photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

La UNAM en San Miguel, proyecto que no se concreta

Por Jesús Aguado

La extensión de la UNAM tiene poco espacio para sus actividades y mucho menos ahora que las oficinas de Casa de la Cultura se mudaron al edificio de Mesones 71, inmueble que comparten. El ayuntamiento donó más de cuatro hectáreas a la UNAM, sin embargo la institución no tiene certeza jurídica sobre el predio debido tramitología—del municipio y de la institución.

Cuando se comenzó a restaurar el edificio de Mesones 71 por la administración 2009-2012 encabezada por Luz María Núñez, se dijo que sería el espacio que albergaría las oficinas de Casa de la Cultura que se encontraban—desde hace 14 años—en el Chorro. En esa casa se invirtieron 12 millones  de pesos para cambiar los techos, pisos, instalaciones hidráulicas, eléctricas y sanitarias. El espacio cuenta con un auditorio para 120 personas. Aunque se había planeado el edificio para las oficinas de Casa de la Cultura durante la administración de Núñez, el actual alcalde Mauricio Trejo prestó gran parte del segundo piso a la UNAM, que inició con cursos de idiomas el 25 de junio de 2013.

Cuando Trejo atrajo a la UNAM a San Miguel de Allende, se dijo que el proyecto incluiría la apertura de una preparatoria, sin embargo, el director de la extensión en San Miguel, Francisco Ramos, dijo que eso sería en una fase ya muy avanzada, pues de construirse un edificio éste incluiría aulas (para albergar los cursos que ya ofrecen), auditorio y espacios recreativos.

Ramos indicó que la transición del predio no se ha concretado entre la UNAM y el municipio debido a los protocolos que ambos entes deben seguir. Ramos aclaró que la UNAM ya ha enviado ingenieros al terreno y están trabajando en un proyecto ejecutivo “pero no se puede invertir hasta que se dé la transición”, aclaró. No hay un plazo para la conclusión de los trámites, indicó.

Por otro lado, desde el año pasado las oficinas de Casa de la Cultura se mudaron al mismo edificio de Mesones, y este año comenzó a darse mantenimiento al edificio del Chorro por primera vez en 15 años. El arquitecto Édgar Bautista, director de Desarrollo Urbano, dijo que se están cambiando aplanados que fueron dañados por la humedad del lugar así como los marcos de cantera de las puertas. También se da mantenimiento a los techos que están agrietados por la vegetación del lugar. En el proyecto se invierte un millón de pesos del INAH y los trabajos concluirán a inicios de abril.

Actualmente se desconoce el uso que se dará al Chorro, pero “esperen una sorpresa” dijo Bautista, aclarando que lo que se pretende es tener un espacio vivo, en el que haya actividades diarias durante 18 horas del día.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove