¿Quién es Tomás Bürkey?

Por Tomás Bürkey

Soy un artista multidisciplinario chileno-norteamericano (gringo-latino), y desde temprana edad pude desarrollar mi sensibilidad artística asistiendo al famoso School for Creative and Preforming Arts, de Cincinnati. Ahí fue donde pude desarrollar y guiar mis capacidades creativas. Fui padre a los diecinueve años, suceso maravilloso que me marcó. En Chile, realicé varias exposiciones y pude conocer muchos amigos artistas; la madre de uno de ellos tenía capacidades y conocimientos antiguos, me uní a esa familia y eso me motivó a entrar en el camino del chamanismo, tema de muchas de mis obras pictóricas.

Arte
Obra selecta de Tomás Bürkey
Galería Muvarte
Prolongación Valle Alcocer 32
A un lado de SAPASMA

Tomé conciencia de que de mis manos emanaban energías y una luz fuerte; podía verlas, y proyectarlas. Fue en esta época que me di cuenta del fuerte lazo entre el arte y el espíritu, por lo que decidí aplicarlo en mi obra. De los 19 a los 26 años tuve la suerte de conocer un gran maestro, el pintor chileno Sergio Soza dueño de un conocido taller y de una gran sensibilidad poco comprendida por el medio artístico.

Fue ahí donde realmente pude aplicar técnicas de dibujo, pintura y escultura de manera libre e independiente y ¡no académica! Pude apreciar culturas antiguas y su intima relación con el proceso creativo-artístico. Aprendí conocimientos considerados “ocultos”. Sin embargo sentía que necesitaba explorar otros mundos por lo que viajé a Europa, y después a los Estados Unidos lugar que yo consideraba la meca del arte: New York. Llegué a la ciudad un buen día con la ilusión de vivir “el gran arte” y una maleta llena de cuadros. Tuve mucha fortuna en NY, gané muy buenos clientes, con quienes tengo relación hasta hoy. Fueron años muy excitantes, pues aprendí a mover mi obra, valorarme como artista y conquistar un lugar en el mundo. Llegué a hacer más de 800 obras, vendí en la calle y rápidamente en galerías de muy buen nivel.

A pesar de todo, sentí que algo empezó a faltar en mi vida, ese motor, esa pasión y misticismo que solo me da Latinoamérica. Como artista, supe que me tenía que mover, amigos y familia me hablaron de las maravillas de un lugar llamado San Miguel de Allende, dos semanas después, y sin nunca antes haberlo visto, estaba instalado y viviendo aquí. En la actualidad, tengo este lugar como mi base y he proseguido mi ampliación de capacidades artísticas. Tuve la fortuna de ser abuelo a los treinta y nueve años, Antonia es mi inspiración divina. Me di cuenta que es importante compartir lo que he aprendido no sólo en el arte, sino también en las relaciones humanas, decidí compartir sesiones en forma de consultas, utilizando el Tarot y el arte como instrumento de sanación. El arte es verdadero portal de la conciencia, es siempre medicina en potencia. Los Hopi usan mándalas en sus rituales de curación hasta el día de hoy. El artista debe considerarse siempre como un hombre de medicina y no sólo como un entretenimiento para los demás. La galería, el auditorio, o incluso la calle, son lugares sagrados de sanación.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove