su hermano Felipe fue conspirador y fue quien aconsejó a Allende que invitara a Hidalgo a encabezar la insurrección.

Uno de las tumbas más famosas de la cripta es la del presidente mexicano Anastasio Bustamente, quien al principio luchó en contra de los insurgentes, pero después se unió a Agustín de Iturbide para consumar la Independencia. Asumió la presidencia de México en 1830, pero tuvo que dejar el cargo en 1833 por las protestas en su contra por al asesinato de Vicente Guerrero que él ordenó. Ocupó de nuevo la presidencia de 1837 a 1839. Se retiró y vino a vivir a San Miguel en donde murió en 1853, en la casa que fuera propiedad de la familia Sautto, en la calle de San Francisco 38. Según sus propios deseos, se le sacó el corazón, que fue depositado en la Catedral Metropolitana de la ciudad de México, junto a los restos de Agustín de Iturbide. Su cuerpo está enterrado en la cripta parroquial

Otros personajes importantes que están enterrados en la cripta son el presbítero José María Busce y Allende, sobrino de Ignacio Allende; el coronel Juan Caballero de Acuña, sanmiguelense que luchó en la batalla contra los franceses en Puebla, el 5 de Mayo de 1862; e Ignacio Hernández Macías, suprema autoridad en San Miguel durante el Porfiriato, y fundador del Parque Benito Juárez. Hernández Macías murió en 1920.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove