photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

La creación de una artista

Por Jim Heinrich

En una ocasión Dulce Heinrich recibió para su cumpleaños un regalo de parte de su hijo Peter, y Angie, su nuera. Cuando Dulce abrió la caja su quijada cayó al suelo pues dentro se encontraban algunas herramientas desconocidas cuyos nombres no supo hasta después: pinzas para quitar la rebaba, pinzas con ruedas, cortador de vidrio. También habían algunos azulejos y vidrios rotos y un costalito de boquilla. Con los ojos abiertos como platos y una sonrisa inocente, Dulce alcanzó a balbucear “ah…gracias, supongo”.

En ese momento ella no se dio cuenta que estaba a punto de emprender una aventura en la mitad de su vida dentro del mundo del arte. Peter y Angie, quienes recientemente habían empezado a crear mosaicos, le enseñaron a Dulce lo básico y unos pocos meses después, los tres estaban estudiando cómo hacer los intrincados mosaicos bizantinos en la Escuela de Arte de Mosaico en Ravenna, Italia, una de las escuelas de arte más reconocidas en el mundo. Mientras estaba en Europa, Dulce tuvo también la oportunidad de estudiar mosaicos históricos originales en Italia, Francia, Portugal y España.

 

Tal como Angie le había advertido, hacer mosaicos podía ser algo adictivo y muy pronto Dulce se enganchó, especialmente cuando descubrió que ella podía desarrollar su pasión artística. Entonces ella ofreció ayudarle a un amigo quien tenía planeado una exhibición de joyería tradicional mexicana en Eureka, California, haciendo algunos mosaicos para proveer color y fondo a las blancas paredes del lugar. ¡Los mosaicos de Dulce se vendieron como pan caliente!

Desde entonces los mosaicos de Dulce han sido exhibidos y vendidos en Oregón, el norte de California, así como en México. El gobierno municipal de Nayarit, la comisionó para hacer una réplica en mosaico del escudo del Estado, el cual se regaló a su ciudad hermana en el estado de Illinois, EUA.

En Nayarit, trabajó con los niños de La Casa de los Niños, una asociación de beneficencia no lucrativa de la cual ella es cofundadora, para hacer un mosaico en la barda de contención a la calle en la escuela primaria. Por varios años, las ganancias de la venta de muchos mosaicos que ella hizo se destinaron al apoyo de esta organización.

Ahora que vive en San Miguel, Dulce piensa que ha encontrado el lugar perfecto en el cual puede expandir y compartir sus conocimientos artísticos a través de talleres y exposiciones, así como exhibiciones de su obra en establecimientos locales. Ahora mismo, por ejemplo, se encuentran a la vista muestras de sus mosaicos en el Restaurante Lolita y Café Arte Muro, donde se puede disfrutar una comida excelente en un ambiente placentero y acogedor. dulceheinrich@hotmail.com.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove