No quiero dormir sola, de Natalia Beristain en el Teatro Santa Ana

Por Jesús Ibarra

Natalia Beristain

Película
La Biblioteca de San Miguel de Allende presenta:
No quiero dormir sola
Sáb, Nov 15, 6pm
Teatro Santa Ana
La Biblioteca
Reloj 50A
La directora Natalia Beristáin platicará con el público después de la función
Entrada libre

Natalia Beristáin, es una joven directora mexicana, egresada del Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC). Es hija de los actores Arturo Beristáin y Julieta Egurrola, ambos de gran trayectoria, y sus abuelos fueron Luis Beristáin (quien trabajó con Luis Buñuel en El ángel exterminador) y Dolores Beristáin (recordada por la película El secreto de Romelia). Ha trabajado como directora de casting, asistente de dirección y continuista en largo y cortometrajes y series de televisión, además de haber dirigido ella misma algunos cortos. La película No quiero dormir sola, que se presentará en el Teatro Santa Ana el próximo 15 de noviembre, con motivo del 60 aniversario de La Biblioteca, es su ópera prima. Beristáin, quien platicará con el público después de la función, concedió una entrevista exclusiva para Atención.

Jesús Ibarra: Natalia, ¿el hecho de pertenecer a una familia de actores influyó en tu decisión de dedicarte al cine?

Natalia Beristáin: Supongo que sí, mi familia me encaminó, aunque primero en el teatro no encontré lo que el cine sí me permitió, una manera de expresión, y así decidí que mi camino era la dirección.

JI: ¿Cómo surge la idea de realizar No quiero dormir sola?

NB: Parte de un momento en que se daban dos cosas en mi vida. Al terminar la carrera en el CCC, estaba dirigiendo un ejercicio de tesis con una historia sobre una actriz que tenía problemas de memoria. A la vez, mi abuela, Dolores Beristáin, sufría de demencia senil y cuando tuvo un episodio clínico muy fuerte y fui la única pariente que pudo estar a su lado en ese momento. La película mezcla un poco la realidad y la ficción.

JI: ¿Cómo fue que te decides por Adriana Roel para protagonizar la película?

NB: En algún momento, mientras yo escribía el guion, mi intención era que lo hiciera mi abuela, pero de hecho murió un año antes de que pudiéramos filmar la película. En ese momento, yo no tenía actriz. Como realizadora, el haber tenido a alguien en mente para un papel y después quedarme sin actriz, fue difícil. A Adriana la conocía por la Compañía Nacional de Teatro, de donde yo era gerente de elenco. La había visto en un homenaje a Víctor Hugo Rascón Banda interpretando a una mujer polaca, alcohólica, que se pierde en un tren, y cuando la vi, dije: “es ella”. La mandé el guión y a los tres días ya lo había leído y me preguntó: “Cuando empezamos”.  Adriana fue absolutamente generosa conmigo. Ella es una actriz experimentada y yo una directora novel, lo fue el equilibrio de la balanza. Supo cómo ponernos en igualdad de conocimientos. Ella tenía muchos años de no hacer un protagónico en cine, sólo participaciones pequeñas.

JI: ¿Cómo escogiste a Mariana Gajá para interpretar a la nieta?

NB: Algunos sugieren que no se debe escribir un personaje con alguien en mente para interpretarlo, pero yo no puedo hacerlo.  Mariana trabajó conmigo en el ejercicio de tesis y siempre la tuve en mente para el personaje. Tiene una gran capacidad para formar y formatear un personaje.

JI: Háblanos de los premios que ha obtenido la película

NB: Primero, en 2012, fue seleccionada para ser exhibida en la Semana de la Crítica, en el Festival Internacional de Cine de Venecia, junto con otras seis óperas primas de Italia, Rumanía, Alemania, China, Bélgica y Suecia. Después ganó la el premio a la mejor película mexicana en el Festival Internacional de Cine de Morelia, 2012, con lo que se abrieron las oportunidades para que la película continuara con vida por un buen rato. Dos años después seguimos viajando con la película. En julio de 2013, ganó el Premio del Jurado, en el 5to. Festival de Cine de Durango. Después, en abril de este año, ganó el Yellow Robin Award en el Festival Internacional de Cine de Rotterdam-Curazao, sobre otras cuatro cintas de Trinidad y Tobago, Bahamas, Cuba y Jamaica. Este premio apoya a realizadores de México, Latino América y el Caribe y consistió en un premio en efectivo y una selección para exhibirse en el próximo festival. Finalmente, Adriana Roel ganó el Ariel a la mejor actriz, y la película estuvo nominada para mejor película; mejor coactación femenina Mariana Gajá; mejor guión original y mejor ópera prima.

No quiero dormir sola es un drama moderado e intimista sobre la soledad, los recuerdos y los lazos familiares. La vida de Amanda (Mariana Gajá)  cambia radicalmente cuando debe de hacerse cargo de su abuela Dolores (Adriana Roel), una actriz retirada y alcohólica que ahora vive de sus glorias pasadas.  Después de un difícil comienzo, ambas mujeres descubren que tienen más en común de lo que se imaginaban.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove