Actualización en el caso Ayotzinapa

Por la redacción

La indignación por el caso de los 43 estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa (Río de Calabacitas) Guerrero ha ido creciendo después de las declaraciones del Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, sobre el hallazgo de los restos óseos calcinados de personas que podrían coincidir con los estudiantes.

Como aún no se ha confirmado que sean ellos, la Procuraduría entonces los seguirá declarando, para efectos de investigación, como “desaparecidos.”

Debido a ésto, familiares de las víctimas y activistas, han negado la versión oficial y han convocado a un “paro nacional” que sería el 20 de noviembre, fecha en la que se cumple el 104 aniversario de la Revolución Mexicana. Esta convocatoria sigue creciendo en redes sociales.

“Cansancio” de las autoridades

Murillo Karam se ganó el descrédito de la sociedad después de declarar que estaba “cansado” cuando periodistas quisieron hacerle más preguntas sobre el caso. Los mexicanos, entonces, arremetieron contra éste en redes sociales.

Al siguiente día de ese anuncio, el 8 de noviembre, se llevó a cabo otra marcha en la ciudad de México, en la que los manifestantes siguieron con las consignas “vivos se los llevaron, vivos los queremos.” Con el paro planeado para el 20 de noviembre se pretendería tomar las instituciones, y aeropuertos y paralizar todas las ciudades.  La propuesta para el paro señala “no más muertes a causa de funcionarios públicos.” Aunque a la fecha no hay nada definido sobre la estructura del paro, se está invitando a la gente a no trabajar, ir a la escuela, no comprar nada y no ver televisión. Algunas propagandas aluden a que el presidente Peña Nieto deberá renunciar antes del 1 de diciembre de este año.

Un desafortunado camino hacia la muerte

Un sobreviviente del caso, señala que el 26 de septiembre, los estudiantes normalistas de Ayotzinapa tomaron dos camiones para llegar a la ciudad de Iguala donde tomaron dos camiones más para realizar algunas prácticas  en la Costa Chica de Guerrero, además de enviar un grupo a México para la conmemoración del 2 de octubre, fecha en la que se conmemora la matanza de estudiantes en Tlatelolco.

En Iguala, el alcalde José Luis Abarca ordenó a policías municipales la contención de los estudiantes, suponiendo que se dirigían a protestar en contra del informe de actividades del DIF que presidía su esposa María de los Ángeles Pineda. Así en la afrenta murieron tres normalistas, 43 desaparecieron y 25 resultaron heridos.

Los 43 detenidos fueron llevados, indica la PGR, a la estación de policía de Iguala, para después trasladarlos a un punto entre Iguala y Cocula en donde fueron entregados a quienes los ultimaron y después calcinaron. La investigación fue atraída hasta el décimo día, debido a que la Procuraduría de Guerrero declaró su incompetencia en el caso. En el país se realizaron varias marchas para exigir al gobierno su búsqueda, en San Miguel de Allende se realizaron dos.

Finalmente el 7 de noviembre, el procurador de la República, Jesús Murillo Karam , indicó que para la identificación de los restos, los equipos forenses recomendaron que los estudios se realicen en los laboratorios más especializados del mundo; por ello, se acordó realizar los estudios mitocondriales en la Universidad de Innsbruck en Austria. Por la extrema calcinación de los restos, los expertos han señalado que no se puede indicar una fecha para la entrega de los resultados. La Presidencia de la República publicó íntegra la rueda de prensa del procurador en https://www.youtube.com/watch?v=QNcfdHUiP8c

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg  photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove