Baile, color y diversión

Por Jesús Aguado

De San Miguel hasta Campeche, yendo hasta Chihuahua, Nuevo León y de regreso, fue el viaje que los sanmiguelenses disfrutaron con el Ballet Folklórico Representativo de San Miguel de Allende.

El ballet celebró su cuarenta aniversario con un amplio programa cultural, en el que invitaron a brindar exhibiciones públicas a ballets del norte del país, del centro y del sur. Sin embargo, este grupo formado en 1975 por la maestra Gloria Rodríguez Navarrete, decidió hacer un cierre espectacular, lleno de tradición, color, tradición, música y claro, folklor.

Los bailes fueron desde los prehispánicos, hasta los locales como el de hortelanos—que se baila a ritmo de tambor y chirimía—o el torito en el que al sonido de una flauta: un diablo, una loca y otros personajes torean a un buey hecho de cartón.

Los bailes fueron cambiando de vestimenta, bailarines, música y región. Sin embargo el momento más emotivo fue cuando sobre el escenario del teatro apareció la banda de Los Hermanos Aguascalientes para tocar la música en vivo de Nayarit, un momento de cierre en el que los danzantes invitaron incluso al público a bailar, al momento que otros aparecieron en el escenario cargando coloridos pescados y estrellas de mar, hechos de papel.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove