El dilema entre reubicar una comunidad completa o seguir recomendaciones

Por Jesús Aguado

Aunque ya la Secretaría de Salud del Estado informó que el problema de cáncer en Tierra Blanca no se debe a la erionita, pues no está probado, activistas locales insisten en que las autoridades de ningún orden les ha prestado interés debido al año electoral; aún así, presentaron algunas acciones que deben tomarse para disminuir las muertes por cáncer de pulmón o reubicar la comunidad.

Recientemente se realizó una reunión en la ciudad con representantes de las 27 comunidades indígenas, con el objetivo de informar sobre el estado que guarda la posible construcción de la autopista bicentenario, que se dijo desde el inicio; impactaría zonas arqueológicas y naturales además de usos y costumbres de la región por donde cruzaría en San Miguel. La autopista está suspendida hasta ahora, aunque en Septiembre de 2014 el gobernador Miguel Márquez sentenció que la vía de comunicación que conectaría con el corredor industrial del bajío, se construiría incluso en contra de intereses particulares.

En esta reunión también estuvo presente el investigador del Instututo de Geociencias de la UNAM, el doctor Marcos Ortega, quien ha dicho que los casos de muerte constante en la comunidad indígena de Tierra Blanca de Abajo, se deben a la presencia de un mineral volcánico denominado erionita, que se instala en el revestimiento de los pulmones y más tarde causa cáncer y muerte.

En esta asamblea, el activista César Arias informó que con regidores del Ayuntamiento, se acordó el año pasado que en enero de 2015 se realizaría una reunión con autoridades municipales, estatales y sobre todo habitantes de Tierra Blanca, sin embargo esa asamblea se suspendió y por ello los exhortó a que olviden ahora el año electoral y se concentren en atacar el problema de salud que se presenta en Tierra Blanca, donde en enero falleció Vicenta Delgado, última víctima de cáncer en la comunidad—aunque el doctor Martín Millán de la Jurisdicción Sanitaria II en San Miguel, informó que la muerte no fue por cáncer de pulmón sino de mama.

Heleno Ramírez, habitante de la comunidad, y viudo de Delgado, comentó que las autoridades no se preocupan por el problema de salud y que cuando menos, deberían tener consideración y cubrir los gastos funerarios de las víctimas, teniendo en cuenta que la principal actividad de los residentes del lugar es la albañilería, la cosecha de temporal y la extracción de arena.

El Dr. Marcos Ortega presentó por su parte una serie de opciones que deben considerarse contra reubicar a los habitantes. Entre esas opciones se encuentran: la reforestación del área para evitar la volatilidad del mineral; construcción de casas con material diferente al adobe—que guarda en su composición la erionita—cubrir con tepetate o empedrar las calles y aislar la veta del mineral que se encuentra a unos tres kilómetros al norte de la población.

Ortega también dijo que se deben tomar consideraciones médicas como un programa de atención a corto, mediano y largo plazo—que según Martín Millán, ya existe—además de mantener un registro “fidedigno” de las defunciones.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg  photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove