photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Pendiente construcción de autopista Bicentenario, se amparan comunidades

Por Jesús Aguado

Han pasado casi cinco años desde que se anunció la construcción de la Autopista Bicentenario, que conectaría a San Miguel de Allende no únicamente con Guanajuato capital sino con Silao y el Aeropuerto Internacional del Bajío.

Desde entonces los más de 2,500 millones de pesos que se aplicarían a la construcción están en pausa, pues los habitantes de la zona han logrado interponer un amparo para evitar su construcción, y aunque ya se ha propuesto una nueva ruta para la carretera, en el camino ha aparecido un nuevo enemigo contra ésta, el asesino silencioso que habita en la comunidad de Tierra Blanca: la erionita potásica que según indican estudios de la UNAM, es la principal causa de muerte en la comunidad debido a que provoca cáncer de pulmón, mesotelioma maligno, y más tarde, la muerte.

Desde que el gobierno del estado y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) hicieron el anuncio del proyecto de construcción de la carretera en 2010; activistas sociales y habitantes de las comunidades indígenas por las que cruzaría esta vía de comunicación, se pronunciaron en contra—no de la construcción—sino del trazo de la carretera, debido a que de los ocho trazos que había diseñado la Secretaría de Obra Pública (SOP) en conjunto con la SCT, “Eligieron el peor,” ya que el desarrollo impactaría negativamente a más de 70 bienes arqueológicos prehispánicos, 20 yacimientos paleontológicos y 20 comunidades indígenas con sus costumbres y tradiciones; además de la ruta de aves migratorias.

El amparo

El 2 de julio de 2013, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes publicó una licitación para la construcción del proyecto carretero y el gobernador del estado, Miguel Márquez, informó que el fallo se emitiría el 17 de septiembre de ese mismo año; para que la construcción comenzara en enero de 2014 y la autopista estuviera operando a partir del año 2016. Sin embargo, Magdaleno Ramírez, re-presentante de las comunidades indígenas, con el apoyo de sanmiguelenses y los habitantes de las comunidades que se verían afectadas, interpuso un amparo en contra del trazo de la carretera y dos meses después un juez federal ordenó la suspensión de la licitación.

Finalmente, este año, el juez segundo de distrito, Roberto Suárez Muñoz, resolvió amparar a Magdaleno Ramírez. La resolución del juez segundo de distrito indica que: “Antes de que se emita alguna licitación para la construcción de la carretera, se dé intervención a las comunidades indígenas otomíes de San Miguel de Allende a través de sus representantes o autoridades tradicionales para que se les informe sobre la construcción de la carretera, se les dé participación y se determinen las consecuencias sobre sus derechos indígenas con motivo de la edificación de la misma y puedan emitir su opinión informada con respecto a ello”.

Después de la resolución del juez, Ramírez volvió a aclarar que no están en contra de la construcción, sino del trazo, pues, “causaría daños irreversibles a las zonas arqueológicas y al patrimonio intangible de las comunidades y al medio ambiente”. Continuó diciendo que la construcción del trazo propuesto por la SOP “Generaría una destrucción muy grande en términos sociales, antropológicos, ecológicos y sobre todo en nuestros caminos ancestrales. Esa construcción vendría a destruir una vida histórica milenaria”.

Aunque el amparo no es definitivo—Magdaleno indicó estar contento pues las comunidades seguirán conservando su historia. “Por ahora lo que nos preocupa,” señaló, “Es el problema de salud de la comunidad de Tierra Blanca, en donde la gente se muere por el cáncer de pulmón o mesotelioma.” Este cáncer es causado por un mineral que de acuerdo con estudios del Instituto de Geociencias de la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México—es una beta de erionita potásica. “La salud es prioritaria, queremos que el gobierno se enfoque en estudios científicos para evitar más muertes en la comunidad de Tierra Blanca; después que vengan las obras”, indicó Ramírez.

En agosto de 2014, cuando el gobernador Miguel Márquez visitó San Miguel comentó que la autopista se construiría a pesar de intereses particulares y que si no se hacía, la historia se encargaría de juzgar a quienes están en contra. Al respecto, Ramírez comentó que como indígenas, ellos no tienen intereses particulares, más bien tienen el interés general de que se les respete, se les tome en cuenta en las decisiones que los impactan.

Ahora que ya iniciaron las campañas políticas que concluirán el 7 de junio con la elección de diputados estatales, federales y ayuntamientos, Ramírez dijo que espera que los candidatos no tomen la problemática indígena como bandera política y que no traten de comprar su voto. Aclaró que ya cuando haya ganadores él y los habitantes de las comunidades indígenas se acercarán a los que triunfaron en las elecciones para que los apoyen. Lo anterior, debido a que solamente ganaron esta batalla en la primera instancia, pero la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, así como el gobierno estatal, aún puede inconformarse y la siguiente resolución será la definitiva, “Esperamos que esto sea definitivo para que no vivamos ante la incertidumbre del posible daño a nuestras comunidades”.

La autopista es necesaria

Empresarios de San Miguel han manifestado su apoyo a la autopista del Bicentenario, entre ellos Juan José Álvarez Brunel, quien junto a otros empresarios se reunieron con el entonces alcalde Mauricio Trejo y el secretario de Obra Pública del estado, José Arturo Durán Miranda, quienes explicaron que la Secretaría de Obra Pública estaba trabajando para cambiar el trazo de la vía de comunicación y no impactar el patrimonio de las comunidades indígenas como Cruz del Palmar.

En entrevista, Javier Álvarez Brunell, presidente del Consejo Coordinador Empresarial de San Miguel, dijo que en la presentación que realizó el secretario de la SOP, constataron que la nueva traza que propone la secretaría deja de impactar a las comunidades indígenas. Álvarez también dijo que ellos, como empresarios, querían conocer por qué se ha retrasado el proceso de construcción, ya que la vía de comunicación entre Guanajuato y San Miguel de Allende debe ser mejorada, no únicamente para los sanmiguelenses que se mueven por la ruta, sino para los turistas que decidirían tomar esa vía para llegar con mayor seguridad y menos tiempo del aeropuerto internacional del bajío, BJX, a San Miguel. “La carretera actual tiene un ancho reducido y representa un peligro para la circulación. La nueva carretera sería una alternativa para visitantes y el comercio”, dijo.

El representante de los empresarios sentenció que “El desarrollo de San Miguel no puede estar supeditado a grupos particulares”,  y dijo que la ciudanía debe informarse del tema para que su criterio sea más acertado.

En contexto

En diciembre de 2010, el gobierno del estado de Guanajuato y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes acordaron concesionar la “Autopista Bicentenario”, que tendría una inversión de 2 mil 500 millones de pesos. Ese mismo mes, el entonces gobernador Juan Manuel Oliva, informó que esta carretera tendría una extensión de 80 kilómetros con dos carriles de circulación; comenzaría en Silao, pasaría por Guanajuato, entroncaría con la carretera a Juventino Rosas, desembocaría en la ca-rretera a Dolores por el Xoconoxtle para concluir en San Miguel de Allende. Oliva Ramírez anunció que la construcción potenciaría el desarrollo regional al conectar el corredor industrial y que  además mejoraría el triángulo dorado del turismo, formado por Guanajuato, Dolores y San Miguel.

Finalmente, el 2 de julio de 2013, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes publicó la licitación para la construcción del proyecto. El gobernador Miguel Márquez informó que el fallo se emitirá el 17 de septiembre próximo. La construcción debía comenzar en enero de este año y operaría a partir del año 2016 (no se precisó la fecha).

Entre tanto, el 22 de julio de 2013, el representante de los pueblos indígenas interpuso un amparo en contra del trazo de la carretera y dos meses después un juez ordenó la suspensión temporal de la licitación.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove