photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Autos hechos para competir

Por Jesús Aguado

Desde hace 12 años, MH Racing se ha dedicado a fabricar vehículos para pilotos expertos; recientemente el coche con la frase “No se raja bajo presión” ganó la carrera Panamericana con el exfórmula Uno Erick Comas e Isabelle de Sadeleer.

Eva y Max Helstrom llegaron de Suecia a México hace unos 18 años con el objetivo de participar en la Carrera Panamericana: seis años más tarde, Max decidió seguir su pasión “fabricar coches de carreras”. Así fundó en San Miguel, la creciente empresa que ensambla los carros que quieren manejar pilotos suizos, alemanes, franceses y mexicanos—Stig Blomqvist, Ricardo Treviño, Michael Jourdain o Harri Rovanpera.

En los talleres de MH Racing, los carros comienzan a ensamblarse “desde cero”, equipándolos con la tecnología más avanzada para seguridad de los pilotos y con motores que les dan una velocidad de hasta 340 kilómetros por hora.

Eva Helmstrong se siente orgullosa de haber fundado esta compañía, ya que además todas las personas que trabajan en ella son sanmiguelenses quienes aportan ideas para hacer de la empresa una fábrica de clase mundial.

La Carrera Panamericana es, de acuerdo a su página electrónica, una de las más peligrosas del mundo. Cubre 3,144 kilómetros y cruza México desde Tuxtla Gutiérrez Chiapas hasta Durango. Comenzó en 1950 y se realizó por cuatro años consecutivos, sin embargo debido a las muertes y accidentes se canceló, hasta 1988, cuando fue revivida.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove